Telefonazos - El Mostrador

Jueves, 14 de diciembre de 2017 Actualizado a las 01:53

Autor Imagen

Telefonazos

por 25 junio, 2001

El viernes pasado, el gobierno -no; precisemos: José Miguel Insulza- le hizo otro favor a Sebastián Piñera, porque la Concertación ha vuelto a encandilarse, como a inicios de los '90, por esa inasible corriente liberal que -dicen- palpita al interior de Renovación Nacional. A comienzos de los '90 el entusiasmo se alimentaba con la idea de sumar fuerzas para desmontar los "enclaves autoritarios" (¿recuerdan que se hablaba de esas cosas?); ahora, la idea es levantar diques frente a la marejada de la UDI.



En suma, el viernes apareció Piñera al frente de la manifestación que en la Plaza de la Constitución realizaron los pacientes de enfermedades catastróficas y sus familiares. Sólo al pasar diremos que la aparición del presidente de RN en ese mitin motivó un llamado telefónico de Guido Girardi, para retar al presidente de la asociación de pacientes catastróficos por haberse arrimado a Piñera y haberlo dejado en la berma, después de meses de trabajo mediático conjunto.



Bueno, el punto es que Piñera, luego de haber reunido a la prensa, sacó el celular, apretó teclas y se comunicó con Insulza que estaba en La Moneda (¿mirando, a hurtadillas, tras las cortinas, la manifestación?). Diálogo preciso y claro, para que la grabación fuese útil a las radios y la TV. El Ministro del Interior y vicepresidente de la República (Lagos estaba en Asunción) dijo que claro, por supuesto, faltaba más, pasen de inmediato que los recibo, justo tengo un tiempito.



Todo muy casual. Todo improvisado, por cierto.



Poco después estaba programada, en La Moneda, la firma de un protocolo para combatir el maltrato intrafamiliar. Actores del evento, al que estaba convocada la prensa: el subsecretario del Interior, Jorge Burgos y la ministra Adriana Delpiano. Como los periodistas, como enjambre, se fueron y quedaron a la espera de la salida de Piñera y pacientes catastróficos de la cita -imprevista, espontánea, impremeditada., repetimos- con Insulza, la firma del protocolo simplemente se suspendió hasta esta semana. La razón: falta de cobertura de prensa, porque más allá de los telefonazos de la asesora de prensa de Burgos al de Insulza para que terminara con el "show" no hubo forma de finalizar rápido con el espectáculo.



Es cierto que la política, hoy, se hace a través de los medios de comunicación (algunos, es un hecho, como la UDI, también algo hacen en terreno, y es cosa de ver cómo les va). Cancelar los eventos previstos por falta de cobertura mediática es, parece, una práctica ya asumida, como antaño era el cohecho o los expertos en invalidar votos en los recuentos de las mesas (hubo uno, democratacristiano, famoso en las elecciones de la FECh; una de sus técnicas era ensartarse una mina de lápiz bajo la uña, para anular votos, a la pasada, mientras los iba contando). El problema es que queda rondando la pregunta. En este caso, ¿será que ese protocolo no es para nada relevante? ¿Será que a Burgos y Delpiano el tema de la violencia intrafamiliar les importa poco o nada? ¿Será que subordinan su trabajo a la exposición de los medios? ¿Será?



___________________



Vea otras columnas del autor

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)