El costo de mantener a personas no valentes - El Mostrador

Miércoles, 22 de noviembre de 2017 Actualizado a las 04:49

Autor Imagen

El costo de mantener a personas no valentes

por 21 junio, 2004

En los últimos días, Chilevisión ha estrujado al máximo su nota sobre la situación de la ancianidad en Chile. Con exclamaciones de horror, y mirando el people meter, conductores y reporteros han mostrado reiterativamente lo que es la miseria, sorprendiéndose de lo que significa en la práctica y culpando a los dueños de hogares, a los fiscalizadores y a los familiares de las condiciones en que viven un grupo de ancianos.



No deben sorprenderse: en Chile no hay protección ni fiscalización. No lo permite la ley del superávit estructural, ni la concepción de focalizar la ayuda que significa que cada situación se resuelva con uno o más bonos de 10 a 15 mil pesos, según sea el motivo.



El equipo de Guillier se manifestaba complacido por "haber salvado a los 17 abuelitos", a través de una interesante movilización vecinal, y haberle encontrado un lugar a 14 de ellos en la Fundación Las Rosas.



Sin desmerecer la labor realizada, es necesario tener en cuenta que el problema es mucho más grave. En el año 2000 ya había 1.500 mil ancianos en Chile y el 62,2% de éstos es no valente, es decir está postrado en una cama. En 2020 llegarán a más de 3 millones y a un 20% de la población total del país en 2025, con una esperanza de vida de 80 años.



Habiendo más de 900.000 ancianos no valentes, y también una cantidad importante de discapacitados no ancianos en la misma situación, es interesante que discutamos el costo de mantención de una persona postrada en condiciones mínimas de higiene y salubridad.



Vamos a obviar la necesidad de un cuarto tibio y ventilado y de un colchón antiescaras y contabilizaremos sólo los costos mínimos básicos.



Una persona postrada necesita: masajes permanentes de emulsionado, alcohol o glicerina especiales para no formar escaras, cambio de pañales, comida y medicinas en la boca o vía sondas, aplicación de enemas cuando su estado de postración no les permite obrar en forma natural, corte de uñas, baño y lavado de pelo. Esto requiere de una persona o enfermera por doce horas diarias, suponiendo que pueden dormir solos.



Si consideramos que una Pensión Asistencial alcanza a $38.000, una pensión mínima a $78.000, que el promedio de pensión que recibe actualmente un jubilado, de INP y AFP, bordea los $120.000 y que hay gran cantidad de ancianos sin ninguna jubilación, es concluyente que ningún anciano no valente en el país, que no pertenezca al quintil de mayores ingresos, puede costear con su jubilación un cuidado mínimo digno.



También hay que tener en cuenta, que ancianos que pueden caminar requieren de cuidados similares y, más aún, a veces necesitan enfermera de noche, porque usualmente se levantan medio dormidos, se caen y golpean cuando están solos.



Por lo tanto, los ancianos que no fueron rentistas, empresarios o propietarios dependen de sus familias y las familias que cuentan con medios para atender a sus ancianos en sus casas o instalarlos en Casas de Reposo formales, deben contar con una disponibilidad monetaria del doble de lo aquí calculado, por los costos fijos no considerados o las tarifas de estas instituciones.



Si consideramos los índices de desempleo, el empleo precario, el salario mínimo de $116.000 y que un obrero calificado no llega a ganar más de $300.000 aún con horas extraordinarias, si agregamos las propias responsabilidades familiares y la estrechez de las viviendas, es fácil concluir que la mayoría de las familias chilenas no cuenta con ingresos mínimos para hacerse cargo de sus ancianos y discapacitados de manera de darles una atención digna.



Discutamos el problema sin sensacionalismo y cuestionemos lo que debemos cuestionar:



No fustiguemos a una familia que no tiene cómo mantener a sus padres ancianos, no nos asustemos de que haya comerciantes inescrupulosos, tan pobres como los ancianos víctimas. Hay otros mucho peores que trafican con niños, que inventan guerras para robar el petróleo y que están ahitos de ganancias sin pensar en los demás.



Analicemos el modelo de país que estamos construyendo, un país que enorgullece a sus gobernantes por haber entrado a las ligas mayores y ser respetado en el exterior por su solvencia y estabilidad macroeconómica.





*Patricia Santa Lucía es periodista.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)