Renta minera y Neruda. El cobre, ¿futuro incierto o promisorio? VII - El Mostrador

Viernes, 24 de noviembre de 2017 Actualizado a las 04:57

Autor Imagen

Renta minera y Neruda. El cobre, ¿futuro incierto o promisorio? VII

por 14 junio, 2004

En este número de la serie se presentan los planteamientos de dos cartas con posiciones opuestas sobre temas relevantes, relacionados con la renta minera en la industria del cobre en Chile: ¿El futuro del cobre es incierto o promisorio?; ¿Chile influye o no en la formación del precio del cobre?; ¿El aumento del precio actual del cobre fue o no previsto?; ¿En la industria del cobre ha aumentado o disminuido el empleo?



Estas cartas hacen parte de la polémica que se inició con la carta del senador Lavandero que se publicó el 6 de mayo en El Mercurio, con el título "Royalty y Neruda". En la VI Parte, publicamos la carta del señor Renato Gazmuri del 10 de mayo, en que plantea que mientras mayor sea la inversión extranjera es mejor para Chile y que el royalty disminuiría dichas inversiones. Criticamos dicho planteamiento en una carta que El Mercurio publicó el 17 de mayo. Reproducimos también esta carta en la VI Parte, que con información estadística irrefutable, se demostró que la masiva inversión extranjera en la minería del cobre en Chile ha sido muy negativa para el país.



El señor Gazmuri, en otra carta del 18 de mayo no comenta nuestras conclusiones negativas sobre las inversiones extranjeras. En su carta se refiere a un conjunto de otros temas relevantes que según él, nosotros habríamos olvidado. Enviamos una carta respuesta al señor Gazmuri. El Mercurio nos pidió que hiciéramos una síntesis. En la edición del 21 de mayo fue publicada dicha síntesis. A continuación publicamos la carta del señor Gazmuri y el texto de la carta de respuesta original.



A. Carta del señor Renato Gazmuri Schleyer:



"Señor Director:



Mi contradictor, el destacado economista Orlando Caputo, olvida tres factores esenciales:



1. El cobre tiene un futuro incierto, ya que es reciclable y sustituible (aluminio, fibra óptica, etcétera.) Por ello es conveniente explotarlo y no reservarlo eternamente. Para ello las inversiones deben realizarse lo antes posible.



2. Los precios del cobre son esencialmente variables por factores que no manejamos. Lo demuestra el precio actual, no anticipado por ningún economista. Toda la referencia al respecto, efectuada por el señor Caputo, ya está desvirtuada por la realidad del mercado actual.



3. La inversión minera tiene favorables efectos colaterales: incremento en los niveles de empleo en un momento muy sensible y activación de actividades económicas conexas: abastecedores, transportistas, comercio local, talleres de reparación de maquinaria, etcétera.



Si siguiéramos un criterio tan pesimista como el expuesto por mi contradictor, no invirtamos; no crezcamos y dejemos que los pobres lo sigan siendo".



B. Nuestra carta respuesta al señor Renato Gazmuri:



"Señor Director,



1. El señor Gazmuri en la primera crítica a mi carta del lunes 17, dice "el cobre tiene un futuro incierto, ya que es reciclable y sustituible (aluminio, fibra óptica, etc.)...". Al contrario, el futuro del cobre podría ser promisorio y quizás muy promisorio. El reciclable es sólo 11 por ciento. Promisorio porque aún considerando la sustitución de la demanda mundial de cobre, ha crecido fuertemente. Entre 1980 y 1990, creció 15 por ciento. Entre 1990 y el 2000, el crecimiento fue de 41 por ciento. Esto es irrefutable.



Además seguirá creciendo, en la industria energética mundial, con los autos eléctricos o mixtos, por el uso habitacional y productos de alta tecnología. Se agrega el gran crecimiento de la demanda China. Que sea promisorio dependerá de Chile. Si el país sigue incrementando la producción por sobre el crecimiento de la demanda mundial, de nuevo la sobreproducción y el derrumbe de los precios podría generar el crecimiento empobrecedor en Chile, tema de mi carta anterior.



Las inversiones y la producción en Chile deben incrementarse siguiendo las señales del mercado y no a voluntad como sugiere el señor Gazmuri, al plantear atraer el máximo de inversiones extranjeras y que se realicen lo antes posible (analizado en la carta anterior y en la sexta parte de esta serie).

2. El señor Gazmuri plantea en el punto 2 que los precios del cobre son esencialmente variables por factores que no manejamos. Esto no es así. En el pasado, los estudios de Cieplan fueron muy certeros. Chile, por ser el principal productor mundial (36 %), ayuda a formar el precio mundial del cobre, así como EEUU influye en el precio del trigo.



Chile, como lo han demostrado nuestros estudios derrumbó los precios del cobre a partir de 1995. En Cetes en 1996, en el trabajo "La Sobreproducción Mundial de Cobre Creada por Chile: Su Impacto en la Economía Nacional", considerando otros estudios estimamos cuatro precios malos para Chile: 90, 85, 80 y 75 centavos para el período 1996-2000. El promedio en los últimos seis años fue cercano a 70 centavos en dólares de 1995. Recomendamos disminuciones en la producción y formación en Chile de un stock regulador. Aunque en forma tardía esas medidas se aplicaron en Chile.



Estas medidas por el lado de la oferta constituyen una de las causas principales del aumento reciente de los precios. El señor Gazmuri plantea que nuestros estudios han sido desvirtuados. Al contrario, han sido confirmados. Incluso, con el aumento hasta hace unas semanas del precio del cobre.



En carta al Presidente Lagos, en 2001, afirmábamos: "El precio del cobre se recuperará cuando la sobreproducción sea absorbida. Logrará niveles relacionados con la tendencia histórica que podría ubicarse en torno a los 110 centavos de dólar la libra o más [...]. Los precios promedio anuales, desde 1950 a 1995, en términos reales, fueron aproximadamente de 140 centavos de dólar. Cuando los precios se recuperen serán más evidentes aún los daños causados por los precios bajos, debido a la sobreproducción creada desde Chile".



Ahora hemos señalado preocupación por la baja en las últimas semanas del precio del cobre. De nuevo pensamos que la causa principal se debe a los anuncios en Chile de un incremento sustancial de la inversión y de la producción este año y en los próximos.



Así como formula el señor Gazmuri, en Chile predomina la idea que se puede aumentar la producción como si el mercado mundial del cobre fuera un barril sin fondo que puede absorber toda la producción. Este planteamiento es formulado a nivel de la academia, de los políticos y de los dirigentes empresariales. Este planteamiento erróneo está basado en la formulación equivocada de que la producción chilena de cobre no influye en la formación del precio internacional del cobre. Por eso también las variaciones del precio internacional del cobre son explicadas en Chile a través, casi exclusivamente, de elementos relacionados con la demanda internacional de cobre.



3. Finalmente, la tercera crítica del señor Gazmuri plantea que la inversión minera aumenta el empleo y otros efectos positivos colaterales.



En relación a los efectos colaterales no hay estudios sobre los efectos globales y los específicos conocidos arrojan resultados negativos. Por ejemplo, en relación al valor agregado, hay una involución. Antes del boom de las inversiones extranjeras, la gran mayoría de la reproducción de cobre era de cobre refinado. La mayoría del incremento de la producción de cobre, por parte de las inversiones extranjeras, es de concentrados de cobre, que es una etapa muy primaria de elaboración que contiene alrededor del 30 por ciento de cobre, un poco de oro, plata y molibdeno y otros subproductos y la mayor parte es material estéril. En tanto, el cobre refinado, luego de separar los subproductos y material estéril, alcanza a ser casi 100 por ciento cobre puro.



En relación al fomento de la industria nacional abastecedora de insumos para el cobre y de asesorías de trabajos de ingeniería, en parte ha sido desplazada por compras en el extranjero. Es dudoso también el aporte desde el punto de vista de tecnología, ya que en Chile se había generado cierto liderazgo mundial como queda de manifiesto con exportaciones de tecnología.



En relación al empleo, el señor Gazmuri afirma que el empleo aumenta. Las estadísticas oficiales muestran lo contrario. En 1991, el empleo global en el total de la industria del cobre era de 47.882; en el 2001, cayó a 34.277, es decir, disminuyó en más de 28 por ciento. En la pequeña minería del cobre el empleo cayó desde 6.705, en 1991, a 2.686 en el 2001: una disminución del 60% por ciento.



Las inversiones extranjeras en la minería chielna, al inicio de los 90, eran de 2.400 millones de dólares. A fines de 2001, llegaron a 16.141 millones de dólares, es decir, aumentaron en 570 por ciento. Como hemos señalado, la ocupación global en la industria del cobre disminuyó en más del 28 por ciento. Las inversiones extranjeras en el sector minero están concentradas en el cobre. La información estadística oficial es categórica, a pesar de las grandes inversiones extranjeras en la industria del cobre, el empleo neto disminuye fuertemente.



Llamar a nuevas inversiones extranjeras al margen de la ciencia económica, para evitar que los pobres lo sigan siendo, es una retórica muy alejada de la realidad que reflejan las estadísticas.



Neruda tenía gran preocupación por los pueblos de América Latina y por las riqueza naturales. En su poema "Los Abogados del Dólar", citado por el senador Lavandero, critica a los nacionales que sugieren para atraer las inversiones extranjeras, ya que su aporte al país es mínimo.



*Orlando Caputo Leiva es economista de la Universidad de Chile y director del Centro de Estudios sobre Transnacionalización, Economía y Sociedad (Cetes).

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)