Planteamientos sobre la reforma en salud - El Mostrador

Viernes, 24 de noviembre de 2017 Actualizado a las 17:47

Autor Imagen

Planteamientos sobre la reforma en salud

por 15 mayo, 2001

1.- Confianza en el sector privado



De acuerdo a la información que ha trascendido, el Gobierno de la Concertación plantearía crear un Fondo Solidario de Salud financiado en parte con 3/7 de la cotización de salud que pagan todos los trabajadores chilenos.



Para quienes cotizan en una Isapre, tal aporte representaría destinar un 43% de su cotización y, en consecuencia, su plan de salud bajaría en la misma proporción si es que los trabajadores afectados no financian la diferencia de su propio bolsillo.



Una reforma que corte el financiamiento al sistema privado significará una brusca desaparición de este sector empresarial. Esto tendrá evidentes consecuencias sobre el empleo y sin que ello represente beneficios para la gente, al menos que se conozcan o que se puedan suponer.

2.- Cuestionamiento al sistema mixto



La virtual desaparición o "minimización" de las Isapres dará paso a la constitución de un sistema estatal único de salud, y un pequeño sector privado. Tal circunstancia representará dos peligros: a) el mayor riesgo que representará el poder político de los gremios de la salud fortalecidos por la mayor importancia del sector estatal y que lucharán por sus reivindicaciones presionando al alza los aranceles con huelgas y paros y, b) la total indefensión de las Instituciones proveedoras que ahora venderán sólo al Estado, sujetas a consideraciones políticas y de fijación de precios y tarifas.

No deja de llamar la atención que las propuestas orientadas a mejorar verdaderamente el sistema público sean tímidas y que se esté propiciando una transferencia de afiliados a dicho sector cuestionado. En tal circunstancia, el sector privado de salud atenderá sólo a un mínimo de la población y perderá su rol activo y su real presencia en el sistema de salud chileno.



Esto creará desconfianza y pondrá en duda la futura participación de la empresa privada en este sector, toda vez que durante estos 10 años de gobierno de la Concertación se ha invitado al sector privado a efectuar grandes inversiones, pero luego se pretende coartarle toda posibilidad de recuperarlas o continuar efectuando sus aportes.

3.- Nuevo impuesto encubierto



Destinar una parte de la cotización de salud a un fondo estatal que cumpliría un fin específico es una nueva forma de impuesto afectado y directo. Tal impuesto, aparte de existir consideraciones constitucionales que pudieran impedir su aplicación, es regresivo, toda vez que grava en mayor proporción las rentas inferiores a 1 millón de pesos, por el tope imponible de 60 UF contemplado en la ley. Tal transferencia de fondos, obligaría a la mayoría de los usuarios de la salud privada a regresar al sistema publico.

El esquema planteado afectará especialmente a la clase media, puesto que las personas más acomodadas siempre podrán financiar un seguro privado adicional. En consecuencia, si se llegara a aprobar una reforma de esta naturaleza, nunca más un trabajador de ingresos medios podrá tratarse en alguno de los modernos centros médicos o clínicas privadas, como hoy lo están haciendo.



No es difícil imaginarse el perjuicio que ello produciría en la gigantesca inversión privada que se ha realizado en los últimos años en centros médicos, clínicas, laboratorios y otros establecimientos privados de salud, ubicados tanto en Santiago como en Regiones, y que aún se encuentran en etapa de recuperación de la inversión o están financiando los créditos que permitieron su realización.

4.- Eficiencia del sector público



Cualquier reforma al sector salud debe considerar en forma previa a un aumento presupuestario, una cambio tal en su estructura organizacional, que efectivamente le permita entregar sus prestaciones médicas en forma más eficiente. El reciente estudio de la CEPAL confeccionado por dos economistas [RC1]del Ministerio de Hacienda, demuestra que el sistema público ha perdido un 55% de productividad en los últimos 10 años.

Tal hecho señala la dramática necesidad de perfeccionar el sistema público prestador. En consecuencia, no se puede arriesgar la destrucción de un sistema privado -que evidentemente se puede perfeccionar- para simplemente aumentar el presupuesto del sector público.

A modo de ejemplo, se puede señalar que si se destinaran los 3 puntos señalados de cotización de las Isapres al sistema público, marginalmente éste crecería en un 10%. Tal incremento se consumiría en la primera huelga de funcionarios públicos.

5.- Perfeccionamiento del sistema de salud



El sistema privado ha demostrado su capacidad para desarrollar un sistema de salud vigoroso, que ofrece una medicina que nada tiene que envidiarle a la que ofrecen los países desarrollados. También ha comprobado que puede autorregularse. En efecto, la solución definitiva al problema de las enfermedades catastróficas es una muestra de ello.



No obstante quedan algunos aspectos pendientes, por ejemplo, la garantía de un servicio adecuado en la tercera edad. En la medida que este sistema resuelva sus problemas, se transformará cada vez en una solución más eficiente, segura y transparente para más chilenos, siempre que éstos puedan ejercer su derecho de opción. Cabe destacar que en la medida que más personas sean cubiertas por las Isapres, el Gobierno dispondrá de más recursos para atender a quienes verdaderamente lo necesitan.



6.- Mutua Colaboración



Finalmente, siempre ha existido el mejor ánimo de aportar al Gobierno toda la experiencia del sector privado para apoyarlo en sus deseos de mejorar la salud en Chile. Las Isapres comparten los propósitos del Gobierno y su interés para que todas las personas, especialmente los más pobres, gocen de un sistema de salud digno y eficiente. Solo basta que el Gobierno cree las instancias para participar y colaborar.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)