México, un país “atacado por Satanás” - El Mostrador

lunes, 22 de octubre de 2018 Actualizado a las 10:12

México, un país "atacado por Satanás"

por 29 noviembre, 2013

BBC Mundo
México, un país
En mayo pasado ocurrió un inusual evento que dio origen a este documental. El papa Francisco tuvo un encuentro con enfermos durante una misa en la plaza San Pedro, en Roma, que muchos medios describieron como un exorcismo.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar


El supuesto exorcizado era un mexicano, de quien se dijo estaba atormentado por varios demonios. El principal exorcista del Vaticano, el padre Gabriel Amorth, salió de inmediato a confirmar el hecho. Pero el portavoz de la Santa Sede lo negó poco después.

Dejando a un lado la veracidad o no del incidente, lo cierto es que la curiosidad ya se había despertado en mí. Mientras más leía más descubría que lo que erróneamente asumí era una práctica ancestral en desuso y limitada al cine, se sigue utilizando. Y además se usa para combatir a la narcoviolencia que está desangrando México.

Equivocadamente pensé que el acceso a exorcistas y exorcismos sería vetado.

Pero los sacerdotes que me recibieron eran muy serios en torno su trabajo de "luchar contra el demonio".

Como me dijo el padre Ernesto Caro en Monterrey: incluso dentro de la Iglesia hay quienes dudan que el diablo existe, pero es algo muy real.

Eso no quita que esta investigación haya sido inusual.

Cara a cara con el "diablo"

Durante un exorcismo masivo un sacerdote dejó a tres supuestos posesos retorciéndose en el piso porque le habían avisado que la cena estaba servida y se enfriaba.

"Nos vemos la semana que viene", les dijo.

Más raro aún fue lo que sucedió a continuación.

Una de las "poseídas" se unió a la cena, a la que habíamos sido invitados.

Y mientras devorábamos unas suculentas empanadas, el sacerdote y el "demonio" dentro de la mujer hablaban y discutían a la vez.

En ese momento nos levantamos de la mesa, pero "el diablo" quiso saber nuestros nombres antes de irnos... No se los dimos y nos despedimos torpemente.

El exorcismo, me queda la impresión, es algo muy serio para algunos y no tanto para otros en México.

El único punto de encuentro entre ambas visiones es que sería algo ampliamente aceptable si efectivamente logra ayudar a la pacificación del país. Algo que católicos y no católicos desean enormemente.

Lea también:

BBC Mundo

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV