Ley larga de pesca, ¿otra ley corta? - El Mostrador

Martes, 21 de noviembre de 2017 Actualizado a las 16:34

Autor Imagen

Ley larga de pesca, ¿otra ley corta?

por 7 febrero, 2005

La secuencia de actos que se ha desencadenado, durante las últimas semanas, en la tramitación de la Ley Larga de Pesca es alarmante. Primero, el Senado envió de vuelta a la Comisión de Pesca el proyecto que intenta consolidar el sistema de administración denominado Límite Máximo de Captura por Armador, en vista por los antecedentes presentados por el senador, hasta ese entonces presidente de la comisión de pesca, José Ruiz De Giorgio, que daban cuenta que la biomasa de recursos sometidos a ese sistema de administración como la merluza común, el jurel, el langostino y el camarón nailon presentaban bajas, siendo paradigmático el caso de la primera, que bajó en un 82,5%.



Curiosamente, al Ejecutivo esta situación no le pareció digna de ser analizada y a la semana siguiente le dio el carácter de suma urgencia al proyecto. Ante la encrucijada de tener que darle una brevísima tramitación a este proyecto y el conocimiento de nuevos antecedentes emanados del Instituto de Fomento Pesquero que demostraban altísimos porcentajes de descarte (capturas de peces que se devuelven muertos al mar por no cumplir con la talla adecuada), el senador Ruiz de Giorgio optó por renunciar a la presidencia de la Comisión. Estimaba que no existían las condiciones dadas para legislar, mientras que la mayoría de esta comisión disintió de tal percepción, considerando que el estado de los recursos no tenía incidencia sobre la tramitación de esta ley. Luego, la sala del senado, en vista de estos antecedentes, decidió nuevamente aplazar la discusión de este proyecto.



Al parecer, en la conciencia del Ejecutivo no hay espacio para consideraciones relativas a problemas ambientales de la mayor gravedad y sigue imperando una visión de corto plazo. En lo que se refiere a la conservación de nuestros recursos marinos, la experiencia y la actualidad de la regulación pesquera no hacen más que llamar al escepticismo. Es que a pesar de las irrefutables evidencias, que muestran una grave disminución en la biomasa o stock de los recursos que han sido capturados de acuerdo al sistema establecido en la Ley Corta de Pesca, persiste la posición en la mayoría de los integrantes de la comisión de pesca del Senado de consolidar este sistema a través de la ley que se está tramitando e incluso ampliarlo a otros recursos no contemplados en la anterior ley.



Los hechos descritos son alarmantes, porque una vez más y no obstante la existencia de evidencias concretas y fidedignas de una situación de crisis de nuestros recursos naturales, se intentó eludir el debate y análisis que se requiere para la tramitación de un proyecto con esta importancia. Uno de los enfoques básicos en materia de estos recursos es el precautorio, que nos dice que ante indicios o presunciones de que pueda producirse un daño para el patrimonio ambiental, la falta de certeza científica sobre éste no podrá ser esgrimida para postergar la adopción de medidas de conservación. En su relación con estas circunstancias, se puede observar que no sólo hay una nula aplicación de él, sino que incluso la adopción de medidas que éste reclama no se produce ni aun cuando ya se tiene la certeza de este daño. Hacer vista gorda de estas situaciones al momento de legislar, nos va a llevar en definitiva a que se termine dictando una ley, en cuanto a sus fundamentos, corta (otra más).



Matías Guiloff. Abogado Oceana, Oficina para América del Sur y Antártica.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)