“Ingreso forzado” de Venezuela podría acabar con Mercosur - El Mostrador

Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:27

"Ingreso forzado" de Venezuela podría acabar con Mercosur

por 20 diciembre 2011

BBC Mundo
Miembros del bloque buscan una controversial "fórmula jurídica" para admitir a Venezuela como socio pleno, pese a la oposición del Senado paraguayo. Algunos creen que esto liquida su carta constitutiva.

"Ya Venezuela se va a la próxima cumbre del Mercosur en diciembre como socio pleno". Seis años después de haberlas pronunciado, las palabras del presidente Hugo Chávez siguen sin concretarse, aunque este martes los presidentes del bloque podrían dar un paso fundamental y polémico para destrabar la compleja adhesión de Venezuela al Mercado Común del Sur.

Reunidos en Montevideo, los mandatarios del bloque (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) buscan mediante una "decisión política" encontrar una "fórmula jurídica" y hasta decidir una "admisión temporaria" de Caracas, una acción controversial que violaría el propio Tratado constitutivo del Mercosur.

Es que en el bloque comercial no hay unanimidad sobre su ingreso. ¿El problema? El rechazo a Hugo Chávez.

En diciembre de 2005 Venezuela dio el primer paso para adherirse al bloque regional y al año siguiente firmó el Protocolo de Adhesión.

Uruguay y Argentina dieron el visto bueno rápidamente, y en Brasil encontró resistencias en el Senado –lo que generó que Chávez tildara de "loros del imperio" a los parlamentarios de ese país y amenazara con retirar la solicitud de adhesión– pero finalmente aprobó el ingreso dos años atrás.

En Paraguay las discusiones siguen enredadas, pues el Senado –con mayoría opositora al presidente Fernando Lugo– rechaza la presencia de Venezuela en el bloque pues consideran que en ese país no hay una "democracia plena".

Presión uruguaya

El que más se ha movido en las últimas semanas para lograr el ingreso como miembro pleno de Venezuela ha sido el presidente uruguayo José Mujica, pues considera que "contribuirá a mitigar las notorias asimetrías de los países socios".

Ve allí una oportunidad para los socios menores del Mercado Común del Sur, que pese a ser el principal grupo de integración comercial de América Latina no ha logrado cumplir del todo las metas fundamentales que se impuso tras su creación, en 1991: formar un área de libre circulación de bienes y adoptar un arancel externo común para todos los productos que ingresen al bloque.

Las asimetrías entre los gigantes del Mercosur (Argentina y Brasil) frente a los pequeños (Paraguay y Uruguay), las trabas comerciales y las actitudes proteccionistas han minado el potencial del bloque.

"La incorporación de Venezuela al Mercosur favorece a los más pequeños, a Paraguay y Uruguay. Este es un tema de mucha importancia para la unión de Suramérica”, dijo Chávez el lunes antes de partir a Montevideo, en lo que constituye su primer viaje oficial tras ser operado de un tumor cancerígeno en junio.

Mujica propuso entonces reformar las normas de ingreso para que sean los Jefes de Estado únicamente los que tengan la potestad de admitir a nuevos miembros sin necesidad de obtener la luz verde parlamentaria, algo que tendría el apoyo de las presidentas de Argentina, Cristina Fernández, y de Brasil, Dilma Rousseff.

¿Violación al Tratado?

Para el expresidente uruguayo Luis Alberto Lacalle, quien suscribió en 1991 el Tratado de Asunción que creó el bloque, "esta reunión del Mercosur puede señalar el comienzo del fin de esta organización porque pretende forzar la entrada de Venezuela violando el propio tratado y terminar jurídicamente con la asociación".

"Representa una agresión a la soberanía del Paraguay, cuyo Parlamento tiene todo el derecho de votar, no votar o demorar", le dijo a la agencia de noticias EFE.

Lacalle, al igual que parlamentarios paraguayos, aseguran que los presidentes que avalen esto podrían exponerse a un "juicio político" por violar la Constitución.

Y en Paraguay los parlamentarios consideran que cambiar las reglas del Mercosur para que Venezuela ingrese es "una medida de presión" al Congreso paraguayo.

La Cancillería uruguaya ha rechazado las críticas a la propuesta y aseguró que la "formula" respeta la "vigencia" del Tratado de Asunción y las normas de consenso en el bloque.

Ese tratado asegura que "la aprobación de las solicitudes será objeto de decisión unánime de los Estados partes (Ejecutivo y Legislativo)".

Sin embargo, el analista venezolano Julián Rivas considera que "más allá del Tratado original" los "términos en los cuales se concibió el Mercosur ya no son los de hoy (...) Los marcos jurídicos cambian en cuanto hay otras necesidades", le dijo a BBC Mundo.

Rivas considera que algunos sectores de la derecha y conservadores de Sudamérica "sin ningún elemento de fondo" tienen un "deseo de sabotear a Chávez y no ven el objetivo sincero de la naturaleza de la posición venezolana".

Pese a la discusión y las diversas posturas, el propio Chávez al llegar a Montevideo aseguró que "hoy (por este martes) no se dará el ingreso pleno".

Sea cual sea el resultado de la cumbre, en Paraguay ya advierten sobre las consecuencias de una posible decisión favorable a Caracas.

"No sé qué hermenéutica utilizarán para forzar el ingreso de Venezuela, pero que intente entrar por la ventana y no por la puerta grande va a crear una crisis muy peligrosa en la región", le dijo el senador paraguayo Miguel Abdón Saguier a la prensa de Uruguay.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes