¿Puede un mapuche arrendar sus tierras? - El Mostrador

Miércoles, 17 de enero de 2018 Actualizado a las 16:19

Autor Imagen

¿Puede un mapuche arrendar sus tierras?

por 25 agosto, 2006

En El Mercurio del domingo recién pasado, se denuncia el arriendo que personas mapuche estarían celebrando sobre las tierras adquiridas por el Estado para ellos. Algunas autoridades públicas han aparecido dando las explicaciones del caso, anunciando investigaciones y eventuales acciones legales. ¿Puede un mapuche arrendar sus tierras?



Antes, por favor, déjeme dar una idea, un prejuicio sobre cuál debiera ser el objetivo de la política pública sobre los Pueblos Originarios: su inserción a la comunidad nacional y mundial, con un profundo arraigo en su propia identidad como pueblos, es decir, en su identidad colectiva.



Esta realidad nos presenta un problema: si usted no está inserto en la comunidad, no accede a los bienes necesarios para desenvolverse en ella y si no tiene esos bienes, no puede acceder a la comunidad tampoco. Éste círculo vicioso, sólo puede romperse interviniendo el actual estado de cosas, cambiándolo, alterando las "igualdades" existentes.



Ello no es ninguna novedad, la dotación de capital social y humano, ha sido desde siempre, asunto de política pública, es decir, de Estado, de intervención en la realidad.



Lo anterior nos recuerda que en países mestizos como el nuestro, los Pueblos Originarios pervivieron y, normalmente, no fueron exterminados, bajo el objetivo público de ser integrados, por la vía de hacer desaparecer sus rasgos identitarios propios, e incorporarlos a la "civilización". La ya centenaria tradición de política pública chilena no fue la excepción. Ese proceso afectó necesariamente la identidad de los pueblos. Ser parte de la comunidad supuso, bajo esa idea, perder lo propio, dejar de ser mapuche, o aymara, o rapa nui.



Pero ese designio ha cambiado. Yo tengo la sensación de que el principal aporte que las políticas públicas han hecho a los Pueblos Originarios, desde 1990 hasta la fecha, es de capital social. Veamos.



Uno de los aspectos fundamentales de lo que llamamos capital social es el "pegamento" que vincula a las comunidades, y en nuestro caso, al aparato público con la base social.



La base social indígena, los Pueblos Originarios de Chile, tienen un ancestral acervo de desconfianza hacia las agencias públicas con las que, dicho sea de paso, hace poco más de un siglo, en el caso del Pueblo Mapuche, estaban en guerra. Cambiar ese acervo -que se intensificó en la dictadura, la que quiso disolver a las comunidades indígenas- supuso actos políticos concretos.



Patricio Aylwin, dialogó con los Pueblos Originarios como actor colectivo y político en el histórico momento de la recuperación de la democracia. Cumplió su promesa de crear las instituciones necesarias para el desarrollo de una política de Estado en torno a sus asuntos. Ricardo Lagos concibió de este mismo modo a los Pueblos Indígenas y reconoció pública y políticamente que la construcción de la República se hizo sobre la reducción territorial y cultural de los primeros habitantes de Chile. Y esas palabras no fueron vacías. Hoy se ha enriquecido el patrimonio territorial indígena en medio millón de hectáreas y sólo en el período de Lagos, en doscientas mil aproximadamente.



Pese a las cifras, creo que resulta restringido ver los hechos de la última década y media en términos cuantitativos. Hay que comprender que estos diálogos, estos gestos políticos y estos hechos concretos han, espesado, enriquecido y fortalecido el pegamento que vincula a la sociedad chilena con sus Pueblos Originarios. Esto ha sucedido porque hay más confianza y más vías de cooperación y diálogo.



Existen grandes asuntos pendientes, pero el proceso político de los años noventa y la primera mitad de ésta década, ha generado instituciones que nos permiten profundizar en el capital social ganado (sobre todo en lo que a participación política de los Pueblos Indígenas se refiere) y abordar, ahora sí con perspectiva de política pública "dura", los grandes desafíos que aun hay en lo que respecta a capital humano.



Por eso, cuando con la habitual falta de agudeza para estos asuntos, nuestro decano de la prensa, aborda con "profundidad" los eventuales arriendos de tierras mapuche y cuando algunas autoridades públicas "toman el guante", dando unas explicaciones innecesarias, da la sensación de que alguien está "errando el blanco".



Perdón. Está pendiente la cuestión del título de esta columna. Bueno, la respuesta está en la ley indígena (ley 19.253 art.13). Ábrala en el artículo referido y verá que hasta un niño que sepa leer podrá responderla.



___________________________________



Alexandro Álvarez. Abogado

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)