Consejo de Rectores, ¿cuál es tu consejo? - El Mostrador

Martes, 21 de noviembre de 2017 Actualizado a las 13:18

Autor Imagen

Consejo de Rectores, ¿cuál es tu consejo?

por 26 julio, 2002

¿Acaso una bien diseñada arremetida contra el proceso en desarrollo de construcción del SIES ha paralizado a nuestros rectores y ha puesto en duda su convicción respecto a la necesidad de avanzar hacia una prueba vinculada a conocimientos, más equitativa y metodológicamente mejor fundada?

El debate en torno al proyecto SIES ha dejado al descubierto una serie de fallas de nuestro sistema institucional de educación superior. En lo principal, se ha confirmado la extrema debilidad del Consejo de Rectores, organismo que agrupa a las universidades con aporte fiscal y entre ellas a las más antiguas y de mayor prestigio del país.



Corresponde a este organismo determinar las pruebas que han de regular la selección de alumnos que desean ingresar a las instituciones allí representadas. De hecho, la decisión de revisar la PAA y adoptar un examen de selección más cercano a los contenidos de la enseñanza media fue una decisión de dicho Consejo, adoptada en su reunión del 18 de enero de 2001.



Para orientar el cambio creó un Comité Directivo del Proyecto SIES, presidido por la Ministra de Educación e integrado por los rectores Luis Riveros, de la Universidad de Chile, Pedro Rosso, de la Pontificia Universidad Católica, Sergio Lavanchy, de la Universidad de Concepción (y vicepresidente ejecutivo del Consejo de Rectores), Ubaldo Zúñiga, de la Universidad de Santiago, y Heinrich Von Baer, de la Universidad de La Frontera.



Del mismo modo, apoyó la formulación y ejecución del proyecto SIES, el cual quedó a cargo de dos investigadores pertenecientes uno a la Universidad de Chile y el otro a la Pontificia Universidad Católica.



El sitio del Proyecto declara confiadamente en su página de introducción que "a partir de diciembre de 2003 el sistema de ingreso a las universidades del Consejo de Rectores contará con un nuevo instrumento de selección. La Prueba de Aptitud Académica, que se ha utilizado durante 35 años, se reemplazará por un nuevo conjunto de pruebas que deberán rendirse para ingresar a la Educación Superior".



En el momento del lanzamiento público del Proyecto SIES, el rector de la Universidad de Chile "destacó la importancia de contar con un eficiente sistema de selección para el ingreso a las universidades. Instituciones de educación superior que persigan la excelencia", subrayó, "necesitan también asegurar que lleguen a ellas los estudiantes más capacitados". El profesor Riveros celebró este proyecto como uno de los primeros frutos de la cooperación entre la Universidad de Chile y la Universidad Católica, instituciones cuyo enemigo común -dijo- "es la mediocridad". De ello da cuenta U-Noticias al Día del 17 de abril pasado.



Como es sabido, el desarrollo de este proyecto ha tropezado con una fuerte oposición encabezada por el Centro de Estudios Públicos, cuyos argumentos, a su vez, han causado diversas reacciones de la comunidad escolar en torno a la naturaleza del debate suscitado.



Por ejemplo, los representantes de la Corporación Nacional de Colegios Particulares, la Vicaría de la Educación de la Arquidiócesis de Santiago, la Dirección de Educación de la Asociación Chilena de Municipalidades, la Sociedad de Instrucción Primaria, la
Federación Nacional de Padres de Colegios y la Federación de Instituciones de Educación Particular, acaban de declarar lo siguiente:



"Nos asiste una gran preocupación por la forma en que ha llevado la discusión sobre SIES. La opinión pública ha venido siendo testigo de un debate que al parecer se ha ido desvinculando de lo específicamente escolar, y gradualmente polarizándose e ideologizándose, desfavoreciendo así las necesarias respuestas y acuerdos, fruto de una auténtica voluntad de dialogar y en un contexto de gran respeto por las personas, las instituciones y los argumentos, y por una causa superior como es la del bien común. De lo contrario, esta situación puede contribuir a generar incertidumbre en el sistema escolar, especialmente en los alumnos que rendirán las pruebas y sus familias".



El texto de esta declaración da por sentado que el Consejo de Rectores implementará el SIES pero llama a despejar las incertidumbres causadas por lo que en su momento llamé un
debate que exaspera.



La Ministra de Educación se hizo cargo de esta preocupación hace unos días y llamó al Consejo de Rectores a despejar tal incertidumbre, señalando de paso la razón de fondo por la que el gobierno apoya la reforma de la PAA:



"Hay bastante evidencia empírica sobre la cual el Consejo de Rectores tomó la decisión de aplicar el SIES, y yo lo he respaldado como ministra, porque estoy convencida que una prueba vinculada al currículum nacional le da coherencia al sistema educacional y mejora la equidad y la calidad de la educación".



En medio de este áspero debate, que ya lleva varias semanas, el Consejo de Rectores ha permanecido impasible, como si el asunto no lo tocara directamente ni fuera su responsabilidad —directa y exclusiva—conducir el proceso de discusión, defender lo obrado, aclarar dudas y enmendar errores. Ä„Su sitio ni siquiera menciona al SIES!



Sin embargo, como se señala más arriba y según acaba de reconocer hidalgamente el vicerrector académico de la Pontificia Universidad Católica de Chile, fue decisión del Consejo de Rectores reemplazar la actual prueba de ingreso por otra basada en conocimientos e impulsar el Proyecto SIES. A mayor abundamiento, la autoridad de la PUC agrega:



"Es conveniente recordar que para tomar esta decisión [los Rectores] fueron asesorados por cuatro comisiones de expertos, las que tomaron en cuenta la experiencia nacional e internacional respecto a exámenes de admisión a las universidades", precisa.



"Las razones que llevaron al Consejo a tomar esta decisión son ampliamente conocidas. En síntesis, el Consejo prefiere usar pruebas de conocimiento porque éstas promoverían una mejor preparación al rigor de los estudios universitarios. De esta manera, espera que los alumnos tengan un mejor rendimiento y disminuya la deserción estudiantil, la cual, según cifras extraoficiales, alcanza en la actualidad al 40 por ciento al término del primer año de estudios superiores en el sistema nacional", añade.



"En forma paralela a la mencionada decisión del Consejo de Rectores, el concurso Fondef anunció la aprobación del proyecto denominado Sistema de ingreso a la educación superior, cuya sigla SIES se ha hecho muy famosa, liderado por investigadores de las universidades de Chile y Católica, cuyo objetivo es la preparación de la nueva prueba de ingreso para las universidades del Consejo de Rectores", explica.



"Tanto en su forma como en su fondo, nuestra universidad ha compartido la decisión del Consejo de Rectores", concluye.



De esta manera, estando comprometidas las universidades con aporte fiscal del país a modificar la prueba de ingreso a las aulas superiores; habiendo ellas asumido públicamente el liderazgo del proyecto SIES, y habiendo expresado las autoridades de las dos principales y más antiguas de nuestras casas de estudio su convicción y formado alianza para llevar a puerto esta reforma, cabe preguntarse entonces a qué se debe la tibia, a veces confusa y siempre tímida posición del Consejo de Rectores.



¿Acaso una bien diseñada arremetida contra el proceso en desarrollo de construcción del SIES ha paralizado a nuestros rectores y ha puesto en duda su convicción respecto a la necesidad de avanzar hacia una prueba vinculada a conocimientos, más equitativa y metodológicamente mejor fundada?



¿Podría siquiera concebirse que las instituciones formadoras del vértice de la comunidad científica y profesional del país no estén en condiciones de producir una prueba de selección para sus propios alumnos?



¿Y cómo entender que frente a un asunto de tal trascendencia —el cual compromete el futuro de cientos y miles de jóvenes y la tranquilidad de sus familias— el organismo rector del sistema universitario no haya ejercido su liderazgo, justificado argumentativamente sus decisiones y dado un su más pleno respaldo (material e intelectual) a la empresa de crear el nuevo sistema de selección?



Sería de verdad alarmante descubrir que las 25 universidades del Consejo de Rectores, incluyendo las cinco instituciones más antiguas y de mayor ascendiente, decidieron en enero del año 2001 un cambio para el cual ellas mismas no estaban preparadas. En tal caso, aunque suene embarazoso, debieron haber subcontratado el trabajo.



______________



Vea otras columnas del autor

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)