Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 04:48

Fuerte rechazo a visita de Bush a Suiza obliga a organizadores a desistir de su presencia

por 5 febrero 2011

Fuerte rechazo a visita de Bush a Suiza obliga a organizadores a desistir de su presencia
El ex presidente estadounidense debía ser el invitado de honor de la cena de gala anual de la organización judía Keren Hayessod, que tendrá lugar el próximo sábado.

La ola de rechazo que levantó en Suiza el anunció de la participación del ex presidente de Estados Unidos George Bush en un evento privado en Ginebra llevó a sus organizadores a renunciar a su presencia.

Bush debía ser el invitado de honor de la cena de gala anual de la organización judía Keren Hayessod, que tendrá lugar el próximo sábado.

"Los llamamientos a manifestarse (en contra de la presencia de Bush) han llegado a un nivel peligroso", opinó el abogado de la organización, Robert Equey, en una entrevista aparecida hoy en el diario "Tribune de Genève".

Reveló que la entidad privada renunció a hacer venir a Bush porque teme que las manifestaciones convocadas en su contra puedan salirse de control y que esta "desmedida reacción" les ha sorprendido.

"Aquí no se trata de jugar con la seguridad de las personas y de los bienes de Ginebra", explicó Equey.

La Organización Mundial contra la Tortura (OMCT), una coalición de ONG que trabajan en este ámbito, había pedido al Gobierno suizo abrir una investigación judicial contra Bush por su responsabilidad en la decisión de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de autorizar torturas y malos tratos en los interrogatorios de sospechosos de terrorismo en Guantánamo, Irak y Afganistán.

Un diputado del partido conservador Unión Democrática de Centro, Dominique Baettig, se había manifestado también públicamente contra esa visita y el Gobierno federal recibió numerosas cartas de particulares que le pedían que reaccionara contra la presencia del ex mandatario en suelo helvético.

En tanto, la Oficina Federal de Justicia juzgó "irreal" la detención de Bush, tras recordar que los ex jefes de Estado mantienen su inmunidad luego de haber concluido su función.

Equey explicó que la entidad judía no había invitado a Bush "en un espíritu de provocación", sino que la publicación de sus memorias le hicieron considerar que se trataba de una buena ocasión para invitarlo a Ginebra.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes