¿Seremos felices? - El Mostrador

Miércoles, 22 de noviembre de 2017 Actualizado a las 03:45

Autor Imagen

¿Seremos felices?

por 20 julio, 2002

¿Hay posibilidades de desarrollo pleno sin educación, salud, trabajo? ¿Y tales derechos no dependen en su ejercicio de una política pública activa?

Sabemos por el informe del PNUD que los chilenos se identifican en un 53,9 por ciento a partir de su pareja, padres y parientes. Luego están los hijos (15,4 por ciento), y muy por debajo aparece el trabajo o profesión, con el 4,6 por ciento. Sabemos que vivimos trabajando y poco o nada de tiempo hay para la familia. Pero bueno, si las encuestas no mienten, es en la familia donde se encuentra la felicidad.



Vivimos en un mundo en que la vida privada y sus devaneos, labor y trabajo, han triunfado en nuestra cotidianeidad y concepción del mundo. Buscamos la felicidad en la familia y en la autorrealización, si el individualismo que nos aprisiona es el expresivo. Más concretamente: si el individualismo que nos ha atrapado es el utilitarista, el ideal de vida está dado por la autosuficiencia material y la autonomía moral entendida como dos espacios, el uno físico y el otro espiritual, que nos mantienen a salvo de toda intrusión violenta del exterior.



Sin embargo, la felicidad no se alcanza en la vida privada si no va acompañada por el compromiso público eficaz. Persiguen un fantasma y abrazan una ilusión quienes creen que alcanzarán su felicidad, bienestar y autodesarrollo fuera de la ciudad, de la polis, de la política.



Los estudios de Marshall y especialmente los de A. Giddens demuestran cómo gracias a las luchas de los oprimidos por razones de edad, sexo, raza o clase social se fue ampliando la ciudadanía a los derechos civiles, políticos y sociales que hacen posible la autorrealización, la vida plena y auténtica, la vida digna y humana. ¿No es esta la lección chilena también? ¿Hay posibilidades de desarrollo pleno sin educación, salud, trabajo? ¿Y tales derechos no dependen en su ejercicio de una política pública activa?



Veamos dos ejemplos tomados de la más estricta vida privada, lugares de los que por antonomasia depende nuestra felicidad moderna: me refiero a la sexualidad y a la familia. ¿No depende el sano ejercicio de la sexualidad de millones de chilenos de la información y de políticas públicas activas (pienso en el sida)? ¿La posibilidad de formar parejas felices no depende de toda una estructura laboral -flexibilización horaria o formas de traslado laboral bajo la fórmula "quien quiera contratar a uno (o a una) ha de conseguirle una ocupación al otro (o la otra), educativa -extensión de educación prebásica que permita que padre y madre puedan trabajar dejando debidamente cuidados y acogidos a sus niños-, y social -transporte público y diseño de ciudades, barrios y viviendas que permitan a las familias vivir juntas-?



Ulrich Beck, en su Sociedad del riesgo nos ha señalado que la consumación de la separación entre producción y reproducción hace nacer contradicciones que solo pueden ser dominadas si se ofrecen oportunidades institucionales de reunificación del trabajo y la vida. También señala que mucho de lo que los hombres y las mujeres todavía siguen reprochándose hoy no es responsabilidad personal suya, y que más que en los sillones de psicoterapeutas o de terapeutas familiares, deberíamos buscar en la política soluciones a las altas tasas de divorcio alemanas.



Por eso, los chilenos debemos valorar más nuestros derechos y deberes cívicos. Entender que la felicidad y todo lo que entendemos valioso se juega de manera superlativa en la acción diaria por vivir en una sociedad más justa y libre, en una buena sociedad. Y esta es la tarea política por excelencia.



_____________



Vea otras columnas del autor

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)