¿El domingo es un día para descansar? - El Mostrador

Viernes, 15 de diciembre de 2017 Actualizado a las 09:42

Autor Imagen

¿El domingo es un día para descansar?

por 17 septiembre, 2006

El conflicto en torno a la apertura de algunas sucursales bancarias los días domingo se ha resuelto desfavorablemente para los trabajadores.



A pesar de que a comienzos de mayo del presente año, la Dirección del Trabajo multó a cinco sucursales que abrieron el fin de semana en un mall capitalino, posteriormente el Ministerio del Trabajo tuvo que aceptar los dictámenes de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, SBIF, que favorecían la apertura de los bancos.



El artículo 35 del Código del Trabajo que asegura el descanso dominical para todos los trabajadores entró en conflicto con la Ley General de Bancos, priorizándose el articulado de esta última.



Finalmente, la Corte de Apelaciones de Santiago rechazó el recurso de protección presentado por la Confederación de Sindicatos Bancarios de Chile en junio pasado contra la SBIF.



La pregunta que surge espontáneamente es: ¿por qué algunas sucursales bancarias deben abrir los domingos?, ¿por qué se debe sacrificar el descanso legal y "natural" de los trabajadores y trabajadoras que se desempeñan en esta actividad?



Las respuestas entregadas por los grupos de interés son sencillamente increíbles y retratan fielmente el actual escenario económico de nuestro país, una economía que no crece como debería crecer y una fuerza laboral desgastada, estresada y triste.



El presidente de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF), Hernán Somerville, ha sostenido que los bancos abrirán y seguirán abriendo los domingos, aportando parte de nuestra cultura criolla al debate.



Los argumentos esbozados por la industria apuntan hacia una mayor bancarización del país, esto es la posibilidad de que personas de menores recursos puedan acceder a créditos de consumo durante los fines de semana y a la creación de mayores empleos para jóvenes y mujeres, los grupos más golpeados con la desocupación.



Sin embargo, todos los argumentos adolecen de rigurosidad técnica y sólo intentan justificar lo injustificable.



Las utilidades conseguidas por la banca el año 2005 ascendieron a $778.020 millones y durante el primer semestre del 2006 ya alcanzan a $457.378 millones. Se están obteniendo rentabilidades sobre el capital y reservas como nunca antes en la historia (21,5%).



Estimaciones del Deutsche Bank para los sistemas bancarios en diferentes países, concluyen que el sistema chileno es donde se registra una mayor tasa de diferencia entre lo que le cuesta a los bancos obtener financiamiento y lo que le cobran al público al colocar esos recursos. Los retornos por las comisiones cobradas a las personas corresponde a uno de los ítems que entrega mayores beneficios a la banca.



Además, en los últimos siete años el sistema financiero ha incorporado 235 sucursales, sin embargo, se han reducido 4.500 puestos de trabajo, en pocas palabras, menos personas deben ejecutar una mayor carga de trabajo, lo cual, técnicamente se conoce como polifuncionalidad.



En relación a la profundización de la entrega de créditos de consumo para los grupos de menores recursos, la argumentación es aún más débil. Actualmente el nivel de endeudamiento de los hogares chilenos llega al 50% del ingreso imponible y los bancos ligados a las principales tiendas comerciales (Banco Falabella, Banco Ripley y Banco París), son quienes han obtenido las rentabilidades más altas, precisamente entregando créditos a estos sectores.



¿Habrá que abrir el día domingo para aumentar los niveles de endeudamiento?



¿Por qué se tiene que abrir el día domingo para atender a las personas que de lunes a viernes trabajan y no pueden acceder a los bancos, pasando por encima de la Constitución de la República y el Código del Trabajo?



Recordemos que el último reporte Prices and Earnings 2006, del banco suizo UBS, constató que Santiago de Chile, es la séptima ciudad en que más horas se trabaja en el mundo, con 2.077 horas al año. Considerando este triste récord, ¿se deberían abrir algunas sucursales el día domingo, para atender a aquellas personas que no alcanzan a realizar sus trámites en la semana?



O sea, habría que agregar más carga laboral a quienes laboran en la banca porque quienes trabajan en los demás sectores productivos tienen una jornada tan extensa que necesitan el fin de semana para realizar sus trámites. Se resuelven los problemas de excesivas horas de trabajo, agregando más horas de trabajo a un sector específico. Una gran contradicción.



Los empresarios de la banca han sostenido que durante los días domingo, se recurre a personal alternativo al que trabaja en los días hábiles y que sólo se llevan a cabo labores promocionales. Sin embargo, se ha comprobado que se realizan operaciones bancarias normales y con cajas abiertas y que es imposible que una sucursal abra sus puertas con personal inexperto o subcontratado.



El tema central es que Chile no cuenta con un proyecto país claro e inclusivo. Algunos hablan de la urgencia de un nuevo pacto social, otros piden mayor diálogo social y un grupo de personas demandan profundizar la democracia.



En Chile, la filosofía del bien común no tiene alcances prácticos y por tanto la calidad de vida de los trabajadores y trabajadoras y la posibilidad de realizar vida familiar queda supeditada a los requerimientos de la empresa privada.



Que miopes, que cortoplacistas. Nuestro país se está farreando la posibilidad de saltar al desarrollo y seguir creciendo. Trabajadores cansados, mal pagados, descontentos y estresados como lo demuestran las estadísticas se han convertido en el gran cuello de botella de la economía nacional.



El Banco Mundial, ya lo advirtió a fines del 2004, las sociedades muy desiguales crecen a tasas más lentas. El garrote ya no sirve. Se requiere construir urgentemente un país donde la gente esté contenta y pueda realizarse como persona. Que la banca abra el día domingo claramente va en una dirección contraria. Necesitamos salir del subdesarrollo.



_______________________________



Marco Kremerman. Observatorio Laboral

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)