Sábado, 3 de diciembre de 2016Actualizado a las 16:30

España asegura que el objetivo de la misión en Libia no es expulsar a Gadafi

por 22 marzo 2011

España asegura que el objetivo de la misión en Libia no es expulsar a Gadafi
"El objetivo es advertirle de que deje de utilizar la violencia contra la población", sostuvo el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó este martes que el objetivo de la Resolución de la ONU por la que se ha puesto en marcha la operación internacional en Libia no es expulsar al líder libio, Muamar al Gadafi.

"La Resolución 1973 (del Consejo de Seguridad) no pretendía ni pretende la expulsión del coronel Gadafi" del país, su objetivo es advertirle de que deje de utilizar la violencia contra la población, dijo Zapatero en su intervención ante el Parlamento para pedir la autorización a la participación española en esa misión.

Destacó que la operación internacional "hasta ahora ha surtido efecto, al menos parcialmente", pues "parece que se han detenido los ataques indiscriminados" y se ha producido algún repliegue y advirtió de que el mensaje a Gadafi sigue siendo el mismo: "mientras exista el riesgo de que vuelva a atacar a su pueblo aplicaremos la fuerza necesaria para impedirlo".

Zapatero afirmó también que esa operación "no incluye la ocupación del territorio libio bajo ningún concepto".

Explicó ante la cámara que la decisión de intervenir en Libia está "anclada en su legalidad y en su legitimidad" y que la comunidad internacional asumió con la misma "la responsabilidad de proteger" a la población libia, que era víctima "de ataques generalizados y sistemáticos".

Dijo asimismo que la decisión de intervenir hay que situarla en el actual "contexto histórico de la llamada primavera árabe", porque "el apoyo al progreso y a la libertad son también causas del mundo árabe".

Zapatero detalló la aportación española a la operación internacional: cuatro aviones caza F-18 y un avión de reabastecimiento en vuelo Boeing 707, que ya están integrados en el dispositivo internacional para el control de la zona de exclusión aérea.

Además, la fragata Méndez Núñez, el submarino Tramontana y un avión C-235 de vigilancia marítima se sumarán al control del embargo de armas.

Rodríguez Zapatero señaló también que unos 500 militares serán movilizados para esa operación internacional.

Las tropas españolas que participan en la operación de exclusión aérea estarán desplegadas durante un mes, aunque se podrá prorrogar su misión, y los efectivos que tomarán parte en el embargo de armas lo harán por tres meses.

La necesidad de que la participación española en esa operación reciba la luz verde del Parlamento está prevista en la Ley de Defensa Nacional, que establece no obstante que, por razones de urgencia, puede comenzar el operativo antes de la aprobación formal parlamentaria, lo que ha sucedido en este caso.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes