jueves, 16 de agosto de 2018 Actualizado a las 20:08

Autor Imagen

¿Es el anticonceptivo adecuado?

por 3 marzo, 2004

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

"Una amiga me lo recomendó o el farmacéutico me dijo que este anticonceptivo era bueno", es la típica respuesta de muchas mujeres frente al por qué del consumo de una marca de píldora u otra.



La automedicación de anticonceptivos orales constituye un hecho cotidiano y habitual en la mayoría de las pacientes, lo que conlleva a que la ingesta de anticonceptivos conocidos o recomendados por alguien en particular, les pueda ocasionar efectos colaterales, si no los ha prescrito un médico, quien debe tomar en consideración la historia personal y los antecedentes familiares de la futura usuaria.



Menstruación irregular, dolor de cabeza, náuseas, cambios en el estado de ánimo y sensibilidad mamaria anormal, son algunos de los malestares comunes que se pueden manifestar tras el consumo de cualquier anticonceptivo oral, inclusive en los de baja dosis hormonal. Si bien en muchas mujeres suelen no reflejarse estos problemas, o desaparecer en el corto plazo, igualmente existen riesgos. Por lo mismo, es responsabilidad del médico que lo prescribe informar y educar al paciente para determinar finalmente la píldora adecuada para cada mujer.



El aumento de peso -producto de la retención de líquido-, al igual que el acné -como resultado de un exceso de actividad de las hormonas masculinas-, son también consecuencias secundarias en muchas pacientes. Sin embargo, ya existen algunos anticonceptivos de bajas dosis, que en los últimos años han reducido estos efectos adversos. Se trata de aquellos que contienen la llamada drospirenona, progestágeno nuevo que gracias a la acción antimineralocorticoide y antiandrogénica de esta molécula, la más parecida a la progesterona que produce la mujer en sus ovarios, influye positivamente en el peso y el acné.



Las píldoras anticonceptivas, en especial las que contienen drospirenona, en muchos casos ayudan a mejorar el bienestar físico y emocional de la mujer, pero para ello requieren de la estricta prescripción de un profesional médico, que entregue una información clara, objetiva y adaptada a cada paciente.



Los anticonceptivos orales son uno de los medicamentos más estudiados en la actualidad y la eficacia en su uso dependerá del criterio de selección, utilización y manejo que se emplee. Una falta de motivación en el consumo por parte del paciente, producto del miedo excesivo a sus efectos secundarios, así como una mala información sobre el manejo práctico de los mismos, suele ser con mucha frecuencia la causa de una disminución en la eficacia de uso del anticonceptivo (por error y falla en la toma).
Por lo mismo, el generar un sentimiento frecuente de bienestar tras el consumo de la píldora adecuada, incrementa el cumplimiento de ésta, reduciendo la incidencia de un abandono innecesario.



Si bien la terapia anticonceptiva oral ha evolucionado durante los últimos 40 años, disminuyendo la dosis de estrógeno-gestágeno, tiene indicaciones precisas y seguras para la mujer en cualquier edad, a partir de su madurez sexual. No es frecuente que frente a la automedicación existan consecuencias severas, pero en algunos casos, especialmente en la mujer adulta, puede ser factible que se presenten enfermedades serias, tales como trombosis y enfermedades cardiovasculares, entre otras, las que se pueden reducir, siguiendo un tratamiento bajo prescripción médica. Por lo mismo, es de gran importancia cumplir las orientaciones de su uso, así protegerá la utilidad real sin poner en riesgo su salud.



El Dr. Manuel Parra Armendáriz es profesor asistente de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de Chile.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)