Sábado, 24 de septiembre de 2016Actualizado a las 16:10

Ucrania y Rusia siguen dándose la espalda en la búsqueda de salidas a la crisis

por 6 mayo 2014

Ucrania y Rusia siguen dándose la espalda en la búsqueda de salidas a la crisis
El abismo que separa a los dos países quedó claro en dos asuntos concretos: la participación que los sublevados grupos prorrusos han de tener en la negociación y el calendario electoral.

Rusia y Ucrania volvieron a acusarse mutuamente este martes del reciente aumento de la tensión en el este y sur del territorio ucraniano y mostraron así lo alejado de sus posturas respecto a posibles soluciones diplomáticas.

El escenario de este nuevo desencuentro fue el comité ministerial del Consejo de Europa, un órgano paneuropeo centrado en los derechos humanos que celebró en Viena su reunión anual.

Con 30 ministros de Exteriores sentados a la misma mesa, entre ellos el ucraniano, Andréi Deschitsa, y el ruso, Serguéi Lávrov, el encuentro estuvo ensombrecido por el conflicto de Ucrania.

El abismo que separa a los dos países quedó claro en dos asuntos concretos: la participación que los sublevados grupos prorrusos han de tener en la negociación y el calendario electoral.

Lávrov advirtió de que mientras no se dé voz a los "manifestantes" opuestos al Gobierno central en funciones de Kiev, "se va a andar en círculos" a la hora de buscar soluciones.

Por eso, indicó que cualquier futura negociación debe tener en cuenta a esos grupos, que Ucrania considera controlados por Moscú, mientras que Rusia los define como manifestantes que "quieren hacer oír su voz".

Exigió asimismo que el Ejército ucraniano se mantenga "neutral" y que no se le mande a "luchar contra el pueblo", en relación a la operación lanzada por Kiev contra los grupos armados prorrusos que controlan algunos edificios públicos en el este y sur del país.

Deschitsa, por su parte, argumentó que su Gobierno, al que calificó como "legítimo", representa a todas las regiones del país y que de celebrarse una nueva cumbre, como la que reunió el pasado abril en Ginebra a EEUU, la UE, Rusia y Ucrania, el formato debería mantenerse a nivel de titulares de Exteriores.

Además, el ministro instó a Rusia a que respete el calendario electoral previsto para las presidenciales del 25 de mayo.

En ese sentido, Lávrov criticó que los comicios vayan a tener lugar en medio de un operativo militar ucraniano y antes de que se haya redactado la nueva Constitución del país, e insistió en que debería esperarse a final de año, cuando el texto esté listo.

El ministro ucraniano, por su parte, indicó que la fecha del 25 de mayo es su máxima prioridad ahora, y pidió a sus socios del Consejo de Europa "que hagan todo lo posible para eliminar las amenazas externas y provocaciones apoyadas por Rusia en Ucrania" para que las elecciones se celebren de forma democrática.

La celebración de las elecciones en mayo fue respaldada hoy por "casi todos" los 47 miembros del Consejo de Europa, que sin embargo no emitió ninguna resolución oficial al respecto, según señaló el anfitrión de la reunión, el ministro austríaco de Exteriores, Sebastian Kurz.

Ante la creciente tensión en la región, el ministro de Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, quien no participó en la reunión del Consejo de Europa, se trasladó de todas formas a Viena para reunirse con sus homólogos ruso y ucraniano.

Tras un encuentro improvisado en el aeropuerto de Viena, el ministro alemán insistió en una nueva conferencia internacional de paz como la de Ginebra e instó a las partes enfrentadas a poner fin a la violencia en Ucrania.

Steinmeier advirtió de que la situación en el este de Ucrania "sigue preocupante" y "empeora día tras días".

También la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), con sede en Viena, hizo una petición para rebajar la tensión de cara a las elecciones de mayo.

"Si va a haber elecciones, lo que hace falta es un alto el fuego. Uno no puedo imaginarse cómo es votar en una situación así, como en parte del este y el sur de Ucrania", indicó el presidente de turno de este organismo, el suizo Didier Burkhalter.

"Las elecciones necesitan más seguridad para la gente que tiene que votar", dijo el también jefe de la diplomacia de Suiza, quien tras la reunión del Consejo de Europa asistió asimismo al encuentro de los tres ministros en el aeropuerto vienés.

Burkhalter viajará mañana, miércoles, a Moscú para reunirse con el presidente ruso, Vladímir Putin, dentro de la labor mediadora de la OSCE en el conflicto.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes