miércoles, 19 de septiembre de 2018 Actualizado a las 18:19

Autor Imagen

¿Machetazo al bolsillo de los pobres?

por 2 mayo, 2004

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Entre tantas tonteras que se han escuchado en estos días, a propósito del tema del gas, cabe preguntarse cómo es que sigue la práctica de que aquí ni hay culpables de nada, nadie renuncia a nada ni menos a un cargo, nadie hace una reflexión autocrítica de nada y todo se transforma en motivo de manipulación de la opinión pública.



Si es cierta la afirmación del Presidente Kirchner, que esto es un tema entre privados, ¿cuál es el monto de los seguros comprometidos? ¿En favor de quién? ¿O se hizo una operación de compromiso energético, sin fijar penalidades y seguros? Si esto último fuera así, querría decir que la famosa figura del empresario exitoso no es más que otro mito y se trata de un tonto de capirote.



Es homologable al hecho de tener una embajada en Buenos Aires que pareció no darse cuenta que el protocolo del gas no había cumplido el trámite legislativo interno argentino y, por tanto, no era ni es un tratado internacional, a la luz del mas simple Derecho Internacional.



Se usa un viaje del Presidente para hacer encubiertas amenazas de compra en Indonesia, de un gas que costaría más que usar Channel 5, para aplacar lo olores del Mapocho. ¿Es posible que para encubrir tontera e imprevisión criollas, se llegue a manosear un viaje del Primer Mandatario? A todas luces parece una falta de respeto, que sintetiza muy bien la falta de respeto que le tienen a la opinión pública, a la ciudadanía reducida hoy a la miserable condición de simples consumidores.



Hay un hecho en común de nuestros problemas con los países limítrofes: nuestras relaciones más importantes han sido manejadas, lideradas y no controladas por el sector empresarial privado, atento como siempre más al lucro y la ganancia que a temas como imagen y buenas relaciones entre los países y los pueblos.



Me atrevo a decir aquí que a Sánchez de Losada no sólo lo echaron sus opositores, sino que también las avideces de los chilenos que iban allá a buscar el paso del gaseoducto por territorio chileno, considerando el apoyo del consulado no sólo como algo normal, hasta obligatorio.



Lo que sucedió en los gobiernos de Menem da para parar los pelos a cualquiera: se dice que incluso hasta representantres diplomáticos chilenos tuvieron o tienen negocios comerciales con dignatarios de ese gobierno. Si se ve la reacción del pueblo argentino, que consideraba y sigue creyendo que el régimen de Menem era la quinta esencia de la corrupción, ¿cómo quieren que entiendan a los chilenos? Y el affaire Luchetti-Vladimiro Montesinos, filmado y comprobado, con uso de coimas, ¿es una forma de buscar amigos en el pueblo peruano y sus nuevas autoridades?



Lo concreto es que nadie tiene el derecho de seguirse riendo de nosotros y quedar tan tranquilo. Hay que exigir investigación profunda y seria de los hechos y delimitar responsabilidades y culpabilidades. Después, hacer funcionar la Justicia y ver cómo recupera credibilidad, ya que presenta tantas aristas raras.



Hace ya muchos artículos dije que en esta "transición" habían encontrado el modo de robarle al bolsillo popular, vía dos sectores: transporte y energía. Ojalá no sea todo este debate la preparación de otro machetazo al bolsillo de los pobres.





*Alejandro Montesinos es ex embajador chileno en Suiza.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV