Jueves, 8 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:18

Versiones extraoficiales contabilizan más de 250 muertos

Ban Ki Moon se muestra indignado por ataques contra manifestantes en Libia

por 21 febrero 2011

Ban Ki Moon se muestra indignado por ataques contra manifestantes en Libia
"Esos ataques contra civiles, si se confirman, supondrían una seria violación de la ley humanitaria internacional y el secretario general los condenaría en los términos más firmes", dijo el portavoz de la ONU, Martin Nesirky, quien hizo un llamado al "cese inmediato de la violencia".

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se mostró "indignado" este lunes por las informaciones que apuntan a que las autoridades libias dispararon contra manifestantes desde aviones de combate y helicópteros.

"Esos ataques contra civiles, si se confirman, supondrían una seria violación de la ley humanitaria internacional y el secretario general los condenaría en los términos más firmes", dijo el portavoz de la ONU, Martin Nesirky.

El máximo responsable de la ONU, que hoy viajó a Los Ángeles (California) para participar en un foro global sobre la ONU, habló por teléfono con el líder libio, Muamar al Gadafi, a quien instó a que pare "inmediatamente" la escalada de violencia que está ocurriendo en Libia.

Ban expresó a Gadafi su "profunda preocupación por el aumento de la violencia y le subrayó que debe de parar inmediatamente", indicó la ONU mediante un comunicado de prensa.

El líder de la ONU pidió por segunda vez en este día a las autoridades libias "el cese inmediato de la violencia", reiteró Nesirky en su último comunicado, en el que también subraya que Ban está en contacto cercano con Estados miembros clave sobre el desarrollo de la situación en Libia.

Según la cadena de televisión qatarí Al Jazeera, al menos 250 personas murieron este lunes en Trípoli en los bombardeos del Ejército del Aire libio contra los manifestantes que reclaman la caída del régimen de Gadafi, en el poder desde 1969.

Después el hijo del dictador libio, Seif el Islam, afirmó que esos aviones militares bombardearon depósitos de armas situados lejos de las zonas urbanas y negó que hayan lanzado bombas sobre la población, según la televisión estatal.

Ban reiteró también su llamamiento "al respeto de los derechos humanos y las libertades básicas fundamentales, incluyendo los derechos a la asociación pacífica y a la información".

La ONU señaló que ante "la interpretación que el líder libio le dio de los eventos y la respuesta de las autoridades", Ban "subrayó la necesidad de asegurar la protección de la población civil bajo cualquier circunstancia".

El secretario general de la ONU instó a las partes a ejercer la máxima contención y a las autoridades libias a que "se comprometan a mantener un diálogo amplio para tratar las legítimas preocupaciones de la población".

Además de en Libia, también se han producido protestas en contra de sus regímenes y en reclamación de reformas democráticas en Bahréin, Irak, Marruecos, Irán y Argelia, tal como ya ocurrió con anterioridad en Túnez y Egipto, que consiguieron la salida de sus respectivos presidentes.

Por su parte, el embajador adjunto de Libia ante la ONU, Ibrahim Dabbashi, consideró en declaraciones a la cadena de televisión CNN que Gadafi debe "dejar el poder lo antes posible" y la comunidad internacional debe "evitar que se refugie en otro país".

"Gadafi debe detener la matanza del pueblo libio. El pueblo libio ha sido suficientemente paciente durante los últimos 42 años", dijo Dabbashi a ese medio.

El diplomático libio pidió a la comunidad internacional que no permita al gobernante escapar de Libia y refugiarse en otro país, y para se vigile el dinero que salga de su país, al tiempo que calificó de "genocidio" lo que ocurre allí.

Asimismo, Dabbashi señaló que no ha visto al embajador libio, Abdulrahman Shalgham, desde el pasado viernes, y reiteró su compromiso con el pueblo libio.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes