¿Quién está detrás de Hizbolla? - El Mostrador

Miércoles, 21 de febrero de 2018 Actualizado a las 12:23

Autor Imagen

¿Quién está detrás de Hizbolla?

por 30 julio, 2006

Hizbolla, el grupo en el corazón del conflicto libanés, es la mano mora con la que Irán espera satisfacer su ambición de ser una superpotencia y expandir el Islam por el mundo.



"Uds. son el sol del Islam, la luz del universo" es la manera como Muhamad Katami, el mullah que fue presidente de Irán hasta el año pasado, describía al Hizbolla la semana pasada.



"Invito a los creyentes a esperar buenas noticias" decía el pasado martes el presidente de Irán Mahmoud Ahmadinejad, "pronto seremos testigos de la destrucción del Estado sionista".



¿Cuáles son los lazos entre Hizbolla e Irán? El año 1982 Irán prácticamente no tenía influencia en el Líbano. La burguesía shiita en el Líbano tenía estrechas relaciones con Irán solo mientras gobernaba el Shah y su reacción fue de franco horror con el advenimiento de los clérigos que crearon la República Islámica.



Es en esa época cuando el embajador de Irán, un mullah radical, Ali Akbar Mohtashamirpour decide abrir una rama del Hizbolla (el partido de Dios) en el Líbano.
El fin era naturalmente establecer en el Líbano una República Islámica. Cientos de Mullahs, guardias revolucionarios y "educadores" fueron despachados a Beirut.



Al cabo de dos años, varios grupos en el Líbano, incluyendo algunos con pasado marxista, se habían incorporado al Hizbolla y se constituyeron en la fuerza que se oponía a la ocupación del Israel, después de la expulsión de Arafat y su OLP en 1983.



El terror ha sido la principal arma del Hizbolla. En la década de los 80 Hizbolla raptó más de 200 extranjeros, la mayor parte de ellos norteamericanos o nacionales de Europa Occidental (Incluyendo a Ferry Waite, enviado del Arzobispo de Canterbury). Organizó el rapto de aviones civiles e inventó los atentados suicidas, asesinando a más de 1.000 personas incluyendo 241 marinos americanos que estaban en misión de paz y 58 paracaidistas franceses.



Concluida la guerra Irán-Irak, Irán encontró otros usos para su mascota. La reorganizó, potenció e inició operaciones de baja intensidad contra Israel, buscando el apoyo del mundo musulmán.



El 2000, cuando los israelíes evacuaron la franja de seguridad en el Sur del Líbano, Teherán presentó el hecho como la primera victoria del Islam sobre el "campo sionista-cruzado".



Irán aprovechó la oportunidad para difundir por todos los medios a su alcance, y afianzar el mito: "Ninguna ideología secular, llámese panarabismo, socialismo, comunismo, sirve para liberar el territorio árabe. Ni una pulgada ha sido abandonada por los cruzados sionistas cuando los han enfrentado con esas ideologías. El islamismo, a través del Hizbolla había alcanzado una total victoria en el Líbano".



Desde el año 1984, el Hizbolla ha creado ramas en más de 20 países. En ninguna parte se ha igualado el éxito de Hizbolla a la del Líbano, pero la admiración por este movimiento terrorista ha cundido entre otros movimientos, aun no islámicos, por la manera como ha combatido a Israel.



La operación no le ha costado a Irán más de 1.3 billones en dos décadas, cantidad bastante modesta si se considera las entrada que obtiene Irán por el petróleo, especialmente en la actualidad.



De acuerdo a las estimaciones de Naim Kassem, el número dos en Hizbolla, el partido se maneja con un presupuesto anual de unos 300 millones de dólares, la mayor parte de los cuales proviene de negocios de propiedad del partido. Ellos incluyen bancos, compañías de seguros, agencias de viajes, etc. Las armas, especialmente cohetes vienen gratis desde Irán



Hizbolla es un estado dentro del Líbano. Controla el 25% del territorio nacional. Ha impuesto la Ley Islámica a los 400.000 habitantes que están bajo su control. Todos los programas de estudios y textos escolares provienen de Irán.



Hizbolla tiene sus propios medios de información que incluyen un canal de televisión satelital, Al Manar, que se recibe en todo el mundo árabe, cuatro estaciones de radio, diarios y revistas, además de una editorial. Aplica la Sharia en sus tribunales de justicia (ley islámica) y opera sus propias fuerzas policiales, cortes y prisiones.



En el territorio regido por Hizbolla, las semejanzas con la ciudad shiita sagrada de Qom saltan a la vista: Hombres con largas barbas y albornoces, mujeres vistiendo en forma obligatoria el hijab, retratos gigantes del supremo líder Ayatolla Ali Kameini y del fundador de la revolución, Komeini. No es sorprendente que Hizbolah describa ese territorio como "Dar-al-Iman" (Casa de la Fe).



Exactamente ese es el modelo para Occidente. Irán espera la llegada de una especie de Mesías, al cual llaman el 7ÅŸ Imán, que impondrá el Islam a todo el mundo. Los países estarán todos regidos por la Sharia (leyes y formas de vida que emanan del Corán) e Israel es solo el primer obstáculo a eliminar para seguir luego con todo el resto de los "cruzados". Mientras tanto, se ayuda al advenimiento del nuevo orden matando fieles e infieles. No olvidar que en la Galilea es donde vive la mayor parte de los árabes-israelíes, y es justamente ahí donde caen la mayor parte de los katiushkas de Hizbolla. Total qué importa: si Irán llega a lanzar una bomba atómica sobre Israel, morirán árabes israelíes, árabes palestinos, y árabes jordanos. Y la radiación se extenderá por todo el Oriente Medio y Europa para el regocijo de Alá. Detengámonos a pensar en el asunto un momento. Y la clara conclusión es que la situación en el Líbano nos afecta y nos afectará mientras la marea reaccionaria islamofacista, apoyada por nazis y "progresistas" se extienda más y más.



Los atentados suicidas y no suicidas están apareciendo en Occidente, cada vez con mayor frecuencia. No le servirá de mucho a Rodríguez Zapatero arropado en una kefiye, proclamar su solidaridad con Hizbolla cuando el Islam reclame Andalucía y Sevilla. Quien quiera informarse, solo tiene que leer la prensa árabe en árabe, en la que nadie esconde intenciones: debe derribarse todo lo que represente libertad, democracia, ciencia, todas cosas perversas proclamadas por sus Imanes como inventos de los judíos.



Temblad los diferentes: cristianos, judíos, budistas; el Islam viene. Y esta aparentemente pequeña guerra en el Líbano es solo un comienzo; en algún momento Occidente percibirá que debe luchar por mantener los espacios de libertad que tanto han costado ganar.
__________












Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)