La ONU sanciona por unanimidad a Gadafi - El Mostrador

Lunes, 5 de diciembre de 2016Actualizado a las 01:39

Producto de la violenta represión

La ONU sanciona por unanimidad a Gadafi

por 27 febrero 2011

BBC Mundo
La ONU sanciona por unanimidad a Gadafi
Las medidas establecen la prohibición de viajar al extranjero y la congelación de los bienes de la familia Gadafi. Además, el Consejo de Seguridad también decidió elevar a la Corte Penal Internacional de forma inmediata acusaciones contra las autoridades de Libia por los presuntos abusos que han tenido lugar en el país desde que comenzaron las protestas antigubernamentales.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas votó este sábado por unanimidad la imposición de sanciones al gobierno de Muamar Gadafi en Libia a causa de la represión violenta de las manifestaciones.

Entre las medidas se incluye la prohibición de viajar al extranjero y la congelación de los bienes de la familia Gadafi.

El Consejo de Seguridad también decidió elevar a la Corte Penal Internacional de forma inmediata acusaciones contra las autoridades de Libia por los presuntos abusos que han tenido lugar en el país desde que comenzaron las protestas antigubernamentales.

También acordó imponer un embargo absoluto a la venta de armas a ese país.

Un representante de Gran Bretaña en el consejo describió la resolución como una fuerte señal de apoyo a los ciudadanos libios que quieren determinar su propio futuro.

El presidente estadounidense, Barack Obama, pidió este sábado la inmediata renuncia y salida del país del líder libio.

Obama firmó este viernes una orden ejecutiva por la que congeló los activos de Gadafi, miembros de su familia y altos funcionarios. El presidente también anunció que confiscaba las propiedades del gobierno libio en Estados Unidos para evitar su malversación.

Gobierno de transición

En la segunda ciudad más importante de Libia, Bengasi, controlada por los rebeldes, se ha puesto en marcha la creación de un gobierno de transición, según confirmó el ex ministro de Justicia, Mustafa Abdel-Jalil.

El político, ahora del lado de los sublevados, le dijo al periódico de propiedad privada libio Quryna que ese gabinete preparará elecciones para dentro de tres meses y estará formado tanto por personalidades militares como civiles.

Muchas partes de Libia, especialmente el este, donde se sitúa Bengasi, están bajo control de las fuerzas anti Gadafi, pero éste aún mantiene el control de la mayor parte de Trípoli, la capital, donde residen dos de los seis millones y medio de habitantes del país.

Trípoli permaneció bastante calmada durante este sábado, sin embargo el caos continuó en el aeropuerto, donde miles de personas permanecen concentradas tratando de salir del país.

La ONU calcula que más de 1.000 personas han muerto durante los diez días que lleva la revuelta.

El viernes se informó que las tropas del gobierno y los milicianos pro Gadafi habían abierto fuego contra manifestantes en varias áreas de la ciudad. Al mismo tiempo la televisión estatal mostró al coronel Gadafi hablando desde las antiguas murallas de la ciudad.

"Destruiremos cualquier agresión con voluntad popular", dijo. "Con la gente armada, cuando sea necesario abriremos los depósitos de armas. Así todas las personas de Libia, todas las tribus de Libia podrán estar armadas. Libia se convertirá en una llama roja, un carbón ardiente".

Más tarde su hijo, Saif al-Islam, aseguró que el número de muertes había sido exagerado, aunque confirmó que la fuerza aérea libia había bombardeado cuatro depósitos de municiones. También confirmó las declaraciones de su padre culpando a la red al-Qaeda y a Osama Bin Laden por los levantamientos.

La agencia de noticias AP informó que recibió información de que el gobierno de Gadafi está armando a simpatizantes civiles para que establezcan puestos de control en Trípoli y acallen a los disidentes.

Gobiernos occidentales se retiran

Decenas de miles de extranjeros están abandonando este fin de semana el país norafricano en avión y barco, como consecuencia de la violencia política.

Reino Unido, Francia y Canadá anunciaron este sábado la suspensión de operaciones de sus embajadas en Trípoli y la marcha en avión fuera de Libia de parte de su personal un día después del cierre del embajada de EE.UU.

Por otro lado, las fuerzas de élite del ejército británico evacuaron a 150 trabajadores en campos petrolíferos en el desierto libio en lo que según el especialista en asuntos militares de la BBC calificó como una operación extremadamente compleja.

Los militares, que viajaban a bordo de un avión, tuvieron que actuar en diferentes lugares, algunos de ellos con fuerte presencia de hombres armados.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes