Sábado, 3 de diciembre de 2016Actualizado a las 01:39

También se hizo cargo de la cartera de Economía

Monti asume como primer ministro italiano y le da impronta tecnócrata al nuevo gobierno

por 16 noviembre 2011

Monti asume como primer ministro italiano y le da impronta tecnócrata al nuevo gobierno
El reemplazante de Silvio Berlusconi debe hacer frente a uno de los momentos más complicados de la economía de su país, que está en la mira de los mercados por la desconfianza que generan sus cuentas públicas, con una deuda del 120 % del PIB, equivalente a 1,9 billones de euros.

El ex comisario europeo Mario Monti asumió este miércoles el cargo de jefe del gobierno italiano y de ministro de Economía y Finanzas en un gabinete íntegramente formado por tecnócratas, con el que pretende hacer frente a la grave crisis económica que sacude el país e infundir confianza a los mercados.

Monti juró este miércoles ante el presidente de la República, Giorgio Napolitano, su cargo como nuevo primer ministro y titular de Economía y Finanzas, horas después de anunciar la composición de su Ejecutivo, que ahora deberá recibir el refrendo del Parlamento, en lo que se espera que sea un trámite fácil dado el apoyo casi unánime manifestado por los grupos parlamentarios.

Tras jurar el cargo, junto a la mayoría de miembros de su gabinete (integrado por doce titulares con cartera y cinco sin cartera), Monti se dirigió a la Presidencia del Gobierno, donde hizo el traspaso de poderes con Silvio Berlusconi, que dimitió el sábado como primer ministro al perder la mayoría absoluta en la cámara baja y una vez fueron aprobadas las reformas exigidas por Bruselas.

El nuevo Ejecutivo destaca por la ausencia de políticos y el elevado número de profesores universitarios y empresarios, entre los que destaca el banquero Corrado Passera, hasta ahora consejero delegado y director ejecutivo del grupo bancario Intesa Sanpaolo, la segunda entidad financiera de Italia.

Passera, de 56 años, se encargará del relanzamiento económico de Italia desde el cargo de titular de Desarrollo Económico, Infraestructuras y Transportes, un departamento que tiene pendiente las medidas para reactivar la economía de Italia que no llegó a aprobar el Gobierno de Berlusconi.

El empresario, miembro del Comité Ejecutivo de la Asociación Bancaria Italiana (ABI), estaba desde enero de 2007 al frente de Intesa Sanpaolo, la entidad financiera que ha obtenido la mejor nota en las pruebas de solvencia europeas de entre los cinco bancos italianos que a ellas se han sometido.

Entre los tecnócratas del Gobierno de Monti, se encuentra también el almirante Giampaolo di Paola, de 67 años, que desde junio de 2008 era presidente del Comité Militar de la OTAN y que a partir de ahora será ministro de Defensa.

También destaca la presencia de tres mujeres en departamentos de peso, a diferencia del anterior Ejecutivo en el que, en su gran mayoría, ellas estaban al frente de ministerios sin cartera.

La abogada Paola Severino, de 63 años, es la nueva ministra de Justicia, un ministerio clave en el nuevo Ejecutivo ante la polémica que ha suscitado en los últimos días la posibilidad de que su titular fuera Livia Pomodoro, presidenta del Tribunal de Milán en el que se juzga a Berlusconi.

La nueva ministra de Interior es Anna Maria Cancellieri, de 67 años y hasta ahora delegada del Gobierno en el Ayuntamiento de Parma, mientras que al frente de la cartera de Trabajo, Políticas Sociales, Bienestar e Igualdad estará Elsa Fornero, de 63 años, profesora de Economía en la Universidad de Turín y vicepresidenta del Consejo de Supervisión de Intesa Sanpaolo.

Al frente de Ministerio de Exteriores, Monti ha situado a un diplomático, el hasta ahora embajador de Italia en Washington, Giulio Terzi di Sant'Agata, de 63 años y quien, al igual que Di Paola, no pudo acudir al juramento del cargo.

Al frente del Ministerio de Educación, Universidad e Investigación Científica estará el ingeniero Francesco Profumo, de 58 años y presidente del Consejo Nacional de Investigaciones (CNR) de Italia, y el jurista Antonio Catricalà, de 59 años, hasta ahora presidente de la Autoridad Antimonopolio italiana, será la mano derecha de Monti como subsecretario de la Presidencia del Gobierno.

El primer "sí" parlamentario al nuevo Ejecutivo llegará mañana en el Senado, en un voto de confianza previsto para las 20.30 hora local (19.30 GMT), tras lo que llegará el turno de la Cámara de los Diputados, previsiblemente el viernes.

Monti deberá hacer frente con este Gobierno a uno de los momentos más complicados de la economía de Italia, en el punto de mira de los mercados por la desconfianza que generan sus cuentas públicas, con una deuda del 120 % del PIB, (cerca de 1,9 billones de euros).

La intención del nuevo primer ministro es llegar hasta el fin de la legislatura en 2013, para sentar las bases de la recuperación económica del país, que necesitará, según ha dicho el propio Monti, de importantes sacrificios.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes