Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:18

Francia apuesta por atacar los centros de mando y arsenales de Gadafi

por 15 abril 2011

Francia apuesta por atacar los centros de mando y arsenales de Gadafi
El titular de Defensa francés, Gérard Longuet, aseguró que los ataques deben organizarse "para que no sea necesario equipar militarmente" a las fuerzas rebeldes que luchan contra Muamar Gadafi.

El ministro francés de Defensa, Gérard Longuet, apostó este viernes por atacar los centros de mando y arsenales del líder libio, Muamar Gadafi, en lugar de armar a los rebeldes.

En una entrevista con la televisión francesa LCI, Longuet aseguró que los ataques deben organizarse "para que no sea necesario equipar militarmente" a las fuerzas rebeldes que luchan contra Gadafi.

"Esa es la razón por la que Francia y Reino Unido quieren mostrar su determinación, incluyendo ataques sobre los centros de decisión militar en Libia o los almacenes logísticos que se están evitando por el momento", aseguró el ministro.

Para Longuet, el objetivo de la acción armada de los aliados "no es crear un frente, es que los militares de Gadafi vuelvan a sus cuarteles" para "evitar una guerra civil".

El responsable de Defensa reconoció que la declaración común publicada hoy por los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de Francia, Nicolas Sarkozy, y el primer ministro británico, David Cameron, en la que exigen la salida de Gadafi puede considerarse que está fuera del ámbito de la resolución 1.973 del Consejo de Seguridad de la ONU, que se limita a imponer un bloqueo aéreo en Libia y la protección de los civiles.

Preguntado si la declaración no se sale del mandato de la ONU, Longuet afirmo que "de la resolución 1.973 ciertamente" porque ésta "no habla del futuro de Gadafi".

"Pero creo que tres grandes países que dicen lo mismo es algo importante para la ONU y, puede que algún día, el Consejo de Seguridad adopte una resolución" nueva, señaló.

Confesó que algunos países, como Rusia, China o Brasil, van a frenar esta iniciativa, pero les pidió que la apoyen porque "ningún gran país puede reconocer que un jefe de Estado pueda solucionar sus problemas bombardeando a su población".

El ministro indicó que el objetivo de esta declaración conjunta es decir a todos los libios que no hay futuro con Gadafi, un mensaje que preferentemente está dirigido a los fieles del líder libio.

"El objetivo es empujar a la gente de Trípoli a abandonar a Gadafi", afirmó el ministro, quien consideró que "junto con la acción militar haya una apertura política para que los libios puedan encontrarse e imaginar juntos un futuro" sin él.

Longuet dijo comprender que Estados Unidos no esté en la primera línea en Libia porque tiene dos frentes abiertos en Afganistán e Irak, pero señaló que la declaración de Obama muestra que están disponibles para aportar su indispensable apoyo logístico que permite al resto de los países organizar los bombardeos.

El ministro consideró que el caso de Libia "es de los europeos" porque está en el Mediterráneo.

Aseguró que la entrada de la OTAN no ha complicado las cosas y que las recientes declaraciones de su secretario general, Anders Fogh Rassmusen, muestran que "poco a poco" se acerca a las posiciones francesas.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes