Bachelet en Nueva York ¿y después en la Europa socialdemócrata? - El Mostrador

Miércoles, 22 de noviembre de 2017 Actualizado a las 09:53

Autor Imagen

Bachelet en Nueva York ¿y después en la Europa socialdemócrata?

por 12 enero, 2005

Durante su viaje a Nueva York, Michelle Bachelet ha sido recibida por la American Society y el Council of Americas, las organizaciones hermanas que agrupan a las empresas norteamericanas con intereses en América Latina.



En Estados Unidos, las tecnoburocracias que gobiernan a las compañías multinacionales, a pesar de la mala fama que tienen por estas tierras, por lo general intentan mantener buenas relaciones con los gobiernos de los países en que operan. También, tienen una mentalidad bastante más liberal, en el sentido clásico del concepto, a lo senador Kennedy, que los grupos familiares que controlan nuestras sociedades "anónimas" y su sacerdocio neoliberal.



Recordemos solamente que el ala moderada del Partido Republicano fue llamada Rockefeller, porque su figura más destacada fue un destacado político neoyorkino, hermano del actual presidente de las instituciones anfitrionas de Bachelet. Ese sector, hoy día en desaparición, junto con la palabra "liberal", fueron demonizadas por la derecha patriotera que hoy controla ese partido, cuyo jefe parlamentario, un pequeño empresario, calificó al Fondo Monetario Internacional de "pirómano económico" y al Servicio de Impuestos Internos de su país como la "Gestapo".



La razón es muy obvia, como lo refleja una vieja historia, seguramente falsa, sobre una conversación entre Henry Ford y el presidente del sindicato automovilístico al recorrer una flamante fábrica de la empresa. Henry Ford le preguntó a Reuter, el jefe sindical: ¿cómo sindicalizará a estas máquinas? y Reuter le contestó: ¿cómo les venderá automóviles? Compañías como Microsoft, Coca Cola y General Motors necesitan consumidores, no solamente en Estados Unidos y China, sino también en Cochinchina y, por supuesto, en América Latina. La excepción, entre las multinacionales, son las compañías mineras que producen casi exclusivamente para la exportación debido al bajísimo consumo de esas materias primas por los países productores.



Tampoco tienen ese interés las pymes, es decir, los Cumsilles y Vilarines norteamericanos, que son la base política del segundo Bush, ni nuestros exportadores, hoy el sector más dinámico de una economía "en desarrollo", a quienes les bastan los mercados externos y, por tanto, el círculo mágico del desarrollo que crea consumo nacional no les interesa.



Bachelet despierta además gran curiosidad en las élites norteamericanas. Según sus estereotipos, el hecho de que en Chile, un país de cultura española y católica y que, por consiguiente, suponen muy machista, una mujer encabece la lista de candidatos presidenciales les es incomprensible. Y, por ello, tiene una gran audiencia.



La candidata visita EE.UU. justamente cuando en ese país se inicia un apasionado debate acerca de la privatización de la seguridad social, una de las proposiciones centrales del presidente Bush después de su reelección, en que el caso de Chile es citado frecuentemente. Si le tocan el tema debería tener presente que la posibilidad de que ese proyecto se apruebe en un plazo previsible es mínima porque ha producido fuerte resistencia incluso entre los congresales republicanos.



Otra parte de la gira será entrevistarse con el jefe de la policía de la ciudad de Nueva York. Me es incomprensible la atracción que para los líderes políticos chilenos tiene la llamada "tolerancia cero"que impuso el alcalde Rudolph Giuliani para lograr una supuesta "paz ciudadana" (no es el único caso, el actual alcalde de ciudad de México, un izquierdista, Andrés López Obrador, contrató la asesoría de ese personaje), y uno de cuyos legados es un pesado fardo de demandas por violaciones a los derechos civiles.



En EE.UU. la policía es municipal en todo el país y, con las más contradictorias estrategias policiales, bajaron las tasas criminales en la década de 1990. Ello se debió más bien al pleno empleo que logró la administración Clinton, que incluyó a los jóvenes varones. Chile, además, es uno de los países latinoamericanos, y en desarrollo, con una de las más bajas tasas de criminalidad y, en algunos tipos de delitos, como el homicidio, menor que la de Nueva York, antes, durante y después de Giuliani.



Por supuesto que hay países que las tienen más bajas, como es el caso, entre otros, de los nórdicos, Suiza y Japón. Sin embargo, en ellos no impera la tolerancia cero, sino una policía inserta, y que es parte inseparable, de una comunidad sin exclusiones. Y la causa es que son democracias consensuales o negociadas entre el trabajo y el capital, con un alto índice, no solamente de capital humano, una consecuencia de un alto nivel masivo de educación, sino también de capital social, cuya base es la confianza de la población en instituciones y conciudadanos, más la transparencia absoluta del poder y las transacciones.



En otras palabras, para bajar nuestras tasas de criminalidad debemos lograr el pleno empleo, que solamente es posible si damos un salto al desarrollo y disminuimos nuestra pésima distribución del ingreso que es típica, por lo demás, de todos los países en desarrollo especializados en la exportación de minerales. En otras palabras, seguir el camino socialdemócrata para acercarnos a los viejos ideales de la Revolución Francesa: "Libertad, Igualdad y Fraternidad" (el desarrollismo asiático está muy lejos de nuestra cultura).



Por tanto, sería conveniente que se incorporaran también a la campaña Bachelet personas con conocimiento de las experiencias socialdemócratas, que por ser obra de dirigentes sindicales no ha producido intelectuales. Como también que visitara la Europa gobernada por sus hermanos políticos y que contribuyera a la Cumbre Internacional sobre Democracia, Terrorismo y Seguridad que se desarrollará en Madrid entre el 8 y el 11 de marzo próximos y cuyo sitio en internet es: http://madrid.opendemocracy.net/index_es.html.








Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)