Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 17:25

Sarkozy afirma que hará "todo lo posible" para defender el euro

por 13 enero 2011

Sarkozy afirma que hará
"Haremos todo lo que esté en nuestro poder para defender el euro en 2011 si se declararan nuevas tensiones", aseguró el presidente en su discurso de año nuevo a las fuerzas económicas del país.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, afirmó este jueves que hará "todo lo posible" por preservar el euro y que no dejará que los especuladores acaben "con uno de los grandes logros europeos".

El presidente francés no detalló sin embargo ninguna medida concreta y no precisó si se muestra favorable a aumentar el fondo de ayuda a los países en dificultad, como reclaman algunos miembros de la Unión Europea (UE).

"Haremos todo lo que esté en nuestro poder para defender el euro en 2011 si se declararan nuevas tensiones", aseguró el presidente en su discurso de año nuevo a las fuerzas económicas del país.

Sarkozy puso como ejemplo los rescates de Grecia e Irlanda y la creación del fondo de estabilización de 750.000 millones de euros para futuras crisis.

La actual, dijo el presidente, es la mayor crisis a la que se ha enfrentado Europa desde la adopción de la moneda única, pero "gracias a la movilización de los europeos, gracias a la fuerza del eje franco-alemán, se han superado los retos reforzando la integración económica europea".

Sarkozy señaló que es importante reducir la deuda de los Estados y se mostró dispuesto a dar ejemplo.

Aseguró que el déficit francés será a finales de este año del 6% del Producto Interior Bruto (PIB) y la mitad en 2013, un objetivo que se comprometió a cumplir "sea cual sea la tasa de crecimiento".

Para 2011, Sarkozy espera que Francia crezca por encima del 1,5%, lo que servirá para que el país siga creando empleo.

Pero la obligación de mantener el equilibrio de las cuentas públicas, que el presidente desea introducir en la Constitución del país, depende más, afirmó, del control del gasto del Estado, para que no afecte a la competitividad de las empresas.

"Disminuir el gasto público, que representa actualmente la mitad de la riqueza producida cada año en nuestro país constituye una necesidad absoluta para preservar nuestro modelo social", aseguró el presidente, que señaló que en ese sentido va la reforma de las pensiones adoptada que alarga dos años la vida activa de los franceses.

Sarkozy dijo que esperaba incrementar la integración económica de los miembros del euro porque "no se puede compartir la misma moneda y tener estrategias económicas diferentes".

"Nuestro principal desafío constituye reforzar la integración económica europea", aseguró Sarkozy, que apostó por que los miembros adopten "estrategias de convergencia macro-económicas y estructurales".

En estos temas, Sarkozy afirmó que trabaja junto con Merkel, con quien ha comenzado ya a avanzar en la convergencia fiscal.

El presidente pronunció ese discurso en la planta del fabricante aeronáutico europeo Airbus, fruto de la cooperación entre París y Berlín, una de las empresas más afectadas por la fortaleza de la divisa europea frente al dólar, puesto que sus centros de producción están en el Viejo Continente pero los aviones se venden en la moneda norteamericana.

Antes de su discurso, el presidente mostró a trabajadores y ejecutivos del grupo su solidaridad y se comprometió a luchar contra la competencia desleal que supone esa diferencia de cotización, pero sin que ello signifique debilitar el euro.

En clave interna, el presidente galo destacó que las prioridades del Gobierno para 2011 serán "el empleo, la competitividad y la preservación del modelo social".

Para lograrlo, Sarkozy rechazó para lograrlo el aumento de los impuestos porque "llevaría al país hacia la decadencia".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes