La revolución en educación que no puede esperar - El Mostrador

Miércoles, 22 de noviembre de 2017 Actualizado a las 03:45

Autor Imagen

La revolución en educación que no puede esperar

por 19 marzo, 2006

Con cierto pudor -no soy lo que llaman "experto" ni pertenezco a la Comisión Parlamentaria en Educación-, me atrevo a proponer un sentido de urgencia al debate en educación. Mi visión proviene de escuchar a cientos de personas, desde alumnos a profesores, alcaldes, concejales, académicos. También de haber sido Alcalde con una Corporación con 40 establecimientos, conocer la educación "Marista" (potente con jornada sólo en la mañana en la Básica), el concepto de distrito educacional integrado en Wisconsin, conocer buenas experiencias públicas en Argentina y España, y de haber impulsado como gerente de la Corporación Pro O´Higgins algunos programas de alta dirección e innovación pedagógicas.



Mi conclusión es simple; se ha avanzado, pero hay un quiebre recurrente a atacar de una vez: la educación de mediana calidad, fome y poco emprendedora. Es la revolución hacia el Bicentenario que requiere voluntad de todos los actores, y esperamos contribuir sobre todo en nuestro rol en la Comisión de Descentralización, dialogando con los Municipios y las nuevas autoridades. No hay mucho tiempo que perder:



1.- Fuertes distritos educacionales municipales-provinciales



Fusionar las Direcciones Provinciales de Educación con agrupaciones municipales a cargo del concejo de alcaldes, con protagonismo de las administraciones municipales con buenos resultados. Hay un juego de suma cero: el Ministerio se queja de los "Municipios con administración pobre de la educación" y los alcaldes reclaman por la falta de recursos y por el centralizador estatuto docente. La verdad está repartida: el Mineduc tiene supervisores que visitan con lo "que debería hacerse" y los Municipios tienen dificultades, pero muchos no se asocian ni practican la "descentralización apropiada", que es hacerse cargo de las competencias, hacer innovación curricular, gestionar, premiar la excelencia, etc.



Una salida, sin volver atrás en la descentralización, es crear asociaciones provinciales de educación municipal, donde los equipos técnicos de las direcciones provinciales y seremis se convierten en los asesores orgánicos (desde dentro) de la gestión educativa. Resuelve un concejo de alcaldes y tiene rol de jefe de administración el municipio con mejores resultados. Además, debe permitirse que un Municipio delegue sus colegios a otro vecino o cercano que lo hace bien. Si un Municipio grande tiene una adecuada Corporación, puede administrar un "distrito educacional municipal" mayor, con mayor autonomía del Distrito Municipal Provincial o encabezarlo.



Esto es clave; tener equipos "densos", optimizando recursos humanos de calidad, especializando y fortaleciendo ofertas ¿Tiene sentido, por caciquismo, mantener un liceo de pésimos resultados y deficitario cuando un municipio vecino cuenta con una buena "oferta"?. Nuestra respuesta es no, siendo más barato y eficiente para la "igualdad" llevar en bus a los jóvenes a un establecimiento intermunicipal de calidad.



2.- Concurso de equipos de gestión



Conozco de directores talentosos que no aceptan ir a liceos o colegios mayores, ya que no pueden elegir ni al subdirector ni al jefe(a) técnico. No están para líos ni perder el tiempo en resistencias. Sin la autoridad para crear su equipo, no corren el riesgo. Profesores del sector privado y subvencionado no se animan por sueldos de 600-700 mil pesos.



Hay que perder el dogma del sistema cerrado. Un Distrito Educacional podría, además, contratar a equipos directivos de buenos colegios particulares subvencionados o pactar con "congregaciones" diversas, para gestionar los colegios. No se toca la "carrera" del estatuto docente, pero se avanza en el paso dado por la mera concursabilidad de los directores cada cinco años. Que concursen equipos y proyectos de buena gestión (sin dejar afuera a otros "profesionales" que pueden ser fantásticos directivos)..



Una condición clave es tomar en serio los Consejos Escolar y hacer participación sustantiva de la comunidad en su escuela.



3.- Innovación en el aula



Vamos muy lentos en propagar la banda ancha, en meter el computador al aula, los juegos, la información, las tareas creativas en grupos.



Más que seguir gastando millones de dólares en infraestructura física, hay que hacer este viraje a la infraestructura en la sala. Superar la mera sala de computación, a veces guardada bajo siete llaves, con las escuelas sin recursos para tener un técnico que mantenga adecuadamente, sin lógica de gestión, sin saber aplicar los mundos de la web a las diversas materias. Ser "bloggero" debiera ser una práctica social obligatoria de profesores y directivos, por la práctica social que acarrea en diálogos sustantivos, información de calidad, y participación pro activa.



Los jóvenes están lateados en la larga jornada escolar y reclaman las "academias", el deporte, la cultura, las visitas guiadas, los juegos-competencias de habilidades y conocimientos como práctica semanal. Esto no puede ser labor de una escuela deficitaria, sino que tarea del Consejo Escolar y el apoyo sustantivo de los Distritos de Educación Municipal, donde hay que colocar los recursos frescos para toda la educación pública-municipal y no sólo el paternalismo con las "vulnerables".



Estas tres líneas, nos parecen más focalizadas y ágiles que la larga apuesta a una "nueva generación de profesores", lo que además es muy lineal en su racionalidad y subvalora a los docentes, que dan muchos más con buenas redes de apoyo, recursos y nuevas prácticas.. Hay que atrevernos al rediseño y a colocar nuevos recursos en administraciones de calidad, venga de donde vengan. Un tercio de niños y jóvenes no pueden esperar "largas marchas". Son aportes a un sano debate nacional.



_____________





Esteban Valenzuela van Treek es diputado PPD por Rancagua

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)