Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 06:04

Morales dice que si fuera dirigente sindical se opondría al alza carburantes

por 30 diciembre 2010

Morales dice que si fuera dirigente sindical se opondría al alza carburantes
"Si fuera dirigente, yo también haría eso, entiendo la situación del dirigente sindical. Pero si somos realistas, eso es permitir que el Estado pierda plata", dijo en rueda de prensa el mandatario.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó hoy que si fuera dirigente sindical se opondría al alza del precio de los principales carburantes, como lo hacen este jueves varias organizaciones en otra jornada de protestas que comenzó con un paro parcial de transportistas en las ciudades.

"Si fuera dirigente, yo también haría eso, entiendo la situación del dirigente sindical. Pero si somos realistas, eso es permitir que el Estado pierda plata", dijo en rueda de prensa el mandatario.

El gobernante aún encabeza a los sindicatos de productores de coca de la zona del Chapare, aunque varias veces ha explicado que se trata de una designación simbólica.

Morales dio anoche un mensaje en el que defendió el alza de los carburantes y anunció un aumento salarial de 20% para los sectores de la Policía, las Fuerzas Armadas y los trabajadores médicos y maestros del Estado, que son el grueso de los funcionarios públicos.

En el caso del sector privado, el presidente se limitó a decir hoy que el aumento salarial tendrá que ser negociado "entre empleadores y empleados", si bien expresó su deseo de que llegue también a un 20%, según las posibilidades de cada empresa.

Los anuncios del mandatario no frenaron las protestas convocadas para hoy en La Paz, Cochabamba (centro) y Santa Cruz (este), ni el paro de transportistas que, sin embargo, se cumple parcialmente.

Morales insistió hoy en que si no subía el precio de los carburantes, las inversiones petroleras para la producción de combustibles líquidos no tendrían incentivo, por lo que agregó que si anula la medida estaría haciendo un "daño económico a corto, mediano y largo plazo a Bolivia".

El Gobierno sorprendió el domingo pasado con un decreto que incrementó el coste de los principales combustibles entre 57% y 82%, lo que ocasionó una escalada inflacionaria en las tarifas del transporte y de los alimentos, que han comenzado a escasear en los mercados.

La decisión de anular la subvención a los combustibles y liberar sus precios a las fluctuaciones del mercado internacional ha provocado que varios sectores sociales y opositores tachen a Morales de "neoliberal" y le acusen de favorecer a las petroleras.

"A mí no me interesa la imagen de Evo Morales, lo que me interesa cuidar la economía nacional y es lo que estamos haciendo con claridad", dijo hoy el mandatario, en respuesta a las críticas que han hecho opositores y analistas.

El Ejecutivo ha justificado la medida al asegurar que las arcas del Estado no podían mantener una subvención al coste de los combustibles de 380 millones de dólares anuales, una situación agravada por el hecho de que el valor del contrabando de esos productos a países vecinos era de 150 millones.

Entretanto, el paro nacional de transportes convocado para hoy se cumple en las ciudades de El Alto, Cochabamba y Oruro, mientras que en La Paz y Santa Cruz es parcial.

Las organizaciones sociales de El Alto han comenzado a marchar hacia La Paz en rechazo al alza de los carburantes, mientas que los vecinos de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz ratificaron movilizaciones para esta tarde.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes