sábado, 20 de octubre de 2018 Actualizado a las 14:06

Autor Imagen

Yo fui frentista, ¿ y usted?

por 30 abril, 2003

En mis tiempos de dirigente opositor al régimen dictatorial trabajé con una persona que era amigo de otra que colaboraba con el FPMR, por lo tanto yo también pertenecí al grupo armado; ¿y usted tuvo una experiencia parecida? Seguramente conversó con un miembro del PC en los ochenta y casi sin darse cuenta pertenece al mismo club.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

No deja de sorprender la pérdida de todo recato por parte de la derecha política y sus órganos comunicacionales. Sin duda le debe haber llamado la atención el despliegue propagandístico que se ha dado al presunto pasado frentista de la ministra de Defensa, Michelle Bachelet.



A título de qué -nos preguntamos- salió a colación el nombre de la ministra, que dicho sea de paso, junto con la Canciller Soledad Alvear lideran las encuestas de los personajes concertacionistas con mayores posibilidades de competir con Joaquín Lavín.



Si nos atenemos a los argumentos del director de la revista que dio "el golpe" periodístico, se trata de "alcanzar una verdadera reconciliación entre los chilenos" y para eso se "requiere que la historia reciente sea asumida".



Para descubrir el pasado de la ministra nada mejor que recurrir a las fuentes, ¿verdad? Por cierto los frentistas que aseguran que la ministra Bachelet perteneció a sus filas niegan que se trate de una operación política mayor en la que estarían coludidos ellos con sectores de la derecha dura. Más adelante señalan que ante un requerimiento de la revista Qué Pasa sobre el Frente y en particular sobre Bachelet, accedieron a responder "motivados por un profundo sentido de responsabilidad ante la verdad e interpelados por inquietudes de muchos integrantes de nuestra organización".



Por su parte, la revista que pidió ayuda profesional a esos heroicos militantes del Movimiento Patriótico Manuel Rodríguez (MPMR), alega que el compromiso con la ciudadanía a estar informada es la que impulsa esta cruzada de incluir en portada, con editorial incluida, el que sería el pasado político de la ministra de Defensa.



Los argumentos esgrimidos para informar a la ciudadanía del "pasado" de la ministra, son en definitiva los de la libertad de prensa y eso me parece bien. Lo que me parece pésimo es que se doble la nariz a la verdad y se la quiera confundir con medias verdades y/o con fuentes de dudosa valía. Esos métodos simplemente matan la libertad de prensa y levantan sobre los medios de comunicación la sombra si en la búsqueda de la noticia el fin justifica los medios.



Según un periódico matutino de la misma cadena a la que pertenece la revista que publicó la información original, fuentes del FPMR consultadas abrían confirmado que la titular de Defensa tuvo una relación con el movimiento. No obstante, las mismas fuentes aseveraron que la doctora nunca formó parte de la estructura del Frente ni participó en la planificación o ejecución de acciones armadas. "Su acercamiento a esta organización -precisaron- fue a través de un amigo que sí formaba parte de la orgánica subversiva".



Siguiendo esta lógica tan particular, en mis tiempos de dirigente opositor al régimen dictatorial trabajé con una persona que era amigo de otra que colaboraba con el FPMR, por lo tanto yo también pertenecí al grupo armado; ¿y usted tuvo una experiencia parecida? Seguramente conversó con un miembro del Partido Comunista en los ochenta y casi sin darse cuenta pertenece al mismo club.



Si no fuera porque en este tema se juega con la tranquilidad de personas que sufrieron demasiado durante los diecisiete años de la dictadura pinochetista, lo tomaría a la chacota.



La verdad es que no puedo entender por qué un medio de comunicación querría enlodar la limpia trayectoria de Michelle Bachelet. Acaso a estos censores no les bastó el martirologio de su padre y la permanente actitud de la ciudadana -hoy ministra- por la reconciliación y diálogo entre el mundo civil y militar.



Sólo tengo una hipótesis y es que lamentablemente en Chile no hay libertad de prensa, por cuanto prácticamente todos los medios de comunicación están en manos de grupos empresariales vinculados a la derecha dura, que sólo busca el recambio del gobierno lo más pronto posible.



Por ello tengo poderosas dudas de que mientras esto no cambie es muy difícil, sino imposible, hablar de una verdadera libertad de prensa en nuestro país.



(*) Analista Político.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV