viernes, 17 de agosto de 2018 Actualizado a las 07:57

Autor Imagen

Agenda de crecimiento, modelos de desarrollo y reactivación

por 25 marzo, 2002

¿Se debe reconocer que se ha agotado la política monetaria y se hace necesario recurrir al instrumental fiscal? En este contexto, se ha propuesto disminuir los impuestos y/o elevar el gasto público para darle un gran impulso a la demanda agregada.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El país ha vivido una interesante experiencia de colaboración público-privada en torno a la elaboración de la Agenda ProCrecimiento entre el gobierno y una de las principales organizaciones del empresariado chileno, la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa). En un período breve, un grupo de destacados especialistas analizó diversos temas hasta concordar en la agenda que el gobierno ha dado a conocer al país.



Del mismo modo, se ha anunciado la preparación de una serie de proyectos de ley que se enviarán al Congreso durante el primer semestre de esta año para poner en marcha tales iniciativas.
Entre las principales proposiciones destacan la creación de un Tribunal de la Competencia, iniciativas de modernización de las telecomunicaciones, y la regulación de la pesca extractiva y del sector eléctrico.



Se propone, además, iniciar el debate sobre la creación del Tribunal Económico como una jurisdicción especializada para la resolución de controversias en esa área, que ayude a eliminar la proliferación judicial de recursos especiales sectoriales, y la interposición alternativa de acciones cautelares como el recurso de protección y de amparo económico.



Especial énfasis se da a la política tecnológica para impulsar instrumentos e iniciativas que incentiven la inversión privada en investigación y desarrollo, e impulsar la masificación de la internet y la puesta en marcha de las instituciones que posibiliten el uso generalizado de la firma electrónica, fomentando la competitividad de la economía, la modernización del Estado y la descentralización del país.



En materia de mercado de capitales, destaca la necesidad de mejorar la institucionalidad en materia de capital de riesgo, y promover la competencia en el sector. Finalmente, fueron concordadas propuestas para mejorar la eficiencia del gasto en salud, educación y combate a la pobreza, y se puso de relieve la necesidad de ayudar al fomento del empleo.



Es indiscutible la importancia de los temas indicados para el desarrollo futuro. No obstante, se ha puesto poca atención en las implicaciones de largo plazo de la agenda. ¿Cuál es la perspectiva estratégica que orienta el conjunto de medidas? ¿Resulta una propuesta que promueve el crecimiento con protección social, es decir, que se compromete a transformar la salud, la educación y la eliminación de la pobreza en un derecho reconocido de toda la población operando sinérgicamente con las medidas pro crecimiento, o constituye una nueva versión de la propuesta de hacer crecer la torta para que en el futuro sea posible mejorar la situación de la gente?



Del mismo modo, al discutir la reactivación a menudo se introduce el tema de la Agenda ProCrecimiento. No obstante, son pocas las medidas que pueden tener un impacto en el corto plazo. En consecuencia, es obvio que la discusión sobre la reactivación debe concentrarse en el corto plazo en los temas monetarios y fiscales. ¿Se debe reconocer que se ha agotado la política monetaria y se hace necesario recurrir al instrumental fiscal? En este contexto, se ha propuesto disminuir los impuestos y/o elevar el gasto público para darle un gran impulso a la demanda agregada.



Se argumenta que personalidades tan ortodoxas como el actual Presidente de Estados Unidos no vacilaron en utilizar el gasto fiscal para enfrentar la recesión que amenazaba al país, agravada por los atentados terroristas del 11 de septiembre. No obstante, es claro que una baja tributaria, al menos del tipo que se ha mencionado públicamente, favorece más a los grupos de mayores ingresos. Por el contrario, el aumento del gasto público para financiar las grandes reformas favorece a los grupos más pobres de la población.



Del mismo modo, se cuestiona el objetivo de lograr un superávit estructural del 1 por ciento en particular, cuando la economía enfrenta de manera prolongada una caída en las tasas de crecimiento, y se propone establecer como meta un balance estructural en lugar del indicado superávit.



Dicho balance también garantiza los equilibrios macroeconómicos, y podría liberar 700 millones de dólares que nos permitirían crecer con integración social, en un contexto de mayor flexibilidad fiscal para vincular nuevos recursos a avances en las reformas pendientes.



En consecuencia, en las actuales condiciones el tema central es si cabe un rol a la política fiscal, cuál será éste y cómo se desarrollarán los instrumentos más idóneos. Estos temas serán abordados en el foro al cual invitamos este miércoles.





* Master en Sociología y Doctor en Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Libre de Berlín, Alemania, y Gerente de la empresa ATT en Chile.



____________________



** Entre los panelistas del foro se cuentan: Sergio Bitar, economista, ex ministro, ex senador y ex presidente del PPD; Alejandro Foxley, economista, senador, ex ministro de Hacienda y ex presidente del Partido Demócrata Cristiano, y Carlos Ominami, economista, senador y ex ministro de Economía.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)