¿Fueron los iraquíes los inventores de las matemáticas? - El Mostrador

Jueves, 23 de noviembre de 2017 Actualizado a las 15:48

Autor Imagen

¿Fueron los iraquíes los inventores de las matemáticas?

por 20 febrero, 2005

Lacoin llega a la conclusión de que sólo 3,6 millones de personas hubieran podido votar en las elecciones organizadas por Estados Unidos en Irak, lo que lo lleva a determinar que los iraquíes votaron dos veces.

Un matemático francés, llamado Bernard Lacoin, dedicó algo de su tiempo libre a realizar los cálculos siguientes; los que, entre otras cosas nos recuerdan un viejo libro, utilizado en los tiempos en que se estudiaba humanidades, denominado Paradojas matemáticas.



Basado en las informaciones oficiales, se computaron alrededor de ocho millones de sufragios correspondientes a un 60% de participación en el electorado. Según Lacoin, la población iraquí se estima a unos 24 millones de habitantes, de los cuales entre 25 y 30% son menores de edad, por lo que no estarían en condiciones de votar, y un 70% nunca se inscribió en las listas de electores. La pregunta es, entonces, cuántos votos debieran haber sido computados. Lacoin llega a la conclusión de que sólo 3,6 millones de personas hubieran podido votar en las elecciones organizadas por Estados Unidos en Irak, lo que lo lleva a determinar que los iraquíes votaron dos veces.



Es, sin duda interesante esta paradoja matemática que pone nuevamente al presidente estadounidense Georges W. Bush en el asiento del rincón de la clase de los jefes de estado con un gorro de cucurucho marcado burro. Sin embargo, más interesante aún es la paradoja política de esta elección realizada entre atentados y amenazas y de la cual ya casi no se habla.



Todos los analistas sabían que la mayoría chiíta de la población iraquí se impondría facilmente ante las minorías sunita -en el poder, hasta la invasión norteamericana - y kurda, en la medida en que las elecciones fueran libres y transparentes, lo que al parecer, fuese el caso. Quedaba claro también para los analistas que la victoria chiíta no era la mejor carta para Estados Unidos en la medida en que abría el camino a una alianza estratégica entre Irak e Irán, con todo el poderío político, económico y militar que representa.



Sin embargo, adulteradas o no, matemáticamente paradojales o no, las elecciones arrojaron el resultado esperado, entregando el poder de la Asamblea Constituyente a la población shiita. Esta nueva asamblea podría inclinarse por una constitución islámica, como fue el caso en Irán a la caída del gobierno de Shapur Baktiar, con la imaginable creación de un fuerte bloque chiíta-islámico poseedor de gran parte del petróleo de la tierra, una incipiente industria nuclear y un claro anhelo de modificar el orden político internacional.



Frente a tales realidades saltan a la vista varias interrogantes. ¿Cuál es el objetivo final de la Casa Blanca? ¿El cucurucho de burro sería realmente el único símbolo de las calidades del estadista? ¿Estarían los consejeros del presidente de Estados Unidos postulando al mismo tratamiento? ¿Estará, una vez más Estados Unidos cometiendo errores similares a los de un pasado reciente que lo llevaron a ser aliados del mismo Sadam Hussein o de Osama Bin Laden?



Todo es posible en este tablero pintado de complicaciones. Sin embargo, por otra parte, se perfila la hipótesis según la cual el escenario presente y a corto plazo continuará manteniendo un precio elevado del petróleo que beneficia a los grupos económicos cercanos a Washington y que pone en jaque el desarrollo de la Unión Europea, principal preocupación presente de la hegemonía estadounidense. A su vez el precio actual del oro negro plantea serias dificultades al crecimiento económico de China, ingente preocupación a mediano plazo en los pasillos de la Casa Blanca.



Lo que parece una paradoja matemática o política, tal vez sea una jugada maestra cuyo único objetivo sea prorrogar la agonía del gigante manteniendo su poderío financiero en el planeta por el mayor tiempo posible.



Después de mí, el diluvio.



André Grimblatt Hinzpeter. Académico, escritor y analista internacional.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)