martes, 16 de octubre de 2018 Actualizado a las 21:00

Autor Imagen

Elecciones socialistas: con la mirada puesta en el futuro

por 21 abril, 2006

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El próximo domingo los socialistas iremos a las urnas para elegir una nueva directiva, y en este corto período de campaña se han dicho muchas cosas. Una de ellas, y que ha marcado en cierta forma el debate, tiene que ver con la posición que el PS adoptará frente al gobierno de Michelle Bachelet: lealtad versus incondicionalidad.



Al respecto sólo cabe hacer una breve mención. Se trata de un falso debate, pues quienes sostenemos que no cabe al PS ninguna otra opción que la lealtad, no la entendemos como incondicionalidad. Ser leal significa ser franco, directo, pero también contribuir proactivamente a resolver las diferencias que puedan existir. Lo que nos interesa es colaborar intensamente para generar las condiciones que permitan concretar el programa de gobierno comprometido con Chile.



Esa es la tarea del PS. Es la tarea del partido de la Presidenta. La búsqueda de diferencias artificiales con el gobierno o los intentos de sostener posiciones de "apoyo crítico" no responden a lo que el país quiere y espera de quienes apoyamos a Michelle Bachelet.

Al mismo tiempo, respaldar activa y lealmente al gobierno de Michelle Bachelet significa hacer efectivo el compromiso con el norte de esta gestión gubernamental: sentar las bases de un sistema de protección social para todos los chilenos, que asegure los derechos fundamentales en educación, salud, empleo y previsión.



Esta es la nueva agenda del Chile post-transición y sentimos orgullo al ver a una socialista, a una mujer Presidenta, liderando este desafío.



Tenemos conciencia de que esta tarea trasciende a la obra de un gobierno de cuatro años, pero lo que logremos ahora determinará el carácter del sistema protección social que tendremos. Por eso es tan importante el respaldo activo y comprometido al Gobierno, porque, en el fondo, es la lucha contra la desigualdad y la injusticia en Chile lo que está en juego.



No cabe duda de que es ésta una agenda de futuro y los socialistas debemos sumarnos con entusiasmo y convicción, porque crear un sistema de protección social tiene que ver con cómo se hacen efectivos valores centrales como los de la justicia social, la igualdad y la solidaridad. Valores que, por cierto y a propósito del 73ÅŸ aniversario del PS, forman parte medular del ideario de los socialistas desde su fundación. Por eso la agenda de este gobierno es nuestra agenda y debemos respaldarla activa y comprometidamente.



Pero también el PS tiene desafíos en su propia casa, pero no mirándose el ombligo, sino pensando en Chile.



Cuando se presentó la lista "Más Socialismo y Más Democracia para Chile" que lidera Camilo Escalona y de la que formo parte, se señaló, entre otras razones, que uno de sus fundamentos era el fin de la vieja división del PS de 1979.



Soy un orgulloso militante socialista y me siento heredero de toda su historia. Sin embargo, para el '79 tenía apenas 8 años y, por lo tanto, pienso en el desafío de renovación y modernización que el PS requiere con la mirada puesta en este siglo.



En este sentido, las tareas del PS tienen que ver con transformar su organización, sus dinámicas y su vida interna para ponerse a tono con el Chile de hoy y de mañana. Porque el PS tiene una historia y un pasado, pero tiene, por encima de todo, un futuro. Chile hoy, como lo dijo el Presidente Lagos, es mucho mejor. Chile hoy está construyendo su futuro con más fuerza y optimismo y el PS debe estar en sintonía con el espíritu de la nación.



Por ello, la próxima Dirección del PS deberá hacerse cargo de modernizar el partido y ello implica, en primer lugar, recuperar y fortalecer nuestros vínculos con las organizaciones sociales y con los ciudadanos para hacer del PS un instrumento al servicio de la gente.



Debemos también mejorar nuestra capacidad de proponer políticas públicas y de pensar el desarrollo de Chile desde los ámbitos políticos y técnicos para contribuir más sustantivamente a las tareas legislativas y de gobierno.



Asimismo, deberemos hacer un enorme esfuerzo por reinstalar territorialmente al PS en todo Chile y revitalizar los órganos regulares a todo nivel y generar espacios reales de participación para nuestros militantes y simpatizantes más allá de las corrientes de opinión.



Del mismo modo, tenemos que seguir ampliando los espacios de participación para mujeres y jóvenes. Y digo seguir porque creo que hemos iniciado ese camino. A modo de ejemplo, en las últimas elecciones parlamentarias el PS presentó 22 candidatos a diputados. De ellos a 6 mujeres (3 electas) y a 8 jóvenes (6 electos). Ello representa un enorme avance pero aún falta más, pues la meta de romper la barrera electoral del 10% en la que hemos estado los últimos 16 años es, sigue plenamente vigente y es nuestro principal reto.



En suma, lo que requerimos es un PS a tono con los tiempos y con las demandas ciudadanas, con vocación de mayoría y con una vida interna activa y diversa.



Un PS que contribuya a la consolidación democrática y a la construcción de un país que haga efectiva la vivencia de los valores de la libertad, la justicia social, la igualdad y la solidaridad.



Un PS con una institucionalidad que funcione y que cumpla con ser canal de diálogo ciudadano y actor relevante de estabilidad y respaldo a nuestro Gobierno y de cumplimiento del programa que la gente respaldó mayoritariamente.



Esto es, a mi juicio, lo que está en juego en las elecciones socialistas del próximo domingo. De ahí la importancia de contar con una conducción capaz de dar al PS la fuerza y gobernabilidad necesaria para acometer con éxito todos estos retos.



La lista que encabeza Camilo Escalona es la continuadora de la actual Mesa Directiva que tengo el honor de integrar, y cuya gestión ha sido, francamente, exitosa. La clave de su éxito ha estado en su capacidad de integrar y, especialmente, en generar una nueva mayoría que puso fin a los agrupamientos derivados de la división del '79 con la mirada puesta en el futuro.



_________________________________________________________



Marcelo Díaz. Diputado. Vicepresidente Partido Socialista de Chile.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Krassnoff

Envíada por Rodrigo Reyes S | 16 octubre, 2018

Cartas al Director

Noticias del día

TV