La democracia envejecida - El Mostrador

Viernes, 17 de noviembre de 2017 Actualizado a las 16:00

Autor Imagen

La democracia envejecida

por 9 abril, 2004

Los datos son estremecedores: El 80 por ciento de los jóvenes entre 18 y 29 años no se han inscritos en los registros electorales. Son dos millones de jóvenes que por mil razones no se hacen ciudadanos, condenando nuestra democracia a un envejecimiento alarmante. Hoy están inscritos 8 millones de chilenos, el mismo número de 1988, a pesar del crecimiento poblacional.

El problema se agrava por la burda distorsión en políticas públicas nacionales y municipales: se privilegian por razones de pragmatismo electoral los proyectos hacia la tercera edad y no hacia los jóvenes, porque "no votan". Las pruebas son evidentes. El débil Injuv ha padecido el congelamiento de su presupuesto mínimo, mientras crecen otras agendas. Así, no tenemos redes de centros de desarrollo juvenil, ni programas vigorosos de turismo, ni hemos creado un Banco para apoyar a los "nuevos emprendedores".



Los líderes juveniles tiene su cuota de responsabilidad. Muchos predican el malestar contra la democracia y la política (fundada algunas, injustas muchas), dejando a la intemperie al sujeto juvenil sin ciudadanía ("idiotas", en la tradición griega, al no decidir en las cosas de la ciudad). Otros se encuentran en otras épicas nobles: los voluntarios de un Techo para Chile, las Iglesias, los movimientos críticos de la globalización, los emprendedores solidarios de las redes del Senador Flores, la "Surda" u otros grupos que ofrecen estilos y narrativas de interés público. Pero la mayoría marcha indiferente, desapegada de una democracia de señorío cada vez más encanecida.



Se dice que en España la masiva movilización de jóvenes a las urnas modificó el resultado electoral tras los atentados. En uno u otro sentido, en Chile no es posible observar como prioridad este segmento etario,producto de su invisibilidad. Acá los jóvenes no pesan y se les tiene "miedo electoral". La repartición entre las dos coaliciones es la "paz eterna", esa que huele bien a estabilidad y mal como los cementerios.



Se dan muchas razones para este fenómeno y las compartimos: ausencia de políticas públicas y agenda hacia los jóvenes, tiempos de políticas sin épica, abandono de los Partidos de estos segmentos, engorroso sistema electoral (el Senado dividido rechazó la inscripción automática), cero campaña pública pro ciudadanía juvenil, falta de facultades y recursos para que el registro electoral concurra a liceos e instituciones de educación superior; eliminación de la educación cívica por contenidos algo generales del modelo de transversalidad.



Un conformista dirá que la sana falta de graves crisis, de esas que movilizan y polarizan, es lo que hace innecesario protagonismo de los jóvenes. Ok, pero al menos, facilitemos la inscripción, realicemos políticas públicas relevantes y rejuvenezcamos este modelo en que sus "jóvenes" cumplimos 40. No vaya a ser que el agua se estanque por falta del soplo de los jóvenes y que la rabia acumulada explote en la cara de este conformista, seguramente preocupado de su pensión.



*Esteban Valenzuela es diputado por Rancagua.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)