Miércoles, 28 de septiembre de 2016Actualizado a las 17:31

Ford suspende la fabricación de vehículos en Venezuela

por 6 mayo 2014

Ford suspende la fabricación de vehículos en Venezuela
No es la primera vez que un fabricante de coche interrumpe sus actividades por escasez divisas para adquirir piezas. En febrero, la firma japonesa Toyota también sufrió el mismo problema que le llevó a paralizar sus operaciones por tiempo indefinido.

*La crisis de divisas y la desastrosa situación que atraviesa el sector privado en Venezuela han empujado a la empresa estadounidense Ford a suspender sus operaciones en el país.  En concreto, los retrasos en la asignación de divisas administradas por el Estado dificultan la importación de partes y piezas para ensamblar los vehículos.

Según los trabajadores de la planta, en declaraciones a Reuters recogidas por el diario The New York Times, la paralización de la planta en la ciudad de Valencia, en el centro del país, se prolongará  hasta el 30 de mayo. Por su parte, el gobierno ha confirmado los paros en la planta aunque asegura que la actividad se reanudará en dos semanas, es decir el 19 de mayo.

No es la primera vez que un fabricante de coche interrumpe sus actividades por escasez divisas para adquirir piezas. En febrero, la firma japonesa Toyota también sufrió el mismo problema que le llevó a paralizar sus operaciones por tiempo indefinido.

Estos problemas han tenido consecuencias en el sector. La producción cayó un 76 por ciento en los tres primero meses del año, hasta 3.424 unidades frente  a las 14.316 del mismo periodo de 2013. En este sentido, la compañía Ford fabricó solo 499 vehículos en 2014. Este es solo uno de los sectores privados con problemas en Venezuela como consecuencia del tipo cambio que se realiza en el país.

Y es que en Venezuela rige desde 2003 un sistema de control de cambio que deja en manos del Estado la comercialización y administración del mercado de divisas. Ese sistema prevé varios niveles de adquisición de moneda extranjera, con tipos de cambio diferentes dependiendo del objeto de las divisas. A través del Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex) se cambia a un dólar oficial de 6,3 bolívares al que pueden aspirar importadores de suministros para sectores básicos, como la alimentación y las medicinas y para el sector productivo. Este mecanismo suministra más del 80 % de las divisas, según el Gobierno.

En un segundo nivel funcional el Sicad I con subastas de divisas ofertadas por el Estado semanalmente para diferentes sectores, a un cambio de 11 bolívares por dólar (cotización variable).  Por otro lado, está el cambio en el mercado negro que puede llegar hasta los 66 o 68 bolívares.

En Venezuela, el país con las mayores reservas petroleras mundiales y que factura casi 100.000 millones de dólares anuales por exportaciones de crudo, durante 2013 el gobierno se ha retrasado en la entrega de los dólares destinados para la importación.

Esto ha generado una fuerte deuda con importadores que ha causado el desabastecimiento de alimentos básicos como azúcar o leche y de productos de higiene personal, pero también de insumos industriales.

*Publicado en La Información.com

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes