El Informe Valech dio la vuelta al mundo - El Mostrador

Lunes, 11 de diciembre de 2017 Actualizado a las 02:38

Autor Imagen

El Informe Valech dio la vuelta al mundo

por 8 diciembre, 2004

Los dos diarios de mayor circulación en Estados Unidos dan extensa cobertura al tema, quedando claro para el observador, que somos, aún, conocidos en el Norte por la existencia de una sanguinaria dictadura, la que, a pesar de haber sido generada por el gobierno de este país, se constituyó rápidamente en un dolor de cabeza para la Casa Blanca y la Secretaría de Estado.


El llamado Informe Valech dio en pocas horas la vuelta al mundo. Tras un año de trabajo y más de 35.000 testimonios de víctimas cuyos derechos humanos fueron cobardemente ofendidos, pisoteados y negados; las mil dos cientos páginas del documento fueron citadas y comentadas por la casi totalidad de la prensa internacional.



Como ejemplos, en Argentina el diario La Nación publicó un extenso artículo con comentarios y análisis de la agencia EFE, sin dar en realidad, una opinión sobre el tema; mientras que El Clarín de Buenos Aires cita las agencias AFP y ANSA comentando el proyecto de ley que está en preparación en La Moneda y valoriza el "mea culpa" del Ejército. En México el periódico Presente, analiza en detalle varias citas del texto de la comisión y esboza el nuevo marco jurídico, tanto nacional como internacional, que forja el informe. En Brasil el diario Adipal publica un extenso artículo con análisis de su equipo de prensa en el que se cita al enviado especial en Santiago, quien teme por un claro aumento de la tensión en el ambiente político nacional.



En Estados Unidos, el Washington Post se refiere fundamentalmente al monto anunciado para la pensión propuesta y, basado en el derecho estadounidense, considera que el pago de indemnizaciones, en forma de pensión vitalicia, cierra para siempre las heridas que han permanecido por más de treinta años y que han frenado, en cierta medida, la carrera hacia el crecimiento económico en la que se ha lanzado Chile. Para el Post es una decisión necesaria para terminar con restos de un pasado que impiden el normal juego del mercado. El Miami Herald publicó la información sin análisis ni comentarios, limitándose a enunciar los hechos en algunas líneas.



El New York Times describe el informe y cita diversas reacciones de los diferentes sectores de la sociedad chilena. Además se detiene en el análisis del fenómeno "Esmeralda", recomendando, finalmente la venta del buque escuela para que no queden huellas de las torturas que allí se practicaron. Los dos diarios de mayor circulación en Estados Unidos dan extensa cobertura al tema, quedando claro para el observador, que somos, aún, conocidos en el Norte por la existencia de una sanguinaria dictadura, la que, a pesar de haber sido generada por el gobierno de este país, se constituyó rápidamente en un dolor de cabeza para la Casa Blanca y la Secretaría de Estado. Para ambos diarios, la imagen permanente de Chile es el quiebre institucional de 1973 y los años de dictadura que le siguieron.



En Europa el vespertino de París, Le Monde, menciona el informe y reproduce in extenso las declaraciones formuladas por los hijos de Pinochet, mientras que, siempre en París, el cotidiano Liberación, fundado por Jean Paul Sastre, titula "El Estado se reconoció responsable" explicando detalladamente a continuación el contenido del texto sin dejar de expresar su satisfacción por la noticia. En Roma, La Stampa analiza y cita a personalidades chilenas, incluso al General Garín. El cotidiano germano Frankfurter Allgemaine, incluye diferentes testimonios y, en España, El País comenta la importancia de un tal informe.
En Asia aparece citado el informe en la prensa japonesa, coreana e incluso en un largo y minucioso artículo del diario chino Xin Hua Net.



Si comparamos esta verdadera invasión mediática que realizó el Informe Valech con la escasa cobertura que tuvo el Foro APEC en la prensa internacional hace un par de semanas, nos vemos en la obligación de analizar la situación.



¿Seríamos entonces un país mucho más conocido en el mundo a causa de las violaciones de los derechos humanos que se cometieron en nuestra tierra por casi dos décadas, que por nuestra capacidad a organizar eventos internacionales de gran importancia para el comercio mundial? ¿O vende más la tortura y el sufrimiento ajeno que las reuniones de líderes de poderosas economías en crecimiento?



No nos cabe la menor duda de que Chile frente al mundo es, antes que nada, la imagen de Salvador Allende y Augusto Pinochet. La opinión pública y la prensa internacional no han variado la percepción que tienen de nuestro país que permanece, hasta ahora, la de un país en donde se practicó la tortura y el crimen de manera organizada y sistemática.



Un largo camino se esboza aún para romper la barrera de esa imagen negativa; pero lo cierto es que, para usar una frase que Pablo Neruda dijera en 1971, "Chile se ha puesto pantalones largos" y se ha hecho parte de las naciones respetadas al manifestar su propia capacidad a analizar la historia, hacerse responsable de trágicos hechos y disponerse a indemnizar, dentro de sus medios, a las víctimas.



La cobertura periodística que ha tenido el Informe Valech, demuestra que las naciones ocupan el podio de la prensa universal, precisamente con gestos que describen la madurez de sus ciudadanos y la seriedad de sus gobernantes. Los foros, cumbres, mundiales de fútbol y otros eventos no son más que actividades comunes que incluso las dictaduras saben organizar.



André Grimblatt, Ph.D. Analista Internacional y académico de Ball State University, EEUU.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)