Las fallas en las propuestas de royalty - El Mostrador

Lunes, 20 de noviembre de 2017 Actualizado a las 16:33

Autor Imagen

Las fallas en las propuestas de royalty

por 25 junio, 2004

Durante las últimas semanas se ha dado a conocer la intención del gobierno de fusionar su proyecto de royalty con el presentado por la Concertación y parte de RN al Congreso, el cual comenzará a ser estudiado próximamente en la Cámara Baja. Si bien esta idea hace suponer que el proyecto del Ejecutivo mejorará respecto a su propuesta actual, también es cierto que la iniciativa de los parlamentarios no responde cabalmente a las necesidades de cobrar por la renta minera.



Ambos proyectos tienen dificultades respecto de la real posibilidad de permitir que el Estado pueda recopilar las rentas asociadas al recurso natural, no cumpliendo su objetivo. Por una parte, la propuesta parlamentaria se concentra sólo en la gran minería del cobre, desconociendo la renta que se genera respecto a otros recursos mineros. Por el lado del Gobierno, la metodología utilizada asume la renta del mineral desde una perspectiva residual, ya que condiciona la posibilidad de captar recursos sobre la base de los márgenes de las empresas. Es decir, sólo se pagará royalty mientras mayores sean las diferencias entre los ingresos y los costos de las empresas.



Además, ambos proyectos son muy conservadores respecto al pago del valor correspondiente al recurso. Si el objetivo es cobrar una contraprestación por el uso del mineral, se debe captar toda la renta del bien. Desde esa perspectiva, se puede señalar que los porcentajes propuestos como valor del mineral, en ambas iniciativas, no permiten recoger toda la renta del recurso. De hecho, las estimaciones que manejamos señalan que la renta minera representa cerca del 30% de las ventas anuales del sector, entre 1990 y el 2002. Así, con los proyectos de ley que existen en la actualidad, se podrá captar, en el mejor de los casos, una décima parte de lo que corresponde por el uso de esta materia prima.



Debemos entender que más allá de establecer un valor arbitrario para cobrar el royalty, el espíritu de la medida debe apuntar a que el país pueda hacerse del valor real (óptimo) de la renta del mineral. Las propuestas planteadas no logran solucionar el problema de la renta de los recursos. Es más, a simple vista parece que las iniciativas son medidas tibias que se traducirán en que las empresas no paguen lo que les corresponde.



Lo contradictorio dentro del debate es que existe un amplio consenso nacional respecto a la necesidad de cobrar un royalty, pero este debe ser un valor que "no moleste" a los empresarios. En el fondo se trata de establecer una ley que cobre por los minerales, pero no todo lo que corresponde. Teniendo en cuenta los recursos involucrados, las presiones sobre los sectores políticos hacen difícil establecer un cobro que sea "justo" desde la perspectiva económica y social. Pero no tenemos que desconocer que el cobro del royalty es un derecho que le pertenece al Estado y que a pesar de que los minerales son entregados en concesión a las empresas, la Constitución consagra la posesión de todas las minas al Estado chileno, propiedad que siempre subyace sobre la concesión de la mina y, por lo tanto, no cobrar el royalty atenta contra la propiedad del Estado sobre los recursos minerales.



*Sebastián Ainzúa Auerbach es economista de la Fundación Terram.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)