Lunes, 26 de septiembre de 2016Actualizado a las 12:21

Putin acusa que Occidente "se pasó de la raya" y enfrenta condena internacional

Putin y líderes de Crimea y Sebastopol firman acuerdo de integración que no es reconocido por Ucrania

por 18 marzo 2014

Putin y líderes de Crimea y Sebastopol firman acuerdo de integración que no es reconocido por Ucrania
La firma tuvo lugar en una ceremonia solemne ante el pleno del Parlamento ruso y los jefes de todas las regiones rusas, reunidos en la Sala de San Jorge del Gran Palacio del Kremlin. Los gobiernos de EE.UU., del Reino Unido, Francia, Alemania y Polonia no tardaron en calificar de ilegal el proceso y acusar que no se ajustaba al Derecho Internacional.

El presidente ruso, Vladímir Putin, y los líderes de Crimea y Sebastopol firmaron hoy un tratado bilateral por el que se acoge a la república de Crimea y a la ciudad de Sebastopol en el seno de la Federación Rusa.

La firma tuvo lugar en una ceremonia solemne ante el pleno del Parlamento ruso y los jefes de todas las regiones rusas, reunidos en la Sala de San Jorge del Gran Palacio del Kremlin.

El primer ministro de Crimea, Serguéi Axiónov, el jefe del parlamento, Vladímir Konstantínov, y el jefe de la ciudad de Sebastopol, Alexéi Chali, que se integrará en Rusia como ciudad federada, suscribieron el acuerdo.

Tras la firma, tanto Crimea como Sebastopol (donde tiene su base la Flota del Mar Negro), se convirtieron automáticamente en sujetos de la Federación Rusa.

En el tratado se señala que los habitantes de Crimea adquieren la nacionalidad rusa, si "en el plazo de un mes" no declaran su voluntad de mantener su actual nacionalidad.

El acuerdo también contempla la celebración de elecciones regionales en Crimea y municipales en Sebastopol en septiembre de 2015.

Hasta entonces, las autoridades actuales de Crimea seguirán ejerciendo el poder.

Se establecen tres idiomas cooficiales en el territorio de la península: ruso, ucraniano y crimeano-tártaro.

Crimea tiene unos dos millones de habitantes, de los cuáles cerca del 60 por ciento rusos, 24 por ciento ucranianos y 12 por ciento tártaros.

Ucrania desconoce acuerdo

Ucrania, sin embargo, no reconoce la anexión. El director de Política Informativa de la Cancillería ucraniana, Yevgueni Perebeinis afirmó que ""no reconocemos ni reconoceremos nunca ni la así llamada independencia, ni tampoco el así llamado acuerdo de incorporación de Crimea en la Federación de Rusia".

El diplomático aseguró que la firma del tratado bilateral por el que se acoge a la república de Crimea y la ciudad de Sebastópol en el seno de la Federación Rusa "no tiene nada en común con la democracia, ni con el derecho ni con el sano juicio".

Putin: "Socios occidentales se han pasado de la raya"

Vladimir Putin defendió la anexión y afirmó este martes ante el Pleno del Parlamento ruso, que en el caso de Ucrania Occidente "se ha pasado de la raya".

"Todo tiene sus límites, y en el caso de Ucrania nuestros socios occidentales se han pasado de la raya, se han comportado de manera grosera, irresponsable y poco profesional".

En Occidente, añadió, sabían perfectamente que en Ucrania y Crimea viven millones de rusos.

"Hasta qué punto hay que perder el olfato político y el sentido de la medida para no prever todas las consecuencias de sus acciones", dijo Putin en alusión al apoyo de Occidente a los "nacionalistas, neonazis, rusófobos y antisemitas" ucranianos que derrocaron el Gobierno del presidente Víktor Yanukóvich.

Enfatizó que Rusia se vio en tal situación que "no podía echar pie atrás" y añadió: "Si se comprime a tope un resorte, éste alguna vez volverá a extenderse con fuerza, y esto es algo que hay que recordar siempre".

También denunció que Occidente no ha renunciado a su política de contención de Rusia que ha llevado a cabo en los últimos siglos. "Permanentemente (los occidentales) tratan de arrinconarnos por el hecho de que tenemos una posición independiente, la defendemos, llamamos las cosas por su nombre y no somos hipócritas", recalcó.

Condena internacional

Pero más allá de sus reparos, Putin enfrenta en este momento la condena internacional, partiendo por la de Estados Unidos, cuyo vicepresidente, Joe Biden, afirmó que la anexión de Crimea a Rusia constituye una violación del Derecho Internacional.

En declarciones formuladas en Varsovia, donde se reunió con el primer ministro de Polonia, Donald Tusk, Biden dijo que  la comunidad internacional "condena" la violación de la soberanía de Ucrania, y anunció futuras sanciones contra Rusia.

Tusk, por su parte, dijo que la anexión "no puede ser aceptada por la comunidad internacional, incluida Polonia", por cuanto se trata de algo que "cambia las fronteras y la situación geopolítica de esta región del mundo".

En tanto, el ministro británico de Exteriores, William Hague, dijo antel a Cámara de los Comunes que Putin ha "elegido el camino del aislamiento" y afirmó que la anexión era "claramente ilegal" bajo la Constitución ucraniana.

El jefe del Foreign Office anunció que el Reino Unido suspenderá toda su colaboración militar y sus licencias de exportación a Rusia de equipamiento que pueda ser utilizado para hacer escalar el conflicto en Ucrania e instó a tomar medidas similares en el seno de la Unión Europea.

Y reiteró ante los diputados el deseo del Reino Unido de ver una Ucrania "estable, próspera y unificada, libre de interferencias extranjeras", y elogió "la contención" del gobierno ucraniano frente a "la inmensa presión" procedente de Rusia.

En París, el presidente francés, François Hollande, pidió una respuesta "fuerte y coordinada" de la Unión Europea a la decisión del presidente ruso. "Condeno esta decisión. Francia no reconoce ni los resultados del referéndum celebrado en Crimea el pasado día 16, ni la incorporación de esa región de Ucrania a Rusia", dijo, insistiendo en que consideraba "ilegal" ese proceso, ""tanto desde el punto de vista del derecho ucraniano como del internacional".

Finalmente, la canciller alemana, Angela Merkel, también consideró "ilegal" el referéndum en Crimea, pero recordó que Rusia sigue siendo miembro del G8, ya que únicamente se suspendieron los preparativos para la inicialmente prevista cumbre de Sochi.

"No se ha adoptado ninguna decisión a ese respecto", respondió Merkel, en una comparecencia junto al primer ministro portugués, Pedro Passos Coehlo, a una pregunta sobre la supuesta inminente expulsión de Rusia del bloque.

"Los preparativos para la cumbre del G8 quedaron ya en suspenso. Fuera de eso no hay novedades en el estado deesa cuestión", zanjó la canciller.

Merkel sostuvo también que se mantiene abierta la vía del diálogo con Moscú, porque la diplomática es "la única solución posible".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes