lunes, 22 de octubre de 2018 Actualizado a las 08:02

FMI advierte a EE.UU. que solventar su crisis fiscal es "misión crítica"

por 4 octubre, 2013

FMI advierte a EE.UU. que solventar su crisis fiscal es
La directora del organismo, Christine Lagarde, se refirió a la actual parálisis de la Administración federal de EE.UU., que hoy cumple su tercer día, como un hecho "suficientemente malo" como para que apenas dos semanas después se tenga que encarar el debate sobre el tope de deuda, de 16,7 billones de dólares.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, dio hoy un toque de atención a EE.UU. y calificó de "misión crítica" la pronta solución de la crisis fiscal que provocó el cierre del Gobierno y amenaza con la suspensión de pagos el 17 de octubre, cuando se alcanza el techo de deuda.

"Es una misión crítica que esto se resuelva lo antes posible", subrayó Lagarde en una conferencia en la Universidad de George Washington ante un grupo de estudiantes.

La directora gerente del FMI se refirió a la actual parálisis de la Administración federal de EE.UU., que hoy cumple su tercer día, como un hecho "suficientemente malo" como para que apenas dos semanas después se tenga que encarar el debate sobre el tope de deuda, de 16,7 billones de dólares.

"Pero el fracaso a la hora de elevar el techo de deuda sería mucho peor, y podría dañar seriamente no solo la economía estadounidense, sino toda la economía global", subrayó la exministra de Finanzas de Francia sobre la hipotética entrada en suspensión de pagos por EE.UU.

En su charla, que habitualmente precede a la reunión anual del organismo y el Banco Mundial, a realizarse la próxima semana en Washington, Lagarde destacó que en las economías avanzadas comienzan a verse "signos de esperanza y estabilidad financiera".

"La eurozona está pasando por una transición enorme, como consecuencia de una crisis bancaria y de deuda soberana que amenazó el mismo tejido de la unión monetaria. Después de seis trimestres de recesión, la región retomó aire la pasada primavera, y el crecimiento debería estar en territorio positivo el próximo año", indicó.

No obstante, precisó que la recuperación se está produciendo a "múltiples" velocidades, y que cada caso necesita unas medidas particulares.

Lagarde señaló que la política monetaria de estímulo y la labor de los banqueros centrales "ha rescatado la economía global, y la ha puesto de nuevo en la senda de la recuperación".

Se refirió en concreto a la posible normalización de la política monetaria en EE.UU., donde la Reserva Federal (Fed) ya anunció que podría iniciar la progresiva retirada de su multimillonario programa de estímulo monetario antes de finales de año si las condiciones económicas lo aconsejan.

"Mucha gente considera que la política monetaria de EE.UU. ha alcanzado un punto de inflexión, donde la salida de las medidas de estímulo no convencionales comenzará en breve. Este giro debe ser gestionado muy cuidadosamente", matizó.

Lagarde indicó que EE.UU. tiene una "responsabilidad especial" debido a su rol como primera economía mundial "con efectos sobre los mercados y las gentes de todo el mundo".

En el caso de la eurozona y Japón, sin embargo, la aún frágil situación aconseja mantener en vigor las medidas de estímulo monetario, agregó.

Por otro lado, la directora gerente del Fondo hizo hincapié en la ralentización de las economías emergentes, que habían sido motores de crecimiento durante los últimos años, y "cuyo impulso se ha frenado en los últimos dos años".

"Esto refleja el giro en el ciclo económico, pero también los profundamente enraizados impedimentos estructurales", dijo Lagarde.

Asimismo, afirmó que los emergentes están encarando ahora "un contexto externo más desafiante" con los "mercados nerviosos ante el percibido fin del dinero fácil".

Por ello, recomendó dejar que las divisas de estas economías se "deprecien" para "sobrellevar la turbulencia lo más suavemente posible", aunque reconoció que países "con presiones inflacionarias como Brasil, India, Indonesia o Rusia tienen ahora menos margen de maniobra".

Otro elemento fundamental para la revitalización de las economías emergentes, sostuvo Lagarde, es "el derribo de las barreras estructurales al crecimiento a largo plazo a través de las inversiones en infraestructura en lugares como Brasil e India" y la "apertura de sus regímenes comerciales".

El próximo 8 de octubre, el Fondo divulgará su informe de "Perspectivas Económicas Globales", en el que dará a conocer sus nuevos pronósticos de crecimiento mundial.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV