Por más seguridad pública proactiva Ä„y para todos! - El Mostrador

Miércoles, 13 de diciembre de 2017 Actualizado a las 14:09

Autor Imagen

Por más seguridad pública proactiva Ä„y para todos!

por 5 diciembre, 2004

Cámaras de monitoreo remoto público y privado, sensores de movimiento, radares de velocidad y alarmas conectadas a empresas de seguridad y con Carabineros. Botones de pánico, celulares y teléfonos, conviviendo con los sistemas de seguridad y protección. GPSs que permiten determinar con exactitud de metros la ubicación de camiones, micros, personas, aviones. Sistemas de protección comercial como las aseguradoras de cheques, Dicom, Sinacofi, entre otros.



En fin, una enorme variedad de tecnología organizada para proporcionar seguridad en las más diversas áreas. Sin embargo, la mayoría de estos mecanismos sólo es accesible para ciertos sectores, dejando a la mayoría de la población al margen de sus beneficios.



Si bien la incorporación de estas tecnologías significa en sí un gran avance para la seguridad en el país, el desafío es la masificación de sus beneficios. Como país tenemos la responsabilidad de emplear estos avances en pro de disminuir las brechas económico sociales, para tender a una mayor equidad social.



Para paliar esta brecha, el gobierno, las policías y los municipios despliegan importantes esfuerzos en la seguridad pública, destinando una parte relevante del presupuesto para contar con más dotación policial, infraestructura, monitoreo remoto, planes cuadrante, seguridad privada. Y aún así, es insuficiente.



Chile es uno de los pocos países que tiene un gran activo: todas las personas son poseedoras de un número único, el Rol Único Nacional o RUN. Bajo ese marco, el 2002 aparece un nuevo carné de identidad, con un proceso de identificación basado en la huella digital en formato electrónico.



En casi cualquier trámite publico o privado que hacemos a diario, la identificación aparece en los procesos de verificación de quién lo está haciendo. Desde, por ejemplo, el derecho a sufragar hasta el retiro de nuestros fondos de pensión, compras en el supermercado, créditos de consumo. La identificación es un acto automático que todos hacen. Ya está institucionalizado.



Con esto se abre una relevante puerta frente a la identificación electrónica, que vía la huella digital o el mismo RUN se puede determinar con quién estamos tratando con altísima precisión. Esto tiene enorme beneficios para potenciar la Seguridad Pública, y exige que la Autoridad tome partido para garantizar su uso por parte de organismos como Carabineros, Investigaciones, las Fiscalías del Ministerio Público, Los Juzgados, los Tribunales. Es una condición ya dada, que existe, y requiere de la definición y generación de una política pública adecuada.



Por otro lado, siempre es bueno que el Estado aparezca como un usuario que mejora su función pública con este tipo de instrumentos. Es el mejor marketing para el resto del mundo, que podría entender con más sencillez y confianza el valor que aportaría para sus negocios, para sus acciones y actividades.



Seguridad efectiva es aquella que puede impedir o disminuir la materialización de un acto delictivo. Armar un frente proactivo a un conjunto de delitos silenciosos, de esos que quedan en la impunidad o sepultados en un mar de papeles, de esos que nos atacan y quedamos en la más pura indefensión e impotencia para poder reaccionar, a esos a los que más expuestos estamos todos a diario, sería una contribución notable y trascendental a la tranquilidad, bienestar y confianza del país.



No debería estar lejano el día en que desde un radiopatrullas se pudiera chequear en línea la identidad de una persona, validándolo contra su huella digital; o que un banco verifique en segundos al que está solicitando la apertura de un cuenta corriente o un crédito. La industria tecnológica en Chile está lo suficientemente madura para absorber todas estas demandas técnicas. No hay problemas por ahí.



En fin, se puede llevar a cabo una infinidad de acciones que proporcione a las instituciones financieras, de salud, gubernamentales, una serie de facilidades que les permita tomar mejores decisiones ante los que atiende. Estas entidades son también custodios de nuestra seguridad Ä„y es parte muy interesada!



Tenemos en las manos la gran oportunidad de tener un potentísimo marco de seguridad y confianza, una solución real a una clase problemas que nunca quisiéramos involucrarnos. Se requiere de políticas públicas, de coordinación público y privado, de buenas prácticas, de querer un mejor país para nuestros hijos, nietos y nosotros mismos. Se puede hacer ahora. Están todas las piezas. Lo merecemos ¿o no?



Cristian Ocaña es consultor de la International Telecommunication Union, Presidente del Consejo de Especialidad de Computación e Informática del Colegio de Ingenieros de Chile, consultor internacional de gobierno electrónico (cocana@mi.cl).

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)