Argentina: los retos de Cristina Fernández - El Mostrador

Domingo, 11 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:27

Argentina: los retos de Cristina Fernández

por 24 octubre 2011

BBC Mundo
Argentina: los retos de Cristina Fernández
La mandataria arrasó en las elecciones presidenciales celebradas este domingo. Los efectos de la crisis internacional, el sostenimiento del gasto público y la búsqueda de un sucesor pueden marcar la agenda de la presidenta argentina.

Cristina Fernández de Kirchner, como se esperaba, arrasó en las urnas en las elecciones presidenciales celebradas este domingo en Argentina.

Los resultados oficiales le otorgan la mayor victoria electoral desde el regreso la democracia a la nación sudamericana en 1983.

En dicho año, Raúl Alfonsín fue electo con un 51% de los votos y en 2011 Fernández de Kirchner recibió más del 53% de los sufragios, con 36 puntos de ventaja sobre el segundo candidato más votado, el socialista Hermes Binner.

En Buenos Aires miles de personas salieron a las calles a celebrar el triunfo de la mandataria y muchos se concentraron en la emblemática Plaza de Mayo, justo al frente de la Casa Rosada, sede del gobierno argentino.

La propia Fernández de Kirchner compareció en la plaza para dirigirse a sus partidarios congregados desde temprano.

"En la victoria siempre hay que ser más grande aún, más generosos", señaló la mandataria.

Y agregó: "Yo quiero convocar a todos a la unidad nacional, a que no nos distraigan con enfrentamientos inútiles".

Retos

Fernández de Kirchner es la primera mujer en ser reelecta presidenta en América Latina.

Ya había sido la primera mujer en lograr por el voto la primera magistratura de Argentina.

Ahora, afronta un segundo período de gobierno revestido de una enorme popularidad pero también de desafíos.

BBC Mundo les presenta los tres principales.

La economía

Argentina crece a un ritmo del 9% anual.

Dos tercios de este auge económico se basan en las exportaciones de materias primas y manufacturas del campo y la industria del país. Es decir, productos como autos y soya, que se dirigen a países como Brasil, China o India.

Pero un enfriamiento de la actividad económica parece previsible, sobre todo por el impacto que estiman los analistas pueda tener la crisis financiera internacional sobre el mercado de materias primas.

Por ejemplo, si uno de los compradores de productos argentinos entra en recesión, tendrá menos demanda de bienes foráneos y en ello se puede hacer que se resientan las finanzas del gobierno de Fernández de Kirchner.

Un caso cercano es el de Brasil, que viene desde el segundo semestre de este año mostrando signos de debilitamiento que preocupan en Argentina, al ser el país vecino un importante comprador de productos terminados como los automóviles.

El gasto público

Si Argentina recibe menos recursos, ¿cómo sostiene su estructura de gasto social, que de alguna manera influyó en la alta popularidad con la que llegó la presidenta a la jornada electoral?

Según le explicó a BBC Mundo el economista afín al gobierno argentino, Abraham Gak, la liberación del pago de la deuda externa y el fortalecimiento del consumo local (mediante la colocación de más recursos en el bolsillo de la población) han sido claves para lograr una sensación de bienestar.

De hecho, pese a que Argentina tiene la segunda inflación más alta de la región, el ciudadano se ha visto compensado por acuerdos salariales -entre sindicatos, gobierno y patronos- que han evitado un deterioro importante del poder adquisitivo.

"El desafío que tendrá Cristina Fernández de Kirchner es cómo gestionar correcciones a su política económica", señalo el director del Centro de Investigaciones Políticas de la Universidad de Buenos Aires.

"Puede que se imponga una postura oficial como la de 2009, cuando se decidió aumentar el gasto público para enfrentar los efectos de la crisis económica internacional", dice Novaro.

"Y aunque esa estrategia se logró un acierto, porque la crisis fue corta y el país se recuperó en 2010 y 2011, si ahora la recesión dura más ella puede tener más problemas que antes", agregó.

El sucesor

Pero quizás la economía no sea el tema central del segundo gobierno de la presidenta argentina.

El fallecimiento de su esposo, Néstor Kirchner, hace un año, dejó sin un sucesor aparente al oficialista Frente para la Victoria (FPV).

El vicepresidente que formó fórmula con Fernández de Kirchner, Amado Boudou, es señalado como un posible "delfín".

Boudou es joven y fue ministro de Economía. Además ha vendido una imagen de funcionario pero también de "rockero", al figurar en eventos musicales con su guitarra eléctrica para tratar de atraer el apoyo de los jóvenes.

Sin embargo, el ahora vicepresidente no necesariamente cuenta con un apoyo multitudinario en todo el país.

De hecho, en las recientes elecciones de la ciudad de Buenos Aires, intentó ser candidato del FPV para este puesto, y al comprarse a los otros dos rivales dentro de su partido era el que peor medía en las encuestas.

"El kirchnerismo por primera vez no tiene un sucesor. Puede que busque habilitar un cambio de reglas mediante una reforma constitucional que le permita una nueva elección a Fernández de Kirchner o que trate de habilitar a un sucesor dentro de sus filas", señaló Novaro.

Aunque el oficialismo ha negado, por ahora, que pretende una reforma constitucional, la oposición no lo descarta.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes