Perder la visa y la ilusión en la lotería de EE.UU. - El Mostrador

Domingo, 4 de diciembre de 2016Actualizado a las 05:06

Disculpas oficiales no han sido aceptadas por todos

Perder la visa y la ilusión en la lotería de EE.UU.

por 13 mayo 2011

BBC Mundo
Perder la visa y la ilusión en la lotería de EE.UU.
¿Se ganó la lotería de visas para EE.UU.? No se emocione aún, no se deshaga de sus propiedades, no saque a los niños del colegio, no haga todavía las maletas, porque lamentablemente se trató de un error. En uno de los foros, promovido por una oficina de abogados especializados de Washington DC, un usuario que se identifica como chameleOn y quien dice ser estudiante de leyes en EE.UU., urge a los demás foristas a tomar acciones legales contra el gobierno estadounidense por el proceso que considera “arbitrario”.

Este viernes el Departamento de Estado informó a las 22.000 personas que habían recibido la notificación de haber sido preseleccionadas para participar en el sorteo de visas que hace anualmente el país, que por “un error de computación” el resultado fue invalidado y deben comenzar de cero.

Este primero de mayo la página web del Departamento de Estado publicó la lista de aceptados entre los más de 14 millones de personas de todo el mundo que entre el octubre y noviembre del año pasado se postularon para el beneficio.

Cuatro días después se percataron del error que consistía en que el 90% de los preseleccionados correspondía sólo a los que se inscribieron en los primeros dos días en el sistema.

“Estos resultados no son válidos porque no representan una selección equitativa y aleatoria de los postulantes como es requerido por la ley de EE.UU.”, dijo en un video explicativo colocado en el sitio web, David Donahue, subsecretario de Estado para servicio de visas, quien es el encargado de la supervisión del sorteo.

Demanda colectiva

Las disculpas oficiales no han sido aceptadas por todos, según se desprende del tono usado en foros de internet especializados sobre inmigración.

En su indignación, algunos parecen esperar acciones concretas contra el o los funcionarios responsables de la equivocación.

En uno de los foros, promovido por una oficina de abogados especializados de Washington DC, un usuario que se identifica como chameleOn y quien dice ser estudiante de leyes en EE.UU., urge a los demás foristas a tomar acciones legales contra el gobierno estadounidense por el proceso que considera “arbitrario”.

“Tenemos que presentar una demanda colectiva para restablecer los resultados para por lo menos los 22.000 cuyos sueños han sido destrozados en este momento”, escribe chameleOn, quien no explica si está entre los afectados.

A juzgar por las respuestas recibidas, no todos confían en el éxito que podría tener la iniciativa, ni en las bases para presentar una eventual demanda, ni en la idoneidad de emprenderla contra el gobierno del que aspiran que les dé el permiso legal para residir en el país.

Sin derecho

Más allá de la comprensible indignación y desilusión de los frustrados preseleccionados, hay que preguntarse si existe un caso para llevar ante los tribunales al responsable del “error”.

“Sí y no”, dijo a BBC Mundo Eduardo Soto, abogado especializado en inmigración que trabaja en Miami.

“Sí, porque el que depende de información que se le ha dado y adopta cambios significativos en su vida, puede demandar por lo que haya sufrido en daños, si por ejemplo, vendió su casa o su carro”, explicó.

Sin embargo, Soto aclaró que “al mismo tiempo en la invitación a la que se aplica está redactada de una manera que advierte a la persona que no tome ninguna decisión que podría afectar su futuro hasta que sea notificada formalmente”.

El abogado considera que dos semanas -el tiempo pasado entre el error y la corrección- no es suficiente como para que los notificados hayan alterado radicalmente sus vidas y que en esta primera fase del proceso “no hay una selección que les de derechos para aplicar a la residencia”.

El corazón del gobierno

Aunque es posible que ninguno de los erróneamente notificados haya tomado aún decisiones que hayan cambiado radicalmente sus vidas, con seguridad podrían alegar el estrés emocional que les ha causado la breve alegría de sentirse más cerca de su “sueño americano”.

Sin embargo, aunque es posible que el argumento emocional tampoco sea suficiente, muchos querrán apelar al “buen corazón” del gobierno estadounidense para que se les garantice que repetirán en el nuevo sorteo.

“Yo no se si corazón será la palabra, pero en la ley hay un concepto que es el de la inmunidad soberana, que protege al gobierno contra casi todo tipo de demandas, así que habría que estudiar cuáles son los límites en este caso”.

Mientas tanto el Departamento de Estado anunció que para mediados de julio publicará la nueva lista de unos 90.000 seleccionados, de los cuales menos de la mitad serán finalmente recompensados con la, para muchos anhelada, tarjeta verde de residencia.

La elección se hará con los inscritos originalmente, incluyendo los “erróneamente” notificados, muchos de los cuales pensarán que será difícil que el rayo de la buena suerte les caiga dos veces.

Pero para quienes quieren ver el vaso medio lleno, la mala suerte de los 22.000 frustrados beneficiados es una esperanza renovada para los otros 14 millones que no habían clasificado y que tienen ahora una segunda oportunidad.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes