Europa reacciona con rabia ante el veto británico - El Mostrador

Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 14:05

Todas las críticas apuntan a David Cameron

Europa reacciona con rabia ante el veto británico

por 10 diciembre 2011

BBC Mundo
Europa reacciona con rabia ante el veto británico
Comentaristas y políticos europeos reaccionaron con rabia ante la decisión del Reino Unido de no unirse a un pacto de coordinación fiscal y disciplina presupuestaria para solucionar la crisis de deuda de la eurozona, aunque algunos no se sorprenden con la postura del Reino Unido, que ha estado por tanto tiempo al margen del proyecto europeo.

Muchos alemanes están furiosos con la movida del primer ministro británico, David Cameron.

Alexander Graf Lambsdorff, el líder del partido alemán FDP (parte de los Liberales Europeos), llegó incluso a decir que fue un "error dejar que los británicos ingresaran a la Unión Europea".

El Reino Unido deberá ahora renegociar su relación con la Unión Europea, dijo. "Ya sea que ellos (los británicos) lo hacen por voluntad propia, o que la UE se crea de nuevo -sin el Reino Unido. Suiza es un modelo que puede adoptar el Reino Unido".

Otros ven el resultado de la cumbre como un proceso que simplemente revela los puntos de quiebre y las profundas diferencias en las actitudes sobre Europa.

Alessio Sgherza escribió en el diario italiano La Repubblica que la cumbre "se hundió...por la división vieja pero todavía no resuelta...entre los estados pro-europeos y los euro-escépticos".

Mientras, Daniel Cohen-Bendit, el co-líder de los Verdes en el Parlamento Europeo, describió a David Cameron como un "alfeñique".

El político democristiano alemán Elmar Brok, quien a su vez es vocero de política exterior para los partidos de centro-izquierda en el Parlamento Europeo, fue claro sobre sus sentimientos: "si no está listo para jugar con las reglas, entonces es mejor que cierre la boca".

Yvan Duvant, quien le escribió a la BBC desde Olargues, en Francia, dijo que como el Reino Unido está reduciéndole la velocidad a una integración de la Unión Europea, debería dejar la unión por completo.

"¿Cuál es el punto de que este país permanezca en la UE? Los británicos deberían presionar al gobierno para que renuncie. De pronto a los británicos les iría mejor sin la UE. A la UE definitivamente le irá mejor sin el Reino Unido".

"Sabotaje"

También en Italia algunos recibieron la falta de cooperación británica con enfado. "Hay un obstáculo para Europa y debe ser superado. No es Alemania", le dijo Massimo Riva a Repubblica TV. "Ahora, el principal obstáculo es el Reino Unido".

"Y este juego sucio que están jugando los británicos -queriendo permanecer con un pie adentro y otro afuera de Europa- está amenazando con colapsar todo el sistema. Londres debe estar adentro o afuera. Pero simplemente no puede sabotearlo todo".

El principal diario financiero de ese país, Il Sole 24 Ore, calificó la medida británica de "un bluff británico" que deja al país aislado.

"La maniobra británica significa que Londres está ahora afuera, en las márgenes de Europa. La primera sesión del Consejo de la Unión Europea in Bruselas, que debería haber dado solidez a la crisis europea e incluso podría haberla solucionado, produjo en cambio una profunda división entre los miembros después de 11 horas de negociaciones tensas y a veces dramáticas".

Luca Gaballo, autor del blog L'Europa Errante en RaiNews24, tiene una perspectiva diferente y calificó la decisión como el "momento Waterloo" de Cameron.

"Toda Europa continental avanza, dejando al Reino Unido relegado, en dirección a una política fiscal conjunta, hacia reglas que gobernarán las finanzas, el trabajo y los negocios. Cameron está solo".

Aunque el presidente francés, Nicolas Sarkozy, apenas podía esconder su rabia hacia la negativa de "nuestro amigo británico", la prensa francesa estaba menos sorprendida.

Le Figaro lo llamó el "juego peligroso" de Cameron y escribe que el Reino Unido ha hecho honor a su reputación como un país disidente, que nunca tiene planes de ir con la corriente.

"No acabó de pisar David Cameron la entrada del Consejo, con motivo de la cumbre del 8 de diciembre, cuando cayó una nube negra sobre las negociaciones. Él tenía un objetivo: cuidar los intereses británicos".

"Poco colaborador"

Tal vez con la intención de evitar dañar aún más las relaciones entre los franceses y los ingleses, Le Monde les recordó a sus lectores todas las cosas que aman sobre el Reino Unido que, eso dice, "son imposibles de enumerar".

"Desde el concepto del habeas corpus hasta la BBC, desde la poesía isabelina hasta John le Carré, desde el rock a la invención de los sesenta, desde los conciertos primaverales de Londres hasta Wimbledon, pasando por Liverpool FC. Tantas cosas apreciamos del otro lado del Canal de la Mancha...pero Alemania, Francia y la mayoría de los otros miembros de la UE tenían razón, en la madrugada del viernes 9 de diciembre, al decirle No a Londres".

Aunque muchos en el Reino Unido pueden no estar de acuerdo, Le Monde continúa: "Los británicos no son parte de esta crisis del euro. Y no tienen responsabilidad por el fracaso de sus instituciones para resolver la crisis de deuda soberana".

Carmel Magri, que le escribió a la BBC desde Malta, está de acuerdo con Cameron y lo felicita por "hacer lo correcto para todas las gentes europeas, no como nuestro primer ministro maltés, que es un títere. El Reino Unido no necesita a Europa, como sí la necesitó en otros siglos".

Desde Dinamarca, la ministra de economía, Margrethe Vestager, le dijo al periódico Jyllands-Posten que si bien pensaba que el plan era un paso en la dirección correcta, también era desafortunado que la UE se dividirá.

"Está bien si estabiliza el euro e incrementa la responsabilidad económica", dijo. "Pero es fastidioso que eso no vaya a ocurrir a través de un cambio en el tratado con todos los 27 países. Es mejor que todos permanezcamos juntos a que cada uno escoja su propio camino en una crisis de dimensiones tan enormes".

En Suecia, Carl B Hamilton, miembro del parlamento por el Partido Liberal del Pueblo y el presidente del comité para la UE en el parlamento sueco, es muy crítico del Reino Unido.

"Está dividiendo a Europa. Gran Bretaña actuó de manera poco constructiva. 'Unhelpful', como dicen en inglés", le dijo Hamilton a la página de internet Europaportalen.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes