¿Dónde están? - El Mostrador

Lunes, 20 de noviembre de 2017 Actualizado a las 08:43

Autor Imagen

¿Dónde están?

por 10 marzo, 2005

Podré contar a mis nietos que estuve ahí el 8 de marzo de 2005, en primera fila en la esquina de Morandé con Moneda, para despedirme de Gladys Marín, como les contaré que estuve en rue Soufflot el 21 de mayo de 1981, también en primera fila, para ver a Franí§ois Mitterrand subir hacia el Panteón y que me perdí sus funerales, igual de emocionantes y monumentales, en enero de 1996. También les contaré que Gladys murió sin ver a Pinochet pagar por sus crímenes, y sin saber la verdad sobre la desaparición de su marido.



En esa mañana fresca de marzo, la tradición local no había fallado, y la manifestación contaba no solamente con la presencia de los órganos de prensa y televisión, sino con los vendedores de bebidas y helados que transportaban su mercancía en carros procurados por algún supermercado vecino, y también con los vendedores de rosas y claveles rojos que un par de cuadras más abajo ofrecían sus flores "para el día de la mujer" y ahora las ofrecían "para Gladys". Pues, estamos en ChileÂ…



Entre el momento cuando el cortejo fúnebre dejó Alameda y dobló en Morandé, y el paso del auto que cerraba la procesión, pasaron ni más ni menos que dos horas, sin que la densidad humana disminuyera un segundo. La prensa de la tarde hablaba púdicamente de "miles de personas", cuando una rápida estimación desde mi esquina estratégica con vista a los entornos de la Moneda me había llevado a "decenas de miles", sin contar a los que se juntaron al desfile en la Estación Mapocho, ni a los del Mercado de las flores, ni tampoco a los que ya estaban esperando en el Cementerio.



Frente a una movilización tan impresionante, que entonaba repetidamente, sin cansancio y en una sola voz, El pueblo unido, Venceremos, y el famoso Vamos mujer de la Cantata Sta María de Iquique, uno se podía preguntar qué pasa cuando hay que presentarse a las urnas. ¿Dónde están todos esos simpatizantes cuando hay que votar? Gladys Marín obtuvo un 3.19% en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de diciembre de 1999, y en las últimas municipales, "Juntos podemos" llegó a un 5.91%, en los cuales el PC recogió 2.98% de los votos para alcaldes y 4.86% de los para consejales, cifras que no se acercan, ni remotamente, a la multitud que se había juntado detrás de las banderas del partido esta mañana.



Impactante fue el hecho de ver cómo se mezclaban a los gritos "por Gladys" tantas exclamaciones contra la Concertación y contra el presidente Lagos ("Lagos, aprende la dignidad de Allende", "Lagos, aprende, la izquierda no se vende"), aunque proferidas solamente por una modesta parte de los participantes. Impactante también fue constatar que los representantes de la Agrupación de los ex-presos políticos eran los únicos presentes que llamaban a la unidad de los partidos de izquierda.



Uno se puede preguntar cómo la figura emblemática de Gladys Marín, el día de sus funerales, que también era el Día Internacional de la Mujer, logró juntar a tantos partidarios y seguidores sin que éstos pudieran ponerse de acuerdo, aunque sea un par de horas, para alcanzar los ideales por los cuales habían luchado toda su vida. Uno se puede preguntar por qué un partido capaz de juntar a tantos militantes no fue capaz de invadir la Concertación en vez de aislarse fuera de ella. ¿O es que apoyan a la persona sin votar por el partido? ¿O, simplemente, no votan?



________________



Sylvie R. Moulin, académica, cronista y coreógrafa

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)