¿Por qué es popular Cristina Fernández? - El Mostrador

Martes, 6 de diciembre de 2016Actualizado a las 05:44

¿Por qué es popular Cristina Fernández?

por 19 octubre 2011

BBC Mundo
¿Por qué es popular Cristina Fernández?
Este miércoles cierra su campaña la presidenta argentina, quien podría convertirse en la más votada de la historia. ¿Cómo logró tal popularidad, cuando tenía 20% de apoyo en sus primeros años?

Cristina Fernández de Kirchner se encuentra encaminada a un segundo período de gobierno y tanto los sondeos de opinión como las clic recientes elecciones primarias asoman la posibilidad de que además sea la mandataria electa con más cantidad de votos desde el regreso de la democracia al país en 1983.

De darse las proyecciones se concretaría un vuelco impresionante en la carrera política de Fernández de Kirchner, que en su primer año de gobierno (2008) tuvo una aceptación que se desplomó hasta 20%, al estallar una crisis con empresarios del campo.

¿Cómo puede ser que una gobernante que llegó a tener un rechazo como el que sufre Sebastián Piñera hoy en día en Chile haya logrado semejante cambio de fortuna?

Mucho puede pasar en tres años en política, dicen los analistas, y vaya si pasaron cosas. El gobierno de la presidenta pudo sobrevivir a la crisis del campo que amenazó con hacerla tambalear, la economía atravesó momentos de incertidumbre y ahora es una de las que más crece en el mundo, y por último, pero no menos importante, falleció Néstor Kirchner, el esposo de Cristina.

Viraje

"La muerte de Néstor Kirchner rescató a Cristina. Y eso es más importante que el buen desempeño de la economía", dijo a BBC Mundo Marcos Novaro, director de Centro de Investigaciones Políticas y profesor de Liderazgo y Opinión Pública de la Universidad de Buenos Aires.

Hace casi un año murió repentinamente Kirchner. El hecho sacudió al país porque significaba la pérdida de una figura que avizoraba como el candidato del oficialismo a la presidencia para un nuevo período en el poder tras haber gobernado entre 2003 y 2008 (justo antes que su esposa).

Las voces más socarronas decían que quien realmente dirigía al país no era Cristina Fernández, sino Néstor, tras bastidores.

Según Novaro, al morirse Kirchner "Cristina logró convertirse en la líder autónoma que nunca fue. Ella había sido una candidata muy diluida en 2007 por la fuerte presencia de su marido, y cuando empezó su mandato enfrentó muchos problemas que la mostraban como ineficaz".

"Pero, la muerte de Néstor Kirchner se llevó ese pasivo a la tumba. La gente descubrió a Cristina, quien hizo una corrección implícita de las cosas que le criticaban al líder ausente y con ello pasó a ocupar un lugar central en la crisis de liderazgo que hay en el país", agregó.

Durante meses de duelo, en la que sólo se le ha visto vestida de negro, Fernández ha traducido ese liderazgo en aceptación pública.

Según las encuestas efectuadas por Graciela Römer, directora de la empresa de estudios de opinión Römer y Asociados, "hay una percepción de un liderazgo fuerte en alguien que hasta el momento tuvo algo así como un rol como secundario. Y este viraje fue percibido con satisfacción por la población".

"Al quedarse sola (Cristina Fernández), tuvo un cambio en su actitud de relacionarse con la gente. Se hizo más popular. Se humanizó. Antes se la señalaba de soberbia o distante y eso ponía cierta distancia con los sectores más populares", aseveró a BBC Mundo Analía del Franco, de la empresa de investigación de opinión pública Analogías.

"Ella tiene la misma verborragia de antes, pero con pasajes más espontáneos, en los que reconoce errores, cosas que no sabe hacer; muestra una vulnerabilidad humana que no tuvo antes", apuntó Del Franco.

Cuestión de bolsillo

Pero los estudios de opinión también reflejan otro eje fundamental sobre el que se ha impulsado la popularidad de Cristina Fernández, en prácticamente todos los estratos sociales.

"Hay expectativas favorables de crecimiento económico y mejora de la calidad de vida más allá de los altos niveles de inflación en el país", indicó Römer a BBC Mundo.

"Ha habido una reducción de la tasa de desempleo y eso claramente favorece a los sectores populares. Pero también han habido subsidios al consumo que han impactado en la clase media. Por ejemplo el nivel de compras de autos entre sectores de jóvenes es importante", agregó.

La economía argentina creció poco más de 9% en 2010, ubicándose sólo detrás de China e India en todo el mundo. El alza fue impulsada por exportaciones de materias primas agrícolas, como la soja, y la venta de vehículos ensamblados al exterior.

La sensación de bienestar es algo que se le atribuye al "modelo kirchnerista" de redistribución del ingreso, mayor participación del Estado como impulsor de inversión pública y el fortalecimiento del consumo dentro del país.

Pero también se ha visto incapaz de detener el alza en el costo de la vida que analistas privados y en gobiernos regionales calculan por encima de 20% (la segunda mas alta de América Latina detrás de Venezuela), mientras que el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) afirma controversialmente que es la mitad, lo cual es cuestionado por opositores y partidarios del gobierno.

Según explicó a BBC Mundo Abraham Gak, quien forma parte de un grupo de economistas llamado Plan Fénix que respalda a la mandataria, el "modelo" se sustentó en la reducción del peso de la deuda externa sobre las cuentas públicas, la generación de empleo y aumentar la capacidad de adquisición de la población.

"Eso permite una política social de apoyo, de generación de recursos a los sectores más golpeados y de generación de puestos de trabajo. Y al mejorar la capacidad económica salarial significó un aumento de consumo", dice Gak.

TV y algo más

De acuerdo a las estadísticas oficiales, el consumo privado aumentó 11% entre el segundo semestre de 2010 y el mismo período de este año.

El rubro que más evidenció esta tendencia fue el de ventas de Televisores, LCD y Plasmas, en el grupo de ventas comerciales: en 2010 se vendieron más de un millón de estos aparatos, superando ampliamente los registros de años anteriores.

"Hubo acciones puntuales, que fueron directamente al alcance de la gente. la redistribución del ingreso la hacían desde antes, pero ahora hubo programas directos sin intermediarios", aseveró Del Franco.

Un ejemplo es el programa Asignación Universal por Hijos que entrega unos US$50 mensuales por cada niño menor de 18 años en una familia con bajos ingresos. Se estima que 3.500.000 de jóvenes perciben el subsidio.

También está el plan de entrega de netbooks, computadoras portátiles, en escuelas y secundarias; o la nacionalización de las transmisiones televisivas del fútbol local que efectúa el canal del Estado, que además incluye amplia difusión de publicidad del Estado (criticado por opositores porque generaría una promoción desigual).

Impulso económico

La economía argentina tiene tres trimestres consecutivos con una proyección de crecimiento anual superior a 9%, pero para algunos economistas la sostenibilidad del modelo es frágil al depender de los vaivenes del precio internacional de las materias primas que se exportan.

No obstante, según Gak, no existe semejante riesgo. "La exportación de productos primarios (como la soja) representa 30% de las exportaciones, toda vez que los productos manufacturados en el sector agrícola son otro 30%, y los productos industriales ascienden a 30% adicional".

Pero hay otras dudas de cara al futuro. Una cuota importante de las exportaciones argentinas se dirige a Brasil (como los autos, por ejemplo), y el gigante del sur está dando señales de desaceleración económica que aún no se sabe cómo impactará las proyecciones en Argentina.

Pero cualquier efecto brasileño seguramente llegará después de las elecciones de este domingo y con Cristina Fernández enfrente a un segundo período de gobierno que ya se da por descontado.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes