martes, 21 de agosto de 2018 Actualizado a las 03:50

Autor Imagen

La paradoja de la hegemonía

por 28 julio, 2004

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En economía, las externalidades se refieren a los efectos que produce una acción y que no están contemplados en la planificación original. El caso Pinochet-Parte II "Las cuentas bancarias", es una más de una serie de "externalidades" producidas a partir del atentado del 11 de septiembre del 2001.



Para muchos, Estados Unidos después del sangriento atentado del 11-S generó una serie de externalidades luego de adoptar una estrategia de guerra preventiva. Esas externalidades han incluido un incremento de la actividad terrorista mundial, la polarización de la relación entre Occidente y el mundo Arabe, el aumento de la venta de armas a nivel mundial, la agudización del conflicto palestino-israelí y un serio cuestionamiento a Naciones Unidas como espacios para prevenir y resolver conflictos.



En un esquema de unipolarismo estratégico mundial, los costos de las acciones unilaterales de la primera potencia mundial parecían derramarse por el mundo, incrementando la incertidumbre y desconfianza internacional, no sólo de los líderes sino que del conjunto de la sociedad. Una encuesta publicada en marzo de 2003 por el Centro de Investigación PEW mostraba una fuerte baja en el apoyo de la opinión pública en Gran Bretaña, España, Italia, Alemania, Turquía, Polonia y Rusia hacia Estados Unidos. Mientras en el año 2000 sobre el 60 por ciento de la población tenía una imagen positiva de la primera potencia, en el año 2003 dicho promedio no superaba el 25 por ciento.



El esquema de política unilateral de carácter global ha tenido su límite. La complejidad del proceso de reconstrucción de Irak y los problemas económicos de la primera potencia han obligado a George W. Bush a buscar el apoyo internacional para salir airoso de la crisis de Irak. Aplicando un gran pragmatismo, Bush buscó involucrar a Naciones Unidas en el proceso de reconstrucción y se dispuso a negociar un acuerdo de cooperación con Libia, uno de los estados que estaba en la "lista negra" de naciones por poseer armas de destrucción masiva.



No obstante, una de las paradojas de la hegemonía es el surgimiento de otras externalidades pocas veces reconocidas como tal. Una de ellas se relaciona con el descubrimiento de delitos económicos por parte de insignes ex-dictadores cuando lo que el Senado de Estados Unidos estaba buscando era capturar los dineros ilícitos que llegan finalmente a manos de organizaciones terroristas.



En efecto, el objetivo del gobierno de Estados Unidos no es precisamente capturar ex-dictadores sino que resolver el gran problema de cómo controlar el lavado de dinero, es decir, la conversión de dinero ilícito en lícito, y cómo evitar el traspaso de dinero a organizaciones terroristas. Se trata, sin duda, de una tarea compleja y de no fácil resolución, pues toca los intereses de muchas personas que sin ser terroristas utilizan el sistema financiero en su beneficio personal.



Por ejemplo, después del 11-S y por espacio de dos años una agencia ilegal de dinero realizó transacciones por cerca de mil millones de dólares desde un banco en New Jersey sin que fuese controlada. A comienzos de 2004, la Reserva Federal estadounidense descubrió que un banco suizo había transferido en dinero efectivo más de 5 mil millones de dólares a países sobre los cuales existían prohibiciones expresas para hacer negocios. En Mayo, el Departamento del Tesoro multó por la suma de 25 millones de dólares al Riggs Bank por no haber informado a las autoridades de actividades financieras ilegales relacionadas a Arabia Saudita.



En la actualidad, ni Estados Unidos ni muchos otros países del mundo cuentan con sistemas de control financiero eficientes. Las investigaciones realizadas por diversas instituciones burocráticas de ese país han revelado una falla estructural del sistema. Pese a la relevancia del tema y la formulación de legislación e investigaciones específicas, parece ser que existen fuertes resistencias para implementar cambios que establezcan un mecanismo eficiente.



Como una anécdota más, después de casi tres años de aprobada una Acta en el Congreso para regular el tema, todavía no aprueba un reglamento que operacionalice el espíritu de la ley.



Así y todo, el caso Pinochet (Parte II) se ha transformado en un efecto no esperado de un gobierno que, al buscar controlar terroristas islámicos, terminó contribuyendo al levantamiento de un tupido velo que cubría partes de nuestra pactada transición. Paradójicamente, la hegemonía estadounidense ha generado externalidades positivas que contribuyen a reforzar el estado de derecho y reafirmar la necesidad de avanzar en una agenda pro-transparencia.





*Claudio Fuentes es Ph.D. Universidad de Carolina del Norte, Chapel Hill. Coordinador Académico de FLACSO-Chile.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)