Los cálculos de Putin en Ucrania - El Mostrador

Lunes, 26 de septiembre de 2016Actualizado a las 10:52

Los cálculos de Putin en Ucrania

por 6 marzo 2014

BBC Mundo
Los cálculos de Putin en Ucrania
Mientras las potencias discuten cómo ponerle fin a la crisis en Ucrania, el corresponsal de la BBC en Moscú trata de descifrar los objetivos y las motivaciones del presidente ruso.

Rusia tiene un gobierno y un parlamento; tiene comisiones y comités y también tiene un Consejo de Seguridad Nacional. Pero todas las decisiones clave en este país las toma un solo hombre: el presidente Vladimir Putin.

Él se sienta en la cumbre de una estructura de poder vertical que él mismo construyó. En estos momentos, es Putin quien decide el camino que toma Rusia.

Precisamente por eso es tan difícil entender qué está pensando Moscú: hay que ponerse en la mente del presidente.

Entonces, ¿qué está pensando Vladimir Putin justo ahora sobre Ucrania? ¿Qué motiva sus movimientos en política exterior? ¿Cuál es, en últimas, su objetivo?

Engañado por Occidente

Algo que enfurece a Putin es la sensación de que está siendo engañado.

Ya lo vimos en Libia en 2011, cuando Moscú fue convencido de no bloquear una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre una zona de prohibición de vuelo para proteger a civiles.

Pero la acción militar de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) terminó en un cambio de régimen y en la muerte del líder Muamar Gadafi. En otras palabras, mucho más de lo que Rusia habría esperado. Esto ayuda a entender por qué Rusia no ha dudado en vetar resoluciones sobre Siria.

Las protestas en Ucrania comenzaron a finales del año pasado, pero se agravaron hace unas semanas.

Las protestas en Ucrania comenzaron a finales del año pasado, pero se agravaron hace unas semanas.

Sobre Ucrania, el presidente Putin también considera que Occidente lo ha engañado. El mes pasado él envió a un representante a Kiev para participar en las negociaciones de un compromiso entre el presidente Viktor Yanukóvich y la oposición.

Ese acuerdo, facilitado por ministros exteriores europeos, proponía nuevas elecciones, una reforma constitucional y un gobierno de unidad nacional.

El enviado del Kremlin no firmó el acuerdo, pero Rusia pareció aceptar que era la mejor solución en una situación mala. Pero todo se quedó en palabras.

Menos de 24 horas después, Yanukóvich se había fugado, el parlamento lo había destituido y había nombrado un nuevo presidente en funciones que pertenecía a la oposición.

La rapidez de los hechos tomó por sorpresa a Moscú.

¿Complots contra Rusia?

El mundo según Vladimir Putin es uno en el que los poderes occidentales están conspirando día y noche para desestabilizar a Rusia y desestabilizarlo a él personalmente.

Putin se acuerda de la Revolución de las Rosas, en Georgia, en 2003. También se acuerda de la Revolución Naranja del año siguiente, en Ucrania. Rusia sospechó que Occidente planeó las dos.

Más recientemente, el Kremlin acusó a Occidente de financiar y alimentar protestas callejeras antigubernamentales en Moscú.

Y en Ucrania, Rusia lleva meses estado acusando a Estados Unidos y a la Unión Europea de inmiscuirse en los asuntos de ese país para obtener beneficios geopolíticos.

El martes, el presidente Putin dijo que la decisión de Yanukóvich de no firmar un acuerdo de asociación con la Unión Europea en noviembre pasado "fue simplemente usado como una excusa para apoyar a las fuerzas de la oposición en su batalla por el poder... no es la primera vez que nuestros socios en Occidente han hecho esto en Ucrania".

Además está la pregunta de la OTAN. En una entrevista con el periódico Kommersant, en 2010, Putin recordó cómo la alianza le había prometido a la Unión Soviética que no se expandiría más allá de sus fronteras actuales. "Nos decepcionaron de la manera más grosera", él concluyó.

¿Podría un gobierno pro-occidental en Kiev labrar el camino para una futura membresía de Ucrania en la OTAN? Moscú lo consideraría una amenaza directa a su seguridad nacional.

Cálculos

En Occidente, la intervención de Moscú en Crimea ha sido denunciada como una "agresión brutal". En la mente de Vladimir Putin, eso es hipocresía. Él nunca pierde la oportunidad de recordarle al mundo la intervención de Estados Unidos en Irak, Libia y Afganistán.

Las fuerzas ucranianas en Crimea fueron bloqueadas en sus bases por tropas prorrusas.

Las fuerzas ucranianas en Crimea fueron bloqueadas en sus bases por tropas prorrusas.

En su discurso en la Conferencia de Seguridad de Múnich, en 2007, Putin denunció lo que él considera es un "mundo unipolar", es decir, un mundo en el que Estados Unidos es la única autoridad.

Él se ha obstinado con defender lo que considera son los intereses legítimos de Rusia en el mundo, ya sea en Siria o en lugares más cercanos como Ucrania.

Así mismo, como buena parte de Europa depende de las importaciones energéticas rusas y se beneficia del comercio con Moscú, el Kremlin calcula que sus opositores en Occidente no se atreverán a meterse en una pelea seria.

Putin mantiene que no quiere terminar en una guerra con los ucranianos. Él asegura que la intervención rusa es "humanitaria" para proteger a las personas del "caos".

Pero los intereses nacionales rusos serán fundamentales para él. Él quiere asegurarse de que el nuevo gobierno en Kiev no pueda expulsar de Crimea la Flota del Mar Negro y que los nuevos líderes ucranianos se lo piensen dos veces antes de acercarse a Occidente y rechazar a Rusia.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes