Vargas Llosa, el político - El Mostrador

Viernes, 24 de noviembre de 2017 Actualizado a las 15:40

Autor Imagen

Vargas Llosa, el político

por 14 julio, 2002

Varias veces se ha dicho, y estoy de acuerdo con eso, que el grado de ideologismo delirante de los neoliberales, es similar o superior al de los Khmer Rouge que mataron en Camboya a un buen millón de personas para demostrar la justeza del socialismo real.



Las noticias de estos días sobre iniciativas tardías y poco claras de la administración de EEUU para castigar a los delincuentes empresarios sigue más o menos ignorada por quienes se mantienen obstinadamente más cerca de la teoría que de la realidad. Este parece el caso de un gran escritor peruano, más que admirable por su obra: a muchos nos tiene esperando cada vez que se anuncia una nueva producción.



Me refiero a Mario Vargas Llosa, quien pese a que es uno de los grandes de las letras americanas, cada vez que se pone a opinar de política parece que algo le sucede. Ahora publicó en un medio escrito chileno, por cierto propiedad de nuestros poderes fácticos que nos acompañan en la vida como el otro yo del ángel de la guarda, un artículo contra su propio pueblo -el peruano- para condenar las protestas que llevaron al gobierno de ese país a anular o al menos postergar las privatizaciones de las empresas eléctricas del sur de Perú.



Como escribe bien no es fácil responderle, pero hacer un artículo que tiene por título "queremos ser pobres" para luego decir que "Arequipa acaba de ganar una batalla contra la modernización" parece, por decir lo menos, exagerado y arrogante.



¿Pero por qué meterse en esta discusión intraperuana? Claro, cita a Chile como modelo, como siguen haciéndolo muchos que ignoran nuestra realidad real (aunque parezca tautología), quienes nunca han tenido un accidente vascular y han debido pagar una cuenta de salud en Chile, o voluntariamente ignoran que aquí la producción está organizada pero los consumidores (es decir, nosotros) están indefensos, o que las leyes se hacen al tambor batiente de los poderes fácticos.



Es una gran pena que este literato se embarque en estas aventuras conceptuales. Yo sigo distinguiendo entre creación artística y realidad, pero no permito que con pura ideología -de esa que aplican los que tienen el poder real- quieran decirme que además de jodido, ande contento.



_______________



Vea otras columnas del autor


Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)