La salud, ¿en una vitrina? - El Mostrador

Miércoles, 22 de noviembre de 2017 Actualizado a las 15:54

Autor Imagen

La salud, ¿en una vitrina?

por 26 septiembre, 2002

Los mercadistas a ultranza señalan que falta mejorar la eficiencia en la salud pública, pero están equivocados en la solución, porque el mercado por sí solo no es una varita mágica que asegure calidad, y menos en esta materia.

La mayoría de las veces, quien demanda una atención médica lo hace porque está afectado por una enfermedad. Ojalá no fuera así, y que toda la gente practicara deportes, estuviera sana, evitara los vicios y consultara como una forma de prevención.



El "paciente" necesita obtener una solución médica y aliviar un dolor. Junto con ese dolor o enfermedad, tiene una sobrecarga emocional y una vulnerabilidad psicológica importantes, que en muchos casos lo hacen ser "impaciente" y estar dispuesto a comprometer su patrimonio con tal de superar sus problemas de salud. Eso si tiene recursos, porque cuando no dispone de ellos el paso siguiente no es ni remedio ni curación, sino una nueva angustia: "¿me atenderán cuando corresponde y de acuerdo a los cuidados que necesito?".



Cuando es postergada una atención de salud, la ciudadanía considera eso generalmente una injusticia mayor, porque ve que son excluidos determinados individuos (los pobres) de un atributo de la vida en sociedad.



Por el contrario, una sociedad que establece los mecanismos que permiten asistir en la enfermedad a todos sus miembros, sin discriminación de ninguna especie, es una que incluye y acoge, creando las condiciones de unidad e identidad que permiten forjar naciones de las cuales todos se sienten orgullosos.



Es particularmente importante regular el mercado en materia de salud. Lógicamente, no es lo mismo ir a un mall a comprar un TV, acompañados por la alegría familiar, por distintas ofertas en vitrinas y por la posibilidad de simplemente no adquirir nada, que llegar a un establecimiento de salud a tratar una enfermedad, con la angustia propia y de los seres queridos, sin opciones de contrastar la oportunidad y calidad de la atención y con la imperante necesidad de aliviar el dolor. En consecuencia, el paciente razona bajo presión.



Los mercadistas a ultranza señalan que falta mejorar la eficiencia en la salud pública, pero están equivocados en la solución, porque el mercado por sí solo no es una varita mágica que asegure calidad, y menos en esta materia. Ciertamente, falta una gestión más moderna, flexible y orientada a resultados, pero también falta equidad. Y ese término no tiene espacio en los diccionarios de mercadeo.



Por eso la Reforma busca, a través de los cinco proyectos de ley que están siendo debatidos en el Congreso, realizar una transformación integral del sector que convierta la salud en un derecho, que dé soluciones en los consultorios y atención de excelencia en los hospitales, que ponga fin a las discriminaciones en las isapres, y que sea financiada en forma solidaria.



Para eso, es necesario que el Estado -y no el mercado- tome las decisiones acerca de lo que hay que hacer en salud, pues tiene una visión clara de los objetivos sanitarios nacionales y está facultado para generar políticas públicas que orienten cooperativamente a todos los actores.



Con esa perspectiva, el Gobierno ha lanzado una propuesta que es democrática y equitativa, porque extiende el dominio de los derechos de los individuos; que es solidaria y popular, porque libera de la amenaza de la exclusión a los que no tienen recursos propios, y que es factible, porque toma en cuenta la realidad económico social del país y acota las garantías a lo realizable con la mayor eficiencia.



* Ministro de Salud



_______________

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)