domingo, 19 de agosto de 2018 Actualizado a las 20:48

Autor Imagen

Una Cancillería para el siglo XXI

por 17 noviembre, 2004

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Con el fin de avanzar en la profesionalización y modernización de la Cancillería, adecuándola a las necesidades del siglo XXI, comenzó a trabajar la mesa técnica integrada por el ministro de esa cartera, Ignacio Walker y los presidentes de las comisiones de Relaciones Exteriores del Senado y la Cámara de Diputados. La modernización se debe realizar con oportunidad y con una visión de Estado que comprenda todos los aspectos de una Cancillería moderna, eficiente y que cubra las exigencias de un nuevo orden internacional.



Cuando el proyecto para reformar la Cancillería que envió al gobierno al Congreso acumulaba controversias y suscitaba acusaciones de parcial e incompleto, la comisión de Relaciones Exteriores del Senado, que presido, decidió tomar cartas en el asunto. Y lo hizo asumiendo esta tarea como propia, ya que hace muchos años enarbolamos la bandera de la modernización del servicio exterior.



Por eso, acordamos unánimemente en la Comisión plantear nuestra disposición para colaborar en un gran acuerdo sobre la materia, haciéndole un planteamiento al Ejecutivo que fue finalmente aceptado, para convocar a la instalación de una Comisión conjunta integrada por el Ministerio de RR.EE. y las instancias pertinentes del Parlamento.



La reforma que se quiere no implica, necesariamente, una crítica a lo que actualmente existe. De lo que se trata es que hoy estamos en un escenario de apertura frontal al exterior, que dista mucho de la filosofía económico-social que imperaba en décadas pasadas y se hace necesario, por lo tanto, adecuar el
Ministerio a esa realidad.



En momentos en que se han suscrito tratados comerciales con algunas de las principales economías mundiales (Unión Europea y Estados Unidos incluidos) y en que Chile intenta concretar otros tantos tratados con naciones como China, Japón o India, las tareas de la actual Dirección Económica se vuelven cada vez más complejas. Ya no basta sólo que la Cancillería siga negociando, sino que deberá colaborar en la administración de los acuerdos, haciéndoles un permanente seguimiento.



Teniendo esto en cuenta, es fundamental converger en la necesidad de estructurar una Dirección Económica con grados más importantes de autonomía, adquiriendo por ejemplo el nivel de una Subsecretaría.



De la misma manera, otras Direcciones del ministerio ya no tienen la misma importancia que en el pasado y, en cambio, nuestras relaciones con países vecinos requieren una dedicación especial, lo que hace necesario buscar las mejores estructuras para conseguir el objetivo deseado.



Asimismo, es preciso profundizar en la profesionalización del Servicio Exterior, nombrando en los cargos de responsabilidad a las personas más capacitadas y, en esa perspectiva, proponemos retomar la propuesta para que el Senado intervenga en la nominación de embajadores.



Creemos que el hecho de haberse constituido una comisión técnica sobre la materia es un paso muy importante, que nos permite mirar con optimismo las necesidades de modernización y profesionalización de un Ministerio que está llamado a ser clave en las políticas de desarrollo de un país que, como el nuestro, se ha insertado con plenitud en el mundo globalizado.





Sergio Romero P. es senador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)