¿Piñera por la privatización de la salud en Chile? - El Mostrador

miércoles, 25 de abril de 2018 Actualizado a las 18:49

Autor Imagen

¿Piñera por la privatización de la salud en Chile?

por 1 diciembre, 2005

En épocas electorales los candidatos suelen elaborar programas pero prefieren sólo remitirse a los aspectos que logran mayor impacto mediático. Así es como pocos ciudadanos se dan la molestia de leer los documentos programáticos, probablemente, porque las ofertas de campaña no gozan de mucha credibilidad.



No obstante, el debate político serio debiera basarse en lo que los candidatos plantean. En esta óptica, ha pasado desapercibida la propuesta -explícita en el programa de Sebastián Piñera- que conduce a privatizar el resto de la salud en Chile.



En efecto, el mencionado Programa indica que "si bien, el Auge es un avance en garantizar ciertas prestaciones de salud... las personas no tienen los grados de libertad necesarios para elegir al prestador más adecuado para su perfil epidemiológico". Resulta extraño que el candidato Piñera asevere esto en circunstancias que de 5,6 millones de chilenos -trabajadores o pensionados- que pueden elegir su seguro de salud, el 80% ha optado por el público (Fonasa) y sólo 20% de ellos eligen a las Isapres. En lugar de reconocer que el modelo ha manifestado sus limitaciones y tendencias a excluir a los grupos que justamente más necesitan de un seguro, especialmente porque las entidades privadas se ocupan fundamentalmente del lucro. En efecto, por cada 100 pesos que un cotizante coloca en una Isapre 19 pesos pasan directamente a utilidades, ventas y costos administrativos. Entonces ¿por qué se intenta fortalecer lo que los chilenos mayoritariamente no eligen?



Se propone, dice el programa de Piñera, "que toda persona tenga que contratar un plan básico que incluirá las prestaciones determinadas por el Régimen de Garantías en Salud, con sus debidas garantías explícitas y copagos". Esto es exactamente igual a lo que el Plan Auge tiene actualmente más la parte de las prestaciones que actualmente se otorgan en los consultorios de Chile incluidas en el Plan de Salud Familiar.



Es decir, el objetivo real de este planteamiento se encuentra dos líneas más abajo. Este dice: "Para determinar el aporte fiscal a las personas que no puedan adquirir el Plan Garantizado, el Estado entregará un subsidio portable por la diferencia entre el 7% del ingreso per cápita, determinado por el ingreso familiar y el número de personas que constituyen éste, y una prima de referencia establecida en base al costo real promedio de las prestaciones garantizadas".



Esta propuesta significa privatizar al resto de la salud en Chile tal como ya se hizo con las pensiones y con parte de los seguros. Más precisamente, se trata de distribuir adicionalmente todos los costos de salud de los casi cuatro millones de afiliados a Fonasa que no tienen recursos para pagar cotizaciones.



Los riesgos que tiene esta propuesta son varios, a saber:



1) Si se va a "donar" ese dinero a la gente ¿con qué financiará a los 1.200 establecimientos públicos actuales?



2) Si se argumenta que esos consultorios serán financiados con lo que la gente les deposite ¿significa entonces que los consultorios públicos deben funcionar como empresas privadas (lo que aparece congruente con la lógica del candidato Piñera)?





3) ¿Las Isapres también atenderán gratuitamente a estas personas cuando sufren de enfermedades costosas, crónicas y que no están actualmente en el Plan AUGE, como lo hacen los hospitales públicos?



Ciertamente que la propuesta tiene aún menor vialidad si nos damos cuenta que, en los últimos tiempos, el promedio de ingresos de los afiliados a Isapres aumenta y el número de cotizantes se reduce. Esto es porque las instituciones privadas no tienen interés en los más pobres ni en los más enfermos ni en los adultos mayores porque no son rentable;, es decir, si el candidato de Renovación Nacional piensa dar pequeños subsidios a los pobres el sector privado no estará interesado o rebajará la calidad y cobertura de la salud aumentando la desprotección social.



Si, por el contrario, Piñera piensa dar grandes sumas de subsidio, estaría en realidad subsidiando a las empresas ya que, como se sabe, un 20% pasa directamente a gastos no sanitarios. Todo parece indicar que la propuesta de Sebastián Piñera, por sus debilidades técnicas es, sobre todo, un llamado a privatizar a la salud pública en Chile.



_______________________________________________________________





Rafael Urriola es economista.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)