¿Y ahora que Dornbusch pide olvidar el superávit del 1%? - El Mostrador

Viernes, 15 de diciembre de 2017 Actualizado a las 11:45

Autor Imagen

¿Y ahora que Dornbusch pide olvidar el superávit del 1%?

por 11 octubre, 2001

El viernes 28 de septiembre, en una entrevista publicada en El Diario, el destacado economista del Massachussets Institute of Technology (MIT) Rudiger Dornbusch se refirió a algunos aspectos de la actual política económica de Chile. Bien harían las autoridades económicas chilenas si oyeran los consejos del economista, muchos de los cuales ya han sido enunciados por Fundación Terram en numerosas ocasiones.



"El gobierno [de Chile] Â…debe liberarse de la tonta meta del superávit del 1%" sentenció Dornbusch, argumentando que, ante la situación económica actual, Chile tiene dos opciones: aceptar que el crecimiento económico viene a la baja y "seguir rígidamente la política inflacionaria" o, alternativamente, "ser un poquito más maduros y decir que estamos en una extraordinaria situación fiscal, lo que implica que podemos, al igual que Estados Unidos, utilizar algunos recursos y admitir que si hay algún impacto en la inflación, no es el momento para pensar en ello."



Al igual que Fundación Terram, la evaluación de Dornbusch respecto al desempeño del Banco Central es crítica. Más aún, destaca que la reciente desaceleración de la economía chilena, como consecuencia de la crisis asiática, se debió más a un mal manejo del Banco Central que a un shock externo extremadamente recesivo. El economista continua "Chile no lo ha hecho bien con el objetivo de inflación. Hay que buscar una tendencia descendente, pero no transformarla en una obsesión. Chile ya tuvo una recesión por equivocarse con una caída global [la crisis asiática]. Si comete el mismo error sería deplorable. Las tasas de desempleo subieron de manera permanente la última vez. Si repite la equivocación, habrá un desempleo permanente de 12%", refiriéndose así a lo que en otras intervenciones el economista ha denominado como la recesión Massad.



Es curioso que Dornbusch se refiera a la madurez de las autoridades económicas chilenas, puesto que, como se nos dice, el 'modelo chileno' es el más maduro de la región. Pero esta caracterización está, sin duda, ajustada a una política económica fundada en reglas automáticas y autónomas. El marco en que se sustenta es precisamente un set de reglas y recetas a toda prueba y sin mayor discernimiento de parte de las autoridades. Un banco central independiente, una enorme complejidad legislativa para alterar la estructura tributaria, los compromisos internacionales ante la OMC y los tratados de libre comercio de nueva generación han sido insuficientes como anclaje institucional para la política económica. A lo anterior el ministro de Hacienda ha agregado la "tonta" regla, según Dornbusch, del superávit estructural.



En 1998 no fue la crisis asiática sino la enorme alza en la tasa de instancia monetaria de parte del Banco Central, la que precipitó la recesión de 1999. La recuperación del año 2000 fue atenuada por un presupuesto fiscal contractivo, gracias a la regla del superávit estructural. Este efecto se notó en el último trimestre del año. En el año 2001, con la rebaja de tasas del Central y el adelanto del gasto público en el primer semestre de parte de Hacienda -además del uso de parte del fondo de contingencia- se atenuó otro año con tendencia recesiva.



Actualmente, el Ministerio de Hacienda está revisando el presupuesto fiscal para el próximo año. En el entendido que la situación económica internacional puede agravarse, ha bajado su propuesta de crecimiento en el gasto publico a 4,9%, ajustándose así a la regla presupuestaria que impedía un crecimiento mayor al 5%. A pesar de que el Ministerio hizo oídos sordos a la solicitud de un presupuesto más expansivo para compensar la caída en la demanda externa, del orden de 5,3%, es justo reconocer que se resistió a presiones que buscaban un presupuesto aun más restrictivo.



Al parecer la situación económica internacional será compleja el próximo año. Sólo podemos esperar que las autoridades de reflexionen sobre las recomendaciones de Dornbusch y que, a diferencia de los últimos tres años, las medidas que adopten no exacerben la tendencia recesiva como consecuencia de la aplicación de reglas automáticas. Si aprendieron la lección del profesor, sabrán que la economía chilena podrá salir adelante en un escenario internacional complejo sólo con una dosis de flexibilidad y de sentido común. Es decir, con un poquito de madurez, de otra manera estaremos condenados a otro año de oportunidades perdidas.



_____________

Rodrigo Pizarro es director de Estudios de Fundación Terram.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)