Genoma humano, Internet y Política - El Mostrador

Lunes, 19 de febrero de 2018 Actualizado a las 22:51

Autor Imagen

Genoma humano, Internet y Política

por 21 marzo, 2001

Las bases del mundo global están en la democracia y el mercado: la democracia garantiza ciudadanos libres, y el mercado consumidores libres.



La combinación virtuosa y equilibrada de ambas permite darle sentido y viabilidad al desarrollo de las personas y de las sociedades. Y de esto es de lo que se trata la política: como armonizar las cosas, darle un marco a la convivencia social y encontrar caminos concretos para que las personas alcancen su plenitud temporal en un contexto familiar y comunitario.



Pero la función de la política no puede estar des-situada. Debe responder siempre a un tiempo y a un espacio, a un contexto, y ocuparse de aquellas materias que en un momento dado conforman la problemática del cuerpo social. Al mismo tiempo debe, sin embargo, ser capaz de trascender el presente y proyectarse al futuro a partir de él, anticipando escenarios y por lo tanto arbitrando soluciones con perspectiva de largo plazo.



Hay dos elementos claves del mundo que nos está tocando vivir, que tienen y tendrán dramática incidencia en nuestras vidas y en la de nuestros hijos y nietos, que deberían ser motivo de profunda y permanente atención por parte de los dirigentes políticos y los partidos: uno de ellos, la Internet, llamada la red de redes, que hoy cubre a más de 400 millones de personas pero cuyo impacto llega ya a más de dos mil millones. El otro, es el mapa del Genoma Humano, cuyos primeros resultados se acaban de conocer, y cuyas consecuencias prácticas se comenzarán a notar antes de un lustro.



Son, ambas, en realidad, dos redes que condicionarán la forma de organización de la sociedad en un futuro cercano, dependiendo de cómo estos elementos sean abordados hoy del punto de vista jurídico, económico, ético, cultural. Es decir, política pura.



Internet, por ejemplo, es la base de la economía digital o nueva economía, trasciende fronteras, genera nuevas realidades en el comercio internacional en aspectos aduaneros, tributarios, y revoluciona la logística del comercio exterior, la educación, la cultura.



Sin embargo en general los gobiernos, los organismos internacionales y los partidos políticos, suelen ir a la zaga de los hechos, con legislaciones y normativas inadecuadas y, especialmente, con políticas parciales o medidas que tratan de ajustar la realidad al marco normativo antiguo, en lugar de desarrollar nuevos parámetros legales. La OMC aún no se decide a crear un Comité de comercio electrónico y la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi) acaba de decidir, a instancias de Chile, la formación de un Grupo de Trabajo, presidido por nuestro país, porque nada hay avanzado en la región latinoamericana sobre armonización de políticas y de normativas.



Lo mismo puede decirse sobre el descubrimiento del Genoma Humano: su relevancia va más allá de satisfacer la curiosidad científica. Tiene que ver con un amplio abanico de situaciones que van desde la lucha contra el racismo hasta la prevención y cura de enfermedades, pasando por las imprecisas fronteras de la clonación de órganos o de seres.



Esta nueva realidad abre un campo difícil de análisis político, puesto que con prontitud debemos establecer el marco, las fronteras normativas basadas en la ética y en los principios del derecho, todo ello materia propia de los parlamentos, o sea, de los políticos.



No recuerdo haber leído o escuchado pronunciamientos oficiales de nuestros partidos en cuanto tales sobre estos dos temas, al menos no con la contundencia y profundidad con que nos pronunciamos sobre otras cuestiones igualmente importantes. Por eso que adquiere mayor relevancia aún el hecho de que esta semana estos dos temas hayan sido objeto de atención de nuestros parlamentarios, tanto en el Senado como en la Cámara, dando pasos concretos de carácter legislativo que enmarcan y complementan las acciones emprendidas desde el gobierno, y que vienen a situar a Chile en una posición de vanguardia en América Latina.



Visto desde una perspectiva integracionista, es necesario proyectar este impulso hacia el conjunto de los países asociados en la Aladi y armonizarlo con las iniciativas existentes o contribuir a que se implementen, puesto que en ambas materias no es suficiente, dada la interdependencia existente, conque algunos países tengan leyes y políticas avanzadas si el conjunto presenta carencias que mediatizan sus efectos positivos.



De ambos descubrimientos dependerá en gran medida, en un futuro muy cercano, la felicidad temporal, concreta, de nuestras sociedades.



_________________
* Héctor Casanueva es embajador de Chile ante la Aladi.



Lea ediciones anteriores

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)