sábado, 22 de septiembre de 2018 Actualizado a las 02:04

Autor Imagen

El puente de Chiloé y Escondida: ¿Expansiva o Regresiva?

por 9 julio, 2006

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Economistas de la Concertación han criticado a los ministerios del área económica y particularmente a Hacienda, calificando la política económica como conservadora. El neoliberalismo fue asumido por las economistas de la Concertación que lo habían criticado en Dictadura, muchos de ellos participaron en el primer gobierno de la Concertación y siguen participando como Foxley y Ominami. Otros, luego de trabajar en el gobierno trabajan para los bancos extranjeros y para las empresas extranjeras que se apropiaron de las empresas del Estado. Con Lagos, todavía actuaban economistas críticos a la Dictadura, que después adhirieron al neoliberalismo - Eyzaguirre, Rodríguez Grossi y otros.



En el gobierno de Michelle Bachelet, se dio un paso adicional en la línea conservadora. Los ministros del área económica: Hacienda, Economía, Minería y Obras Públicas, no se adhirieron al neoliberalismo, son formados en el neoliberalismo en Estados Unidos. Crearon 'Expansiva', pero su accionar y sus políticas son 'regresivas'



Este grupo 'expande' el conservadurismo y frena la economía: 'Expansiva' es 'Regresiva'. Los sectores exportadores - no mineros-, pierden competitividad. Los medios destacan que los exportadores de fruta "cierran difícil temporada por caída de precios y tipo de cambio bajo". Sectores que producen para el mercado interno pierden mercado frente a las importaciones, disminuyen las ventas inmobiliarias. La desocupación crece y se acerca al 10%. Este grupo es el que manda, el que tiene el poder. La presidenta Michelle Bachelet está en una 'jaula de hierro'.



La última gracia del grupo 'Regresiva', es no cumplir los acuerdos de Frei y de Lagos, compromisos políticos de Presidentes de la Republica, no sólo frente a los habitantes de Chiloé, sino que frente a todo Chile. Este tipo de compromisos son los que se deberían 'honrar', palabra usada con tanta solemnidad en este último tiempo.



En relación al puente, utilizan el mismo método de evaluación que aplicaron con los estudiantes, al comparar con gastos sociales. Deberían comparar con los 1.000 millones de dólares que costaron los dos submarinos recientemente adquiridos por Chile.



Un argumento central es que 'no hay recursos' y esto es completamente falso. Los excedentes del cobre captados por el Estado en los últimos años y en el presente año, suman más de 15.000 millones de dólares. En los próximos 3 años, -período que requiere la construcción del puente-, los excedentes del cobre captados por el Estado serán en torno a 10.000 millones de dólares anuales, de acuerdo a los precios futuros, - menores a los actuales. En total, los excedentes captados por el Estado serán 45 mil millones de dólares, que equivalen a 64 veces el costo de la construcción del puente. Si se trata sólo de financiar el subsidio a la concesionaria, digamos 300 millones de dólares, los excedentes captados por el Estado en el período considerado son 150 veces el valor del subsidio.



Con el 30% de estos recursos acumulados de los excedentes que capta el Estado, se puede financiar lo que corresponda del puente y financiar programas en salud, vivienda, obras públicas, no sólo en Chiloé, sino en el país.



Con la mentalidad de los 'Regresiva Boys', no se hubiera construido en Chile la carretera Panamericana; en Francia la Torre Eiffel: en Roma, el Coliseo. En Egipto, las Pirámides. Nunca se pensó en la rentabilidad. La explotación del trabajo humano en diferentes etapas de la historia de la humanidad, todavía rinde grandes y permanentes recursos a las economías de Francia, Egipto e Italia. El aumento del metro cuadrado en la Isla de Chiloé financia varias veces el costo del puente y podría constituirse también en una obra que pase a la Historia. El ex ministro Etcheverry y muchos dirigentes de la Concertación han señalado que de todas maneras en algún momento el puente se construirá.



El conservadurismo y la regresividad del grupo Expansiva, ha acentuado el accionar de la Concertación. Es blando con los de arriba y duro con los de abajo. Las empresas privadas del cobre, -entre 2005 y 2006-, tendrán utilidades operacionales por cerca de 30 mil millones de dólares. En los próximos 3 años se acumularán por lo menos, 45 mil millones de dólares adicionales, estimados en base a los precios futuros, según los informes de Cochilco.



Lo que sí debería revisarse, es la legislación del mal llamado royalty, que se elaboró cuando los precios del cobre estaban bajos. Cuando se discutió el 'royalty', los expertos del gobierno, estimaron precios de largo plazo del cobre menores a 1 dólar. Todos los gobiernos anteriores a la nacionalización del cobre, realizada por Salvador Allende, modificaron en 42 oportunidades acuerdos anteriores porque resultaban perjudiciales para el país. .



Ahora sucede lo mismo. Más aún, si se confirma que con el mal llamado royalty, los recursos captados por el Estado serán menores a lo que se hubiera captado con la legislación anterior. El mal llamado royalty contempla un nuevo impuesto de 3 a 5 por ciento: Pero el impuesto anterior se disminuyó en 7 puntos porcentuales. Ambos operan sobre bases tributarias diferentes.



Pero lo central es que el royalty se discutió cuando se estimaban precios de largo plazo menores a 100 centavos. Con los precios diarios actuales, superiores a 350 centavos de dólar y el reciente cálculo de Cochilco, de que el precio promedio anual de 2006 será de 3 dólares la libra de cobre, las bases del acuerdo cambian radicalmente.



Las empresas extranjeras están obteniendo utilidades muy grandes, porque se apropian del cobre, del oro, de la plata y del molibdeno sin pagar por el valor que ellos tienen en el yacimiento, a pesar de que la Constitución señala que "las minas son de dominio absoluto, exclusivo, inalienable e imprescriptible del Estado chileno".



Este también es el tema central de la actual huelga de los trabajadores de la Minera Escondida. El Convenio anterior en Escondida, se firmó cuando el precio del cobre estaba en tono a 70 centavos. El Convenio Colectivo en la Compañía Minera Andina, contempló un Bono relacionado con el precio del cobre, que en tres años hasta ahora les ha rendido a cada uno de los trabajadores 5 millones de pesos anuales. Es decir, 15 millones de pesos entre el Convenio Colectivo anterior y el que se firmará en los próximos meses. Esto es lo que justifica el aparente elevado Bono solicitado por los trabajadores de Escondida., quienes no incluyeron un Bono relacionado a precio del cobre en su Convenio anterior. El Bono solicitado de 16 millones de pesos, debe por lo tanto interpretarse como un Bono precio de dos años anteriores y de término de Conflicto.



En 2006, las utilidades de Escondida serán de 7.000 millones de dólares. El costo de la planilla salarial completa del Sindicato es menor a 70 millones de dólares. Es decir, los trabajadores captan una cifra tan pequeña, que equivale solamente al 1% de las ganancias de Minera Escondida.



Las utilidades de Minera Escondida salen del país. En cambio, los ingresos de los trabajadores y el incremento de ingresos que obtendrán por su movimiento, se gastan en Chile y particularmente en la Segunda Región de donde los mineros extraen el cobre que exporta Escondida.



Las reivindicaciones de Chiloé, se pueden solucionar con una parte pequeña de los excedentes del cobre que el gobierno de Chile invierte en el exterior, apoyando las economías de otros países. Las reivindicaciones de los trabajadores de Escondida se solucionarán captando una mínima parte de las grandes utilidades que Escondida envía al exterior. Ambas situaciones están emparentadas por el cobre, principal riqueza básica del país, es decir, por el 'sueldo de Chile' como lo llamó el Presidente Salvador Allende.



_______________________________



_________________________________________



Orlando Caputo. Economista Universidad de Chile, Investigador de Cetes y del Grupo de Economía Mundial de Clacso y de la Redem.

Graciela Galarce. Economista Universidad de Chile, Magíster en Ciencias Sociales - Flacso, Investigadora de Cetes.












Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Plazos MOP

Envíada por Enrique Álvarez Jaque | 22 septiembre, 2018

Cartas al Director

Noticias del día

TV